miércoles, diciembre 24, 2008

Se nos espantó el sueño durante la madrugada. Me paré a miar y regresé corriendo a meterme en la cama. Mi peso y el jaloneo de las cobijas la despertaron, aunque intenté ser delicado. Le pedí perdón y sonrió. Me confesó que ya estaba despierta: que mis ronquidos la habían levantado minutos antes. Sonreí y le volví a pedir perdón.

Ya no dormimos. Platicamos un chingo.
Podía distinguir su sonrisa y su mirada atenta en la penumbra.

“La igualdad de derechos y oportunidades para mujeres y gente de raza negra se creó con el único fin de cobrarle impuestos a la otra mitad de la población mundial. Todo lo que parece bueno en realidad tiene un trasfondo macabro”.

“Espero que todos los pinches mocosos que hayan visto Wall-E hayan captado el mensaje y lo ponga en práctica cuando dominen el mundo. ¡Qué peliculón!”.

“No te dije… ¿Te acuerdas del Starbucks que pusieron a lado de la casa donde viví de niño? Bueno, pues lo van a cerrar. Ojala quiebren todos a chingar su madre. ¿Que se van a perder muchos empleos? ¡Qué bueno! A ver si así la gente aspira a tener mejores trabajos y a crear empresas que compitan contra la mierda gringa que nos imponen”.


Rió varias veces. No sé si le gusta que esté peleado con el mundo o simplemente le dan ternurita las pendejadas que digo.

La luz de la mañana clareó el cuarto. Los soles negros de nuestras retinas se encogieron un poco y una lagaña transparente en medio de mi ojo hizo que viera puntitos de colores en el aire.

-Así quisiera que fuera el resto de mi vida –dijo.
-¿Cómo?: ¿que fuera navidad todos los días?
-N´ombre, güey, ja ja ja… Así: sin hora para dormir, sin plática que haga falta, sin hora para despertar… Con ningún compromiso que cumplir.

Sonó la alarma del despertador a la media hora. Lo bello dura poco.
El viento apagó el bóiler por la noche. Nos vestimos temblando y sin bañar. Ella se fue a hacer sus pendientes laborales. Yo manejé al negocio con un gallo en el poco pelo que tengo, decidido a ser el campeón en ventas de cajas de cartón navideñas. Decidido a que, algún día, nuestros días sean así, como ella dijo.

12 comentarios:

gaby dijo...

cursi cursi cursi

un beso y un abrazo :)

Anónimo dijo...

no solo impuestos. al duplicar el personal ocupado lo que hacen es pagar menos de la mitad por los mismos trabajos que antes. es una simple cuestión de oferta y demanda. por eso una familia de hoy vive peor. en 1950 con el sueldo del marido vivia bien una familia de 12 (3 adultos y 9 mocosos). hoy trabajando 2 no pueden vivir bien una familia de 4 (2 adultos y 2 mocosos). todos trabajamos más y ganamos menos. las únicas beneficiadas han sido las corporaciones y el gobierno, esas si han mejorado sus ingresos.

pd. el tercer adulto no era el sancho, no sean pendejos, era la abuela, que muy comunmente podia vivir con su hija. hoy sobra la cabrona porque no alcanza el dinero ni el espacio en las putas casitas de juguete.

chinguen a su madre la navidad

djk dijo...

muy jeliz naviyá mi estimado guffo, pasasela chingoncillo con los mas queridos, cuidese y un enorme abrazo :)
ps: una chela pa su salud!!!!

Nina dijo...

felicidades si por navida pero no por navida ,jejej es decir si entendieramos el verdadero sentido de esta fecha, no se trata de regalis ni esas jaladas sino de pues de lo q hace uste de estar contentos en la vida, de ser coherentes ,de disfrutar los detalles de nuestra vida diaria por eso digo q felicidades no por esta fecha sino en general por lo q es uste, a y claro, besis!! jejej

El Gera dijo...

inchi guffo suertudo...

tienes quien te escuche y se ria con tus comentarios madrugadores...

Saludoss!!

Julio C324r dijo...

Las charlas en la cama revelan lo mucho o poco que va a durar el "resto de la vida juntos"

Guffo Caballero dijo...

Disculparán lo mal escrito de mis textos y los errores gramaticales, pero no he tenido chance de dedicarle el tiempo que se le debe dedicar a un escrito para que no quede tan chafo. si de or sí, dedicándole tiempo a veces quedan mal, jaja.
Nos vemos el lunes.

Ana dijo...

Eres el único que puede poner las palabras "bello" y "miar" en un mismo post y hacer de lo cotidiano una historia excepcional.

Toncho dijo...

Aplausos Guffo, como siempre, un escrito original de una situación cotidiana. Me gustó la historia de navidad ¿qué onda con eso? ¿Y el Winnie Pooh? ¿Ya fue todo?

Anónimo dijo...

Cuanto me cobras por meterme la verga??

Soy mujer. Dont be so flamer.

Ai me avisas aqui mismo porque me da pena poner mi mail. potque hay muco loco caliente.

phantom dijo...

Chido por compartir tus vivencias y transportarnos a tus lugares, colores y personas. Sigue escribiendo, da gusto leerte.

Zyanya dijo...

Bukowski me a traido aqui, que buen cortometraje