jueves, mayo 04, 2006

pequeño cuento de terror

Los eventos extraños comenzaron a suceder aquella noche que soñé lo del McDonalds. Soñé que llegaba hambriento y a media noche por una hamburguesa. El estacionamiento estaba vacío; mi coche era el único. Entraba en el McDonalds y ordenaba en la caja. Mientras pagaba, volteaba para atrás y me daba cuenta de que las mesas estaban llenas de personas: hombre, mujeres y niños. Me parecía extraño, pues no había carros afuera. Volteaba para el estacionamiento y mi auto era el único. Volteaba de nuevo hacia las mesas del establecimiento y todos los clientes me miraban fijamente a los ojos. Ahí fue cuando desperté.

Quemé unos discos de música en la computadora y estuve todo el día escuchándolos en el coche mientras hacía mis vueltas de trabajo. En la noche, de regreso a mi casa, decidí pararme en un McDonalds para cenar. Ordené en la caja y me dieron mi comida de inmediato. Tomé el periódico y lo leí mientras cenaba. Despegué mi vista de una noticia interesante cuando escuché de fondo una canción de Oasis; una que había escuchado horas antes en el coche y que había quemado en uno de los discos. Volví a mi lectura, pero me fue imposible seguir leyendo. Me concentré en la música de fondo del establecimiento. Algo andaba mal. Algo extraño estaba sucediendo. Algo realmente inexplicable me inquietó. El orden de las canciones que se escuchaban era el mismo de las que traía en uno de los discos. Era imposible; una coincidencia que rayaba en lo sobrenatural. Me levanté y fui a la caja. Ahí estaba el hombre que me había atendido minutos antes. No sabía qué decirle, estaba realmente desconcertado y mi explicación parecería la de un loco.

-Oye… este… disculpa: ¿quién puso el disco ese que se escucha de fondo? Es que quiero saber el nombre de una canción -le dije.

-No es un disco –me respondió el empleado-, alguien programa varias canciones en la mañana y las deja correr todo el día en la computadora, que está conectada a las bocinas del restaurante.

En eso, la música dejó de escucharse. Le di las gracias al hombre y volví a mi lugar. Recogí la charola y deposite la basura en el contenedor. De pronto, la música de fondo comenzó a escucharse de nuevo. Era una canción de The Wallflowers; justamente, la número uno del disco que traía en el coche. La piel se me puso de gallina. Volteé a ver al empleado de la caja: me miraba inmóvil y fijamente a los ojos, con la sonrisa más macabra que he visto en mi vida.

29 comentarios:

Kabeza dijo...

Aaaaaaay güey!, No manches Guffo eso sí asustó... hoy dormiré con la luz prendida.

kindos dijo...

ayyy nanita!!! y eso que no se te movio el payasito ronald que esta sentado en la banca, ten cuidado dicen que es bien culebro.


--------------------------------
kill your favorite blogstar

Juanelo dijo...

orale, esto del payasito ronald si esta de miedo....

pero mas miedo me da ver el tamaño de esas hamburguesas...

saludos compa guffo

Dr. Enrique Saldivar dijo...

Buena historia, y si medio de miedo, seguro que no te dieron la hamburgesa con hongos. Saludos y interesante blog. Caricaturas muy buenas.

angello dijo...

yo prefiero ir al carl´s jr, pero la neta si he estado muy tentado a ir en la madrugada con una uija y sentarme a jugar a lado del muñeco de ronald mac donalds, uyyyy, TU ERES CHUCKY.

betote dijo...

tanto tanto como para asustarme no, pero si esta medio sobrenatural la casualidad o causalidad.... digo a mi me ha pasado en un par de ocaciones pero no tan grueso como lo relatas, ya que fueron muchas coincidencias, el mcdonalds y varias canciones..... chido seguro existe una explicacion logica, pero es mejor desecharla por que se siente mas rico pensar que es algo fantasmal y del otro mundo

slaudos

cano... dijo...

casi me hago pipi, si cierto, huebieras puesto que el payasito que siempre esta sentado afuera en las bancas te miraba fijamente junto con el empleado del mostrador mientras te subias a tu coche.

-sonido de chelos y violines*

La flaca dijo...

por eso siempre he dicho que las hamburguesas del mcdonald estan malditas!!

Chingasatt dijo...

