jueves, enero 20, 2005

guffo tv...

Recuerdo mi fugaz y pedorra aparición en televisión. Era el año del 97 y un camarada jalaba en el pinchurriento canal 2 de Monterrey. Me dijo que necesitaban un caricaturista para un programa de futbol con el Tirititito Bermudez y "sobres!!!", dije. Las televisoras son tan culeras que piensan que te están haciendo el favor por sacarte a cuadro y que están obligadas a no pagarte a cambio de hacerte famoso. Pero como yo me paso la fama por donde las arañas tejen su nido, pedí sueldo. Y ni un pinche 5 recibí en 2 años. Además yo ni quería salir a cuadro porque me ponía rete nervioso y empezaba a tartamudear, a sudar y una vez hasta me rasqué los huevos del nerviosismo estando el programa al aire. Chingao. Ya me imaginaba yo utilizando mi fama para beneficio personal: "No se lleve mi carro, oficial; salgo en la tele, soy el que se rascó los huevos en cadena nacional". Ni pedo, ese incidente y lo del sueldo lo tomé por el lado positivo y me puse a jalar. El mayor pedo era que a mi no me gusta el futbol, que no sé ni madres de futbol y es un tema que me lo paso por las verijochas porque me vale madres quién gane o pierda porque yo no gano ni pierdo nada con 22 cabrones persiguiendo un balón. Pero me puse a ver futbol, a leer futbol, a comer futbol, a cagar futbol. Y me seguía valiendo madre, nomas que la raza que iba al programa pensaba que era yo todo un aficionado del balonpié y me estaban chingue y chingue con que les diera mi pronóstico del partido y que cómo había visto el partido y que si los jugadores y que a quién le iba. Recuerdo sus caritas de desilusión cuando les dije que no le iba a nadie y que el futbol no me gustaba; fue como si les hubieran dicho que la Lorena Herrera también caga y se echa pedos. Algunas personas me reconocían en la calle y me saludaban, otros se encabronaban por la caricatura que había echo echándole pestes a su equipo. Una vez el Tomas Boy estaba bien encabronado y me mandó decir que le bajara a mi pedo. Y a mí, me seguía valiendo madre el pinche futbol. De plano yo siento que no podría ser famoso; la paupérrima fama que tuve me cagó. No podía creer que al final del programa la raza se acercara a pedirme autografos a mí. No maaaames!!!, es como pedirle un autógrafo al puñetas del novio de la Ninel Conde, ese imbécil que la golpea pero su libro favorito es La Biblia. Y ahí estaba yo con mi cara de pendejo repartiendo sonrisas, firmando balones y playeras de niños que se la pasaban jode y jode con que les hiciera un dibujo. Total, el programa terminó y yo me pinté de colores.

4 comentarios:

Manuel dijo...

jajajajajajajaja no mames...tengo taaaanto tiempo que no me rio con un pinche blog...carnal, es usted uno de los mejores blogs que he leido en mucho tiempo: gracioso y sin pretenciones. Sigale asi, y si un dia se le sube lo mamon, creame que le voy a cagar el palo...

juar juar juar...que pinche risa...sobre todo con las madres de los compas...jajajajaja

Rox dijo...

jajajaja chales, me cae que cualquier vato sale en la tele. jeje, no te creas, tu si eres chido.

saludos :)

mario* dijo...

Como me cagan esos programas de futbol de una pinchi hora de "analisis futbolistico", hubieras dibujado puras escenas bien gore, sangre en la cancha y futbolistas zombies.
Lo peor son los comediantes del futbol, como pini ramones y su compañero que no se que es lo que hacen ni porque les da risa.
Los taxistas en monterrey te ven bien raro cuando les dices que no le vas a ningun equipo. COmo que sienten ganas de bajarte ahi mismo, pero luego piensan en la feria y luego ya no saben que cara poner.

Big John dijo...

Visted you blog and will check back again have a site related to espn futbol mexicano , that you might be intrested in its all about,

espn futbol mexicano

Well got to go, I will be back.