miércoles, junio 07, 2006

el feeling de un niño

Adrenalina pura el un dos tres por mí y salvación por todos mis amigos; eso si que era pinche adrenalina y eso sí que era un acto heroico digno de cargar a cualquiera que lo logrará en hombros. El vértigo al mirar el suelo de tierra colorada desde lo alto de una resbaladilla. La eterna caída libre al saltar de un columpio en marcha. Meter bien los pies en la cama para evitarles tentaciones a los monstruos que viven debajo de ella. Construir palacios y cuevas con los cojines del sillón de la sala. Saltar desde una barda con una bolsa para tambos de basura como paracaídas. Llorar días por la muerte de una mascota. Trepar a un árbol para bajar el freezbee atorado. Agüitarse todo el mendigo día porque el papalote se enredó en un chingado cable de teléfono. Buscar insectos bajo las piedras. Intentar volar con una toalla amarrada al cuello. Llevar una dieta a base de puros Fruti Loopis y Cheetos. Ejercitar el cuerpo pateando botes de plástico y huyendo del perro del vecino al recuperar el balón que se metió en su patio. Encontrar el camino siguiendo una hilera de hormigas. Caber en una hielera donde cabrían 60 cervezas. Regaños maternos detonados por collares de tierra alrededor del cuello. Tallones de pasto verde en las bolsas traseras del pantalón. Parches con forma de balón de soccer en las rodillas. Pasteles de lodo decorados con hojitas y flores. Beber agua del único globo sobreviviente en una guerra con globos de agua. Fabricarse una barba blanca con la espuma del shampoo Caprice que tiene una etiqueta en donde sale una niña con cabello bien bonito. Bolsillos y calcetines agujerados. Preferir el migajón del pan al pan. Reportes por uñas largas. Castigos por orejas y zapatos sucios. Meter vasos con refresco al congelador y esperar pacientes la magia del raspado casero. Que nos prohíban la cocacola y ver telenovelas. Hacer tarea de caligrafía. Preferir el agua de tamarindo, tuba o chía sobre cualquier refresco embotellado de manzana o naranja. Meterse todos los chicles del paquete y masticar hasta que la quijada duela. Enamorarse de una botarga o un dibujo animado o de la que tocaba el pandero en "Los Neptunos", la banda de Mandibulín…
Hacernos lo suficientemente gigantes para girar el mundo al otro lado y volver a pensar y sentir así y que la vida sea una eterna borrachera con rompope.

Y ahora, otro momentito retro con una cancioncita que me gusta mucho:



Powered by Castpost

15 comentarios:

¨Lady Macbeth¨ dijo...

snif snif ... me acorde de cuando buscaba caracoles en las plantas del jardin de mi abuelita =´´( luego los ponia en el lavadero y esperaba a k salieran, bueno luego me daban askillo pork eran grises y babosillos pero a pesar de eso me gustaba sacarlos de la tierra hehehehe habia unos mui pekeñitos
adiosiito *<=D

angello dijo...

chingado guffo, tienes el raro don de ponerme nostalgico cuando en medio de la borrachera nocturna mas prendido ando. chido este post, me recordo a mis tiempos de niñez, de iguanas, colibris, rifles de postas y armadillos.

El Tremendo Juez dijo...

haz posteado tantos recuerdos y tantas cosas que me sucedieron igual o parecidamente. cosas que yo tambien hacia. seria que yo tambien vivia en cumbres en mi niñez?....

saludos guffaxo

CHAD dijo...

Me he dado cuenta que este blog es tan chingon que no tiene enemigos, nadie viene a mentar madres, o a hacer un chat de cuarta, hasta los comentadores anonimos se portan bien a todas margaritas.

Ademas de los excelentes post de siempre. Este ligar me llena de tranquilidad.

Pura buena vibra...

Rulex dijo...

A mi tambien me hiciste recordar varias cosas, desde los palacios y cuevas con los cojines del sillón, volar con la toalla amarrada en el pescuezo, saltar de un techo con una bolsa de basura (sombrilla de jardin en mi caso), etc. etc.

Y es cierto, nadie pone peladeces!, ojalá dure asi.

