viernes, enero 21, 2005


Nunca falta el viejillo huevón que su única chamba es darle de comer a las palomas cagonas de los parques; pero estos personajes son necesarios porque si no, yo no podría tomar fotos culturosas. El pinche perrillo joto que acompaña al anciano, en vez de corretear a las palomas y afinar su instinto de caza, se quedaba ahí nomás como pendejo viendo como se tragaban su pan. Por ahí también merodeaban unos zopilotes, pero se me hace que esos no iban por el pan sino por el que lo estaba aventando. Posted by Hello

2 comentarios:

mario* dijo...

La foto del viejillo de las palomas es requisito imprescindible en el portafolio de todos los pendejos aspirantes a fotografo o estudiantes de comunicacion. Solo le gana en importancia la foto que es LA FOTO de las morras fotografas artisticas con pretensiones... si, esa foto... La foto de sus propios pies.

Chilo guffo, ya empece bien el dia, haciendo corajes como se debe!

César Mendiburu (BMF) dijo...

la FOTO es:

Niños con rasgos indigenas descalzos en el centro historico de la ciudad.

en blanco y negro pooooooooooor supuesto