lunes, mayo 15, 2006

fragmento

Pos espero que ya pa´este diciembre salga el librillo que estoy escribiendo o, de perdido, Sancho Clos me traiga esas pantunflas a control remoto que le pedí. Gracias a los que me están echando la mano con dinero, tiempo, material, distribución, mentadas de madre e ideas, las cuales no utilizaré pa´que no me digan copión. Por eso ya casi no he posteado, snif; pero aquí les dejo un fragmento sin correcciones de la "novela" (uy sí) corta que lleva tentativamente por nombre "Nebraska", a ver si les gusta:

Mi padre tenía este cliente que le dejaba mucho dinero pero le ocasionaba crisis de ética profesional. Alguna vez lo escuché decirle a mi madre que lo que estaba haciendo no estaba del todo bien. Mi madre, mientras limpiaba un montón de frijoles, le respondió que no tenía nada de malo, que ese era su trabajo y que no se sintiera mal. Cuando entré en la cocina cambiaron el tema de conversación, y mi madre me dijo que le ayudara a quitarle las piedritas a los frijoles. Recibía sus llamadas siempre después de la media noche, una o dos veces por semana. Yo escuchaba desde la oscuridad de mi cuarto cuando mi madre lo despedía y mi padre bajaba las escaleras, cerraba la puerta con pasador y encendía el auto. Algunas veces iban a recogerlo a la casa. Yo me daba cuenta porque la ventana de mi cuarto se iluminaba y proyectaba cuatro cuadros de luz en el techo. Oía llegar un vehículo en plena madrugada del que bajaba una persona. El automóvil siempre se quedaba con el motor en marcha y las luces encendidas, pero el motor no era tan ruidoso como el del coche de mi padre. Tocaban discretamente en la puerta de mi casa con un objeto metálico, una llave o una moneda, y mi padre ya estaba despierto esperando sentado en la cocina. Abría la puerta, saludaba, cerraba con seguro, subía al misterioso carro y arrancaban. Mi cuarto quedaba otra vez en penumbra. Algunas veces volvía a quedarme dormido, otras veces no podía y permanecía despierto hasta que escuchaba el fuerte rugido del motor retumbando en la cochera o a que la ventana de mi dormitorio se iluminara y reflejara los cuatro cuadros de luz en el techo. Siempre eran dos o tres horas después cuando llegaba de vuelta a casa. Lo oía abrir la puerta, subir las escaleras y entrar a su cuarto donde lo esperaba mi madre; algunas veces dormida y otras tantas despierta. Recuerdo una vez que mi madre estaba en el hospital por un embarazo complicado. Sonó el teléfono en la madrugada y mi padre fue a mi cuarto. Me despertó cariñosamente y dijo que lo tenía que acompañar al trabajo porque mi mamá no estaba porque yo iba a tener una hermanita.

21 comentarios:

EL MATUTE dijo...

Pa diciembre? Felicidades mi buen, excelente noticia, creame que sin duda sera un bestseller,al menos en la comunidad blogera. Le mando un abrazo y tenga un excelente inicio de semana.

CHAD dijo...

Espero esta noticia si sea verdad y no ocmo la del canibalitum que solo me choreo y jugo con mis sentimientos.

Oiga, yo quiero que me autografie mi copia de su libro por favor. Me cae de madres que yo pago el envio de alla pa'ca. Ande, diga que si compilla.

La neta no lei su fragmento por que prefiero leerlo de un chingadazo ahora que me lo entregue firmado.

Saluches y buenas vibras!

Guffo Caballero dijo...

Gracias, jeje. Pos más que nada es un capricho que me voy a cumplir y que quiero hacer desde hace mucho tiempo. Es más un proyecto personal que uno editorial (snif, porque las grandes editoras dicen que no sé escribir y que escribo como niño de 5 años, chusma chusma, prrrrt!). Ahí les aviso cuando lo tenga. Saludos a todos.

Farra dijo...

ya decìa yo ue tenias que hacer algo con respecto a esa manera de escribir, oye, y a que se dedicaba el padre, era carnicero?