Licenciada dijo...

creo q... voy a llorar :(

pinchis recuerdos

samantha dijo...

lo confirmo tantos siglos, tanto mundo, tanto espacio y coincidir.

yo no vivi en una gran ciudad, pero la casa de mis papas tiene una enorme huerta con arboles frutales, asi que era mi enorme universo, tanto y tantos recuerdos, como me hubiera gustado seguir siendo niña, ahi nada se complicaba.

gracias por compartir

un abrazo desde slp

marquito*... dijo...

chingado... apenas comienza el dia y ya voy a empezar con mariconeos snif snif

gratos recuerdos, somo todos tan diferentes pero tan parecidos

buen dia mi Guffo

Anónimo dijo...

ME HAS HECHO RECORDAR TANTAS COSAS BELLAS DE MI NIñEZ QUE JUSTO HOY QUE CUMPLO AñOS ME HACEN PONERME MELANCOLICA , COMO EXTRAñO JUGAR CON MI HERMANA A LA CASITA DEBAJO DE LA MESA DE LA COCINA O MEJOR AUN TENIAMOS UNA PRIMA QUE VIVIA COMO A MEDIA HORA CAMINANDO DEL BASUDERO MUNICIPAL Y RECUERDO QUE NOS IBAMOS CAMINANDO A BUSCAR DISQUE TESOROS Y ARMAMOS UNA CASITA SECRETA EN ESE LUGAR EN EL QUE GUARDAMOS NUESTROS TESOROS, MI PRIMA AUN CONSERVA UNA PIZARRA CHICA Y UNA PAñOLETA ROJA CON BOLITAS BLANCAS ,QUE TIEMPOS AQUELLOS EN LOS QUE NUESTROS PADRES NOS DEJABAN SER LIBRES Y NO SE PREOCUPABAN POR ROBACHICOS O POR VIOLADORES PORQUE CREEME QUE AHORA YO NO DEJARIA ANDAR A MIS HIJOS EN ESOS LUGARES Y MENOS SABIENDO AHORA TODAS LAS CLASES DE ENFERMEDADES QUE HAY Y AHORA QUE LO PIENSO ,DE VERDAD QUE ESTABAMOS LOCAS MIRA QUE IR A RECOGER BASURA EN VEZ DE JUGAR CON NUESTRAS BARBIS Y MUñECAS ,PERO BUENO COMO LO DISFRUTE .

Guffo Caballero dijo...

Lady: Mis amigos cuando veían caracoles les echaban sal los muy cabrones.

Tremendo: Ah, órale. ¿Por dónde vivías? Igual y hasta vecinos éramos, jeje.

Chad: Tus comments siempre tienen un no sé qué que me motiva bien cabrón a seguirle posteando. De repente sí viene uno que otro loco a rayarme la madre.

Rulex: Sssssss, siempre me quedé con ganas de brincar con una sombrilla de esas, jajaja.

Samantha: Eso de la huerta suena de poca madre para uno que ha vivido en la ciudad toda la vida y tenía qué imaginar selvas en diminutos patios traseros, snif.

Anónima: Ya sé a lo que te refieres. Nosotros nos la pasábamos en montes baldíos buscando tesoros y de más basura y nunca nos picó nada ni tuvimos accidentes graves. Será que a esa edad uno es uno con el universo o sepa dios qué fregaos sea.

Saludos a todos.

eltax dijo...

che guff, te la prolongaste con este post, te quedó de poca madrísima...

me recordó chingo de cosas man...

cuidese un chingo!

salú!

Ale dijo...

Chale... tuve una regresión, y tuve que contenerme para no soltar una lagrimita nostálgica y cursi hasta la náusea...
Jugar "quemados" bajo la lluvia de verano no tenía madre...
¡Qué rico recordar ese tiempo! Es un lugar tan confortable y cálido...
Gracias por avivar el recuerdo...

CHAD dijo...

Me cae que no lloro nada mas por que mi niñez estuvo poca madre.

Por lo que veo es un patron tener este tipo de recuerdos de cuando eramos niños.

-Aladino, aladino, quiero pedirte un solo deseo de los 3 disponibles: Regresame a la infancia otra vez y no me dejes crecer nunca

CHAD dijo...

En la madre! ya habia comentado en este post!

Chale, maldito alcohol...

beateli dijo...

me haces recordar cuando estaba niña y visitaba el rancho de mi tìo, mis primos y yo nos subias a una montaña de jabas de madera el cual era nuestro castillo y claro yo era la princesa¡¡¡¡, como me gustarìa retroceder el tiempo. extraño a mis primos, que lastima que todo tiene que evolucionar.
saludos