sábado, enero 28, 2006

el perro feo


Posted by Picasa
Este perro siempre anda merodeando por el barrio vendiéndonos su lástima. Creo que empezó a venir más seguido desde que le aventé unos huesos de t-bone que sobraron de una carne asada que hicimos en el departamento. Lo vi frente al parque husmeando entre las hierbas y me dio tristeza lo esquelético que estaba y le aventé unos huesos junto con una mitad de un trozo de carne que nadie se terminó. Al principio se asustó y corrió: debió haber pensado que alguien lo estaba apedreando, pero el olor de los restos de carne pegada al hueso lo hizo volver a devorarlos con gusto y un hambre contenida de semanas atrás. Me he dado cuenta que a este pobre perro nadie en el barrio lo quiere por feo y callejero. Sólo el taquero de a lado le da las sobras de los pellejos que fríe para los tacos, pero como dicen por ahí: perro no come perro. Salvo yo y el taquero de a lado, las demás personas lo tratan de la fregada al pobre animal. Tal vez si este perro fuera de raza o tuviera pedigrí o estuviera más bonito lo tratarían de otra manera, porque así somos los humanos hasta para tratar a nuestros semejantes. He visto como la señora de la tiendita lo corre ondeándole un trapo o una chancla, y como el señor de la carnicería lo espanta de su negocio diciéndole: ¡júuuuchile, oooorale, váyase de aquí, cabrón!!!, en vez de aventarle un trocito de carne de esos que les sobran y que prefiere tirar a la basura. Este perro flaco no tuvo la misma suerte que tuvo el perro de la casa de la esquina que siempre me ladra cuando paso; así como muchos hombres y mujeres no tuvieron la misma suerte y oportunidades que uno tuvo. No me sorprende que las personas no sientan compasión o algo de lástima por este perro, pues no lo hacen con sus semejantes, ¿por qué habrán de hacerlo con un pinche perro feo? Últimamente en las carnes asadas ya no como carne. Compro unas papas y unas calabacitas, las parto, les pongo mantequilla y pimienta, las envuelvo en aluminio y listo. Ah, y compro algunas costillas de esas baratas, pero con carnita, por si viene el perro feo.

20 comentarios:

Acu dijo...

Adoptalo!!! dale de comer unas croquetillas... pobrecito perro ha de sufrir demasiado.. a mi me duelen mas los perros que los humanos. No se si este mal o no pero yo amo a los perros y mas a los callejeros. me da mucha cosa.

Rox dijo...

snif :(

Juanelo dijo...

hay compadre, siempre que paso por aca mi corazonsito de pollo hace bien raro.... saludos (snif)

jpax dijo...

chijos... si así es la chinche gente. Cerca de mi casa hay hostales pa los weros que vienen de vagaciones. Pos en uno de ellos, dejan llevar perros. Algunos de los weros adoptan uno que encuentran en la calle, y ahí los tienen. Se ve raro cómo los bañan, les cortan el pelo, les compran su cadenita y su medallita pa su nombre. Vieras cómo salen de contestos los animales con su perro adoptado? digo, cómo salen los weros... es como que un chingadazo a los que los tratan mal, nomás por