Farra dijo...

Ah, por cierto, a los fans nos los vas a autografiar?

Princesa dijo...

últimamente me he vuelto fan de leer este blog (me escucho como todos los demás verdad??) en fin, siempre me alegro el día en la oficina leyendo de cuando en cuando una de las múltiples aventuras de tu niñez o todas esas cosas locas que te vienen a la mente... gracias...

Poly dijo...

Desde ya (como dicen los argentinos), yo quiero apartar mi copia incluido autográfo y demas menesteres, para que cuando seas muy famoso lo pueda heredar a mi hija y con ello page su maestría o doctorado en donde le de la gana.

Ya en serio me apunto con una de las primeras copias.

Saludos cordiales

Poly

Guffo Caballero dijo...

Muchas gracias por los comments. Pos lo tendrán que leer cuando salga, jeje, es que no quiero revelar mucho de la trama porque si no, luego ya no lo van a querer leer o van a decir "uy, este librajo es el blog del Guffo pero impreso", jeje. Saludos a todos y estamos en contacto.

manuel dijo...

¿Quien lo va a ilustrar?
Ahí se de un caricaturista mas o menos.

Saludos

marquito*... dijo...

yo creo que un tal Guffo???

Masiosare dijo...

¡SÍGUELE! ¡SÍGUELE! ¿y luego que pasó? Más vale que salga acá en Hermosillo, Compa.

La Babylimoncito dijo...

holaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
ya no me quiere el ojazo verde , buuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu

Pleia dijo...

Me dejaste en suspenso... tendremos que esperar a fin de año?
Avisa y ya tendrás una lectora más.
Saludosssss!

Anónimo dijo...

Tan jodido estás de comentarios, que abriste el de anónimos das pena wey.

SAMANTHA CORONADO dijo...

HOLA:

HACE TIEMPO YA QUE QUERIA ESCRIBIRTE, HE LEIDO CASI TODOS TUS POSTS Y DIGO CASI PORQUE AUN ME FALTAN, PERO ESPERO PONERME AL CORRIENTE CON TODOS A LA BREVEDAD POSIBLE.

EN LO QUE HE LEIDO HAY OCASIONES QUE LEES MI MENTE O QUE COMO NIÑOS COINCIDIMOS EN NUESTRAS VIVENCIAS, AUN DE ADULTOS SEGUIMOS COINCIDIENDO EN VARIAS. COMO DICE UNA DE MIS CANCIONES PREFERIDAS TANTOS SIGLOS, TANTOS MUNDOS, TANTO ESPACIO Y COINCIDIR.

ESTE ES UN AGRADECIMIENTO A TI POR ESAS HORAS DE RISAS, LAGRIMAS, REFLEXION Y BUENOS MOMENTOS QUE ME HACEN PASAR TUS POSTS, SIGUE ESCRIBIENDO ASI NOS HACE FALTA EN EL MUNDO GENIOS COMO ICEMAN Y TU.

CON RESPETO Y ADIMRACION


P.D. ESPERARE EL LIBRO, SERA MI REGALO DE NAVIDAD

HAMLET dijo...

Chido Guffo, espero que tu libro cuente con todos los ingredientes con los que sazonas este blog. Y que tu sueño de publicar ese libro se haga realidad. Sé que tendrá éxito al menos entre los que te leemos. Lo espero con ansia para ver que onda con ese trabajo tan misterioso en el que andaba tu papá.

Luis Luna dijo...

Donde me anoto pa pedir uno?

Felicidades Guffo! Hechele ganas.

Luz dijo...

yo si leí el fragmento...

Ojala y pudiera comprar tu libro. Suerte.

el mangos dijo...

orale carnal pues como que te posteas el otro fragmento nada mas para saber en que chambeaba el papa del morro. ya despues compro el libro cuando lo vendan.

cano... dijo...

UNO CALIENTITO RECIEN HORNEADO PARA TIJUANA POR FAVOR!

eso si, autografiado para cano.

cineto dijo...

qué fue del libro? Ya existe?