Es el ingrediente secreto de las macburgeres!!!!
Chido cuento de horror, maese Guffo

marquito*... dijo...

pa mi que le hecharon algo a tu burguer...

de seguro llegaste a tu casa con dos que 3 cajitas felices y ni cuenta te diste

Anónimo dijo...

chale ke meyo...yo por eso prefiero las burguer king o de plano con el guero, el wey de la eskina (de guero no tiene nada, semos bien prietitos los dos)...y ke hubiera pasado si...no mejor no ya empeze a debrayar, postea más dibujines Guffo, saludos desde el defe.

Isolda dijo...

Chaaaaaaaaa qué miedo. Eso te pasó por haber ido a consumir a una franquicia gringa y no "apoyar" a los "paisanos" jajajajaja chale

Saludos

ARACELI G.P. dijo...

¿Y esto fue cierto o es un maravilloso invento de tu imaginación?

Guffo Caballero dijo...

Jajajaja, claro que es puro cuento, nada de esto sucedió en realidad, sólo el sueño ese del principio que la verdad si me levantó de la cama de un susto. Saludos a todos y buen fin de semana.

kindos dijo...

Chequense este link:

http://ecuador.indymedia.org/es/2002/11/885.shtml

Estan chiras las leyendas urbanas en torno al payasito en la banca.
hasta la policia tuvo que intervenir :lol

--------------------------------
kill your favorite blogstar

Masiosare dijo...

Buajajaja. ¡Órale, compa! Esta “paique” el cuentito. Ilústralo ¿no?.
Pero si fue un sueño o si paso en realidad “solamente la mano peluda”

CHAD dijo...

Esto de la blgueada lo esta dejando bien loco compa.

Lo que le aconsejo es que siga dandole duro a los post para que siga escribiendo tan poca madre como siempre.

Cuidece de esos McDonalds que son el diablo vuelto comida de plastico.

Saluches!

Poly dijo...

Estimado Guffo:

El cuento no esta mal, la historia interesante, las hamburgesas de Macdonals ¡Guacala!, me gustan mas las de hamburgesas Reales (las del Rey ingles) que por cierto las ultimas que me comi en compañia de unos buenos colegas, las pague con mi tarjeta bancaria, pensando en que los del King se amolarian conmigo pues pronto se acabaria el mundo. Y justo es decirte que acaban de aparecer en mi estado de cuenta las susodichas, lo que mas lamento es que el mundo aun no se acaba y yo sigo "endrogado" hasta a la manitas (que tengo alzadas por enzima de la cabeza, asi que vele buscando la forma de hacernos un cuento explicando porque no se ha acabado el mundo como nos lo predijiste hace unos post aneriores. :)

Saludos endeudados.

Poly

(PD. Despues de expicarles a los del banco tu post y mi situacion, ellos estubieron de acuerdo conmigo y generosamente han cancelado todas mis deudas, a cambio, me pidieron el post incial y que luego les lleve la segunda parte.)
Saludos recuperados.

Poly, otra vez.

Guffo Caballero dijo...

¡Buen fin de semana para todos!!! ¡Gracias por los comments, estamos leyéndonos!!!

dijo...

Muaja-ja-ja-já... sentiste meyo.

Licenciada dijo...

Éso te pasa por comer en Mc Donalds

Sivoli dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Sivoli dijo...

Chido cuento, maese Guffo.

No le había leído nada de terror. Me imagino que todos encontramos alguna vez alguna idea espantosa de algo ordinario... lo chido es como lo describe. Ya sabía yo que si uno lo "personaliza" añadiendo elementos ordinarios, conocidos y comunes a la mayoría el efecto es más juerte (de "juerza" sobrenatural)

Bueno, mucho rollo. Chido el cuentito.

perea dijo...

Mi testimonio:
El martes en la madrugada soñe que chocaba para no atropellar a un niño que estaba jugando con su jefe. El miercoles a las 16.30 me chocaron ahi por la uni.

Sivoli dijo...

y eso que?


chale.

Rox dijo...

macdonads is evil!!

VIVE dijo...

tienen razon cuando dicen las hamburguesas dan mejo con su tamallo. hey maybe es una muchacha quien hizo el tape y tienen mucho en comun.

Paola R. dijo...

Hola...aqui visitandote... oye esta fregon tu cuento... y la verdad si da miedito... en una de esas, capaz que Mc Donald's hasta envie mensajes subliminales haciéndote creer que sus hamburguesas son grandes!!!...
saludos...!!!!!

Anónimo dijo...

=O
osea,de qe algo ai,algo ai
qe miedo!
io me muero si me pasa algo asi,t prometo!