martes, mayo 23, 2006

un colchón es un desierto

Noto algo raro al tirarme a huevonear en la cama. Ese pozo que se estaba formando en el lado izquierdo está desapareciendo. Ahora más bien parece un perfecto desierto sin dunas; plano y desolado, sin nada interesante que ver a la redonda. Desde el lado derecho de la cama, reposando mi cabeza sobre una montaña de tres almohadas, contemplo la lontananza del colchón, esperando que en su horizonte de sábanas blancas salga tu rostro, como lo haría el sol en el filo del océano que corta el horizonte de esta esfera de planeta. El hueco que formaba tu cuerpo está desapareciendo, mi mano no me engaña: acaricia delicadamente tu espacio y ya no está esa abolladura sobre el colchón que llenabas tú. A veces pongo las almohadas de ese lado -del izquierdo- e imagino tontamente tu cara y me dan ganas de besar toda la noche a las almohadas, jaja. A veces me pongo de ese lado -tu lado- y acaricio la curvatura que ha dejado mi peso en el edredón, imaginando que es la tuya y que vendrás a llenarla otra vez. Mis ronquidos ya no tienen coro de acompañamiento ni compás ni tono. El sonido del ventilador me arrulla, pero no es lo mismo que tus ronquidos, aunque digas que no roncas y te reías cuando te lo decía de madreada. No es lo mismo tener calor en las noches durmiendo sólo, que a tu lado. Me gustaba perder el sueño contemplándote en la hora menos imaginada de la madrugada, sin que te dieras cuenta. Me acuerdo que una vez te despertaste como a eso de las cinco y te asustaste porque yo te estaba mirando fijamente, jaja, como un loquito o un depravado, jaja. Pero cómo evitarlo. Me gustaba no poder dormir porque mis ojos se negaban a cerrarse porque no llenaban de tanto verte ni de tanta belleza. Eso sí, esperando siempre que la luz de la mañana nos revitalizara para empezar el día amando; amor a primera hora del día, mientras todo el mundo se preocupaba por las noticias del noticiero de las 8:00 y el tráfico vehicular para ir al trabajo. Pero ya la cama es un desierto, y las temperaturas de esta ciudad hacen que me lo crea. Vuelvo a mi lado derecho de la cama y acuesto mi cabeza sobre las tres almohadas. El lado donde ibas tú es como una de esas carreteras por donde no pasa nadie, como la zona del silencio o donde se aparece el chupacabras. Veo el horizonte de sábanas blancas, que se ve lejanísimo a pesar de ser una cama matrimonial, y tu rostro no emerge por ningún lado, como lo haría el sol en el filo donde se corta el mar y el cielo.

Este es un pequeño homenaje a Fabiola, por todas esas veces que la hice enojar sin querer con todas las pendejadas que escribo en este mugrero de blog. También es un agradecmiento por ser ella la culpable de un chingo de días felices -más de 1000-, por los viajes espirituales y físicos, los aprendizajes, los colores y olores que agregó a mi vida y por engrandecer y enriquecer mi universo. Por las emociones y sensaciones nuevas, por no haberme dado abasto con tanto cariño, por mutar mi corazón y aparecer como seis más en mi pecho (y todos para ella) y, sobre todo, por comprobar que el amor sí existe y no es un mito.

Nos vemos...

23 comentarios:

EL MATUTE dijo...

Enhorabuena Gustavo, no se achicopale, un abrazo chingon!!

elvis dijo...

hay que echarle pa'lante compadre!! no hay mas!!!

paz y buena vibra

MEOW dijo...

y es que todos sabemos querer, pero pocos sabemos amar...
che compadre por eso eres mi compadre favorito

Besos

flacoman dijo...

Yo se que no le gusta que lo escriba, pero que grande es usted maestro. Grande.

Hechele ganas maestro. Todo tiene solución.

eltax dijo...

así o más empelotado!!!

ANIMO Guff!

cuándo se arma el dominó!?

Poly dijo...

LLevar agua al desierto, aunue sea titanico. A veces con un vaso lleno de ron y crefresco de ola ayuda ver receta en: http://labtox-02.blogspot.com/2006/03/induccion-de-citocromo-p-450.html

Saludos cordiales

Poly.

Masiosare dijo...

Oiga, compa Guffo. A lo mejor ando perdido, pero... ¿terminó su relación con la Fabi, o es mi imaginación? Es que no recuerdo haber leído que haya terminado, y el corte del Post, y de los comments, me lo parece.

Licenciada dijo...

aquí estoy yo mi Guffo!!!

