viernes, febrero 04, 2005

revelacion de abuso sexual...

Antes del viaje a Europa, mi familia decidió hacer una fiesta de despedida. Ya saben como son las familias de pederas. Total, se juntaron todos mis tíos y tías en casa de mis jefes pa´ cenar y chupar sabroso. Las tías platicaban de que si las muchachas que les ayudan con los bebés, que si las nanas, que si las niñeras, etc. No faltaba la tía ricachona que decía que ella había puesto cámaras en la casa y grabado a la enfermera que le ayuda con los niños y había resultado un amor. Otro tío dijo que él había tenido una sirvienta que le jalaba los pelos bien pinche y que lo bañaba con agua helada. Contaron un caso de una enfermera que golpeaba viejitos y que había matado a uno de un mal golpe. En eso, que mi apá le dice a mi amá:

- Pues no te acuerdas de Lupita, mi amor... Cuando Guffo estaba chiquito...

- ¿Lupita??? Qué Lupita??? -respondió mi jefecita extrañada

- Lupitaaa, ¿no te acuerdas???. La que se la chupaba a Guffo.

NO MAAAAAAMEEEEN!!!. Todos se cagaron de la risa ante la cara de pendejo que puse. Los tíos empezaron a madrear con que qué me podría haber chupado la Lupe si la tenía del tamaño de un pivote de pelota playera.

- No, es en serio... ¿a poco no te acuerdas, m´ijo???

- (Seguía yo con mi cara de pendejo)...

- Aaaay, sí... pinche vieja -saltó a defenderme mi jefecita -Guffo nunca quería quedarse con ella y no me decía por qué, hasta que un día me escondí y vi que Gustavito le decía ¨Es que tu siempre me la chupas cuando se va mi mamá¨.

Uuuuts, hasta jotillo salí, porque por lo visto, no me gustaban los jales de la Lupe. Chingao, por qué no me dijeron eso antes. Pude haberles presumido a mis amigos de la secu que ya había tenido sexo con una mujer y los hubiera dejado con la cara de pendejo que puse yo al enterarme de las marmoteadas que me daba la Lupe. Juarjuar, no mamen, fui abusado sexualmente de morro y yo ni en cuenta. De plano que no me acuerdo de ni madres de eso por más que intento traer de vuelta el recuerdo de Lupe, mi primer amor juarjuar. Pinche Lupe enfermita, le gustaba la que escupe. Dice mi jefa que después la Lupe terminó en un psiquiátrico. Escucho a lo lejos los aplausos del padre Maciel y su sucesor Corcuera, felicitándome por este post.

12 comentarios:

pUpPe dijo...

:S Guffo... Ahora sí que no sé... Felicitarte o decirte que mala onda??? Eso sí, che Lupe gandalla.
Salu2.

NUMBASFLOYD dijo...

AAA que Lupe tan cabrona!, a mi me toco algo parecido, la "muchacha" que nos cuidaba al momento de que se iban los Jefes me hacia meterle mano y darle unas limadas alla abajo, la corrieron por "amiga de lo ajeno" Good Ol' Times!

César Mendiburu (BMF) dijo...

lo mismo en mi caso, y hasta una vez nos puso en bolas a mi y a una prima a hacernos cositas


nomas que a mi si me dio mal pedo en la cabeza... cortesía de la catoliquisima educacion que recibi de pequeño.

Huevo dijo...

Juar juar juar!

No mames! y yo que me creia precoz, chale, ora preguntale a tus papas por la otra sirvienta, la que te metia el dedito, juar juar juar!

Rox dijo...

jajajaja che gente enfermita. saluditos :)

Anónimo dijo...

Pues que bueno que no te acuerdas, eso es para que veas el efecto que causas a las mujeres desde el nacimiento,

Papasito estas bien chulo
Cuidate
Acuerdate que te amo

Khali

Guffo Caballero dijo...

Oiga, Khali, usté me sonrroja. Muchas gracias por sus piropos y por las cosas tan bellas que me dice. Saludos.

rolandog dijo...

Pues, eso si... en realidad no se si es asunto de felicitar o de ponerse a pensar...

pero podemos estar de acuerdo en una cosa: que chingue a su madre Lupita.

Manuel dijo...

Juar juar juar...Yo hasta grande me tiré a la gata, maese. De un culazo esplendido y movedor. Aca, generosa la cabroncita. Le traia ganas, y un día que me quedé en casa, entre semana, le hablé para que entrara a mi habitación. Yo estaba desnudo bajo las sábanas, y le dije: ¿Que hiciste de desayunar?

Tenía cara de sacada de onda, me levanté, en pelotas, y le dije: a ver...vamos a ver que hiciste...la ruca, espantada, se fue casi corriendo. Regresó como a los diez minutos pa pegarme un wawis de campeonato...snif

Lástima que ya se fue la cabrona...juar juar juar

RichArien dijo...

pues no mi buen Guffo.. la verdad que no es de quejarse el asunto, malo el día que su jefe le diga a su jefa:
-Oye.. te acuerdas del Maestro de Guffo?
-¿cual?
-El que se la dejaba ir toda y ni cremita se ponía.

JAJAJA.. ESO, ESO mi buen guffo si sería mucho peor. jajajaja

Julio dijo...

Eres un fenómeno. Lo cuentas muy guay. Escritor de primera, qué leches de cuarta o quinta (no dices nada de en qué posición te pones de escritor)

Hay muchas expresiones que me chocan, porque soy español, pero caen muy bien. Parece que lo de güey debe ser como aquí "tío", o algo así.

Un saludo, genio!

Anónimo dijo...

que pedo contigo, pinche degenrado.....pero te envidio