miércoles, abril 05, 2006

kansas

Tiene nombre de estornudo: Atchison. De hecho, cuando alguien me pregunta que en dónde aprendí inglés, bromeo con que tengo una alergia. Abro mi boca, cierro los ojos, frunzo la nariz y hago así: ¡Aaaatchsssn!, como si estornudara con fuerza. Obviamente el chiste es malísimo, aparte, nadie lo entiende; sólo mis familiares, uno que otro amigo y los que estuvieron en ese pueblo olvidado estudiando conmigo. Así se llama el pequeño poblado de Kansas al que me mandaron a estudiar inglés cuando terminé la preparatoria. Atchison.

Iba yo a cumplir los 17 años, aún era virgen, salí con promedio de 8.8 de un colegio marista, acababa de partirle el corazón a mi primera novia con la noticia del viaje y faltaban 4 meses para otra devaluación económica, una más de las tantas que ha tenido mi pobre país.

No olvido las palabras de despedida de la abuela a su nieto mayor: “Las gringas están locas, m´ijito, ten cuidado, esas viejas están bien locas”. Recuerdo también las palabras de mi padre a su hijo el mayor, el día de la fiesta de despedida: “Acuérdate que esta oportunidad no todos la tienen, que estamos haciendo un sacrificio muy grande para tenerte estudiando allá y ojala lo aproveches bla, bla, bla” Mi madre no decía nada, fingía estar contenta, pero luego supe -por palabras de mi padre- que lloró cuando crucé aquella puerta del aeropuerto y desaparecí con mi maleta de mano a lo largo del pasillo. Después supe -de boca de mi madre- que mi papá trató de consolarla apuntando con su dedo a un avión que volaba, diciendo: “Mira, ahí va tu hijo, en esa ventanilla. ¡Dile adiós!”, y como una niña pequeña que se cree todo lo que le dicen, ondeó su mano a contraluz del cielo que resplandecía en su llanto.

Yo lloré ya estando arriba del avión. Miré la ciudad a través de la ventanilla: parecía una maqueta, un trabajo escolar, un mapa turístico. Se me figuró ver a cientos de metros de distancia, en una de sus calles miniatura, un coche similar al de mis padres. Ondeé mi mano a contraluz del blanco intenso de las nubes, como un chiquillo que se cree todo lo que le dicen.

21 comentarios:

Guffo Caballero dijo...

Gracias mi buen Flacoman, lo más sencillo y no se me había ocurrido jua jua jua. Saludos

YO SOY EL QUE YO SOY dijo...

Eso de la nana suena descabellado, pero no lo es tanto. Yo me enteré del caso de una nana que practicaba felaciones a un pequeño bebé mientras le cambiaba el pañal. Nomás no entendí. Con riesgo a que se la miara en la boca.

Ah, ya.

Y qué le pasó a la niñera, la corrieron o la ascendieron para que cuidara a tu papá?

bringas dijo...

A veces si conmueves....

Sniff...

Sobres carnal

Chingasatt dijo...

Esos pinches "errores de diciembre"

Farra dijo...

"mis vidas" tu papá y tu mamá!!

Rox dijo...

las despedidas en los airopuertos son de las cosas mas bizarras de la vida, snif.

el mangos dijo...

snif snif, chiale que triste historia lo raro es que jamas me pasan

eltax dijo...

Mamalón Guff!

Esas despedidas de verdad que si te hacen chillar...

Salú!

Luis Luna dijo...

Trizte y poetica.

Excelente historia o mas bien, anecdota.

Saludos Guffo.

¿Viene la segunda parte verdad?
¿Si estaban locas las gringas?

Farra dijo...

Jejeje!! ahora si mi buen Guffo me dejó en evidencia con mi geografia!!!ups! le dejé un recadito en mi blog. bye!

Filos en Mundo de Sofía dijo...

Hola primera vez por aqui y espero no la ultima.

saludos

Elva*

EL MATUTE dijo...

A que mi buen Guffo, cada vez entiendo mas por que el venir a diario a su blog se ha vuelto mas que necesario en mi cotidiana vida, definitivamente le han pasado tantas cosas con las que me identifico y dbee de ser por que somos de la mismas edad, yo tambien mi fui pa los states (Ohio) en ese anio, estaba de moda el disco de Mana (donde jugaran los ninos?) que aunque no era de mi agrado, habia una cancion con la que me identificaba muchisimo, "Ya me voy, muy lejos del pueblo.... Ya me voy rumbo al norte, dejo novia mis calle mi gente mi Mexico" Se acuerdan? El error no fue en diciembre del 93, fue del 94. A mi todavia me toco ser magnate haya cuando el dolar costaba 3.50 pinches gringos los dejaba bien apantallados, jajaja. Saludos mi buen.

MEOW dijo...

Sñig.... aun hoy ya con tantos viajes a cuestas (chale, ni tantos) todavía chillo cuando me voy, y cuando regreso

Un beso compa, eres la neta

Guffo Caballero dijo...

Don Alfredo, ese disco de Maná me hizo pasar taaan buenos momentos allá. Recuerdo a toda la gringada coreando la de "te deseo" y la de "me vale" jajajaja. Y tiene usted toda la razón, el error de diciembre fue en el 94, me equivoqué, gracias por la corrección. Saludos a todos.

carlos dijo...

Atchison, Kansas...... Suena como Maur Hill prep School, qué no?

Guffo Caballero dijo...

Así es mi buen carlos, ¿a poco tu estuviste ahí? Saludos.

EL MATUTE dijo...

Que bonita epoca, la del exchange student year, no mames, la compania por la que me fui se llamaba AYUSA o algo asi, deberias de escribir un post de ese experiencia, recordando algo de su musica, ahi aprendi a escuchar musica, pearl jam, stone temple pilots, alice in chains, nirvana, offspring etc. De los disco que me lleve de aqui me acuerdo que escuchaba mucho el de la lupita, victimas del dr cerebro, ese de mana, uno de exitos de enanitos verdes que me regalo mi papa, me lo compro en el camino al aeropuerto, me acuerdo clarito que en el camino lo abri, lo puso y que pone la cancion de no me veras, buaaaaaaa, a chillar... Chingado te digo, ya me extendi como si fuese mi blog, deberia de escribit ahi jajajaj, huevon que soy, una ves mas gracias por sacar estos recuerdos.

Paola R. dijo...

Hola Guffo...visitandote again... me hiciste que me diera nostalgia, la verdad, se siente feo salir por una puerta para no regresar y cuando regresas no regresas de la misma forma, ni con la misma ropa, ni siquiera con el mismo cuerpo... es nostalgico... pero esta padre... saludos

Masiosare dijo...

¡SALUD!

Farra dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
CHAD dijo...

chale. me pone chipil con ese post.

Saludillos tristes :(