Quien le quiere a ver? quien le quiere??? una sonrisitaaa no se me achicopale!

gente es lo q sobra en este mundo pa querer!

Besotes!

El Tremendo Juez dijo...

Animo mi guffo....hasta la parte mas pinche del amor es bella, custa trabajo pero uno se repone...

te mando un abrazo.

RichArien dijo...

Madres.. no mames, eso si es bien doloroso y ni me lo digas guffo.. yo tenìa a Tania... la mujer que màs he adorado en toda mi vida, 4 años junto con ella, un viaje a Europa... y ya no està mas a mi lado.. y todo por las pendejadas de la gente.

Padrenatas dijo...

A mi mis úlimos problemas amorosos me llevaron a una puta depresión que me duró como seis meses, no salía de ella. Tú ya sabes que hacer carnal, de seguro no es la primera vez que te pasa y debes saber que la persona nunca se te olvida, pero aprendes a vivir sin ella.

Si sientes dolor, no lo reprimas déjalo fluir (recuerda la sabiduría de los Ángeles Negros)y no busques a otra mujer, que lo único que vas a lograr es darte color que la otra persona no está, lejos de olvidar, recuerdas una ausencia.

Pues le mando un abrazo compadre, ni modo estas cosas son inevitables.

Guffo Caballero dijo...

Muchas gracias sinceras a todos. Es una bronca de ya hace tiempo, pero no había escrito sobre ella. Quise escribir porque siento que no le di la importancia que merece a Fabiola en este espacio y quería aprovechar para pedirle una disculpa y un honesto arrepentimiento por todas las veces que la hice encabronar escribiendo pendejadas, pudiendo escribir todos los días acerca de ella. Así somos los humanos de idiotas, nos damos cuenta de nuestros errores una vez que ya está esparcida toda la caca. Bye bye.

ARACELI G.P. dijo...

Bueno Guffo, se percibía que no estabas ya con ella, y no sé cuáles fueron los motivos de su separación, pero creo que con el tiempo (quizá un poco más del que ya ha pasado) el verdadero amor sale avante, y a mi me latía como pocas cosas me laten que el de ustedes era amor del bueno.

¡Ánimo!

Eratóstenes Horamarcada dijo...

Esos momentos de hueva siempre son la ocasión de hacer los más fabulosos descubrimientos. Saludos.

Farra dijo...

ahora si se me salieron las de cocodrilo, pues aveces ni las paladras mas bonitas ayudan a que uno se sienta mejor, el tiempo es el mejor aliado para este tipo de cosas, ciertamente como ya se dijo, ya se olia algo como un espacio entre los dos, y bueno, estoy seguro de que ambos van a estar bien, siempre hay una buena razón para que las cosas pasen, aunque en el momento no se pueda uno salir de cuadro para ver "the big picture", aqui estamos eh! saludo a los dos.

Raquel dijo...

Que bonito!! Me encanto...

cano... dijo...

confirmaste mis sospechas gufelerz, solo queda mirar para adelante y atesorar todos esos bellos momentos y sentimientos del pasado. Mira adelante y un abrazote.

saludos compz.

Yohanna Jaramillo dijo...

hey , guffo cómo andamosoye pero dime una cosa ,una persona tan inteligente como tú,cómo puedes tener amigos de esa clase tan baja, y te digo esto por los comentarios que últimamente, esos tales batianos,que ni conozco, me han dejado en mi blog.. en fin, gufo, a mi me encantaslo que escribes y seguire leyendote,
Saludos.
Yohanna Jaramillo

gabytaris dijo...

Snif snif!!!

Lindo el homenaje a la Fabis

Saludos, un abrazote y ánimo mi buen guffiño

Guffo Caballero dijo...

Mil gracias de nuevo a todos. Chido que me lean y chidos sus escritos de aliento. Aquí andamos leyéndonos. Saludos.

CHAD dijo...

compi, a falta de mi insporacion como usted la tiene, le voy a robar parte de su post: "ella la culpable de un chingo de días felices -más de 1000-, por los viajes espirituales..." de aqui para delante, puedo compita?

Guffo Caballero dijo...

A huevo que sí, compadre, no se preocupe; escriba, ame y vencerá. Snif.

beateli dijo...

cuando uno escribe de esa manera es porque realmente era el amor de tu vida, si estas todavia a tiempo lucha por ese amor porque los humanos somos tan estupidos e idiotas que cuando tenemos el verdadero amor lo dejamos ir, si ya no lo puedes recuperar mantlo asì como tu verdadero amor.
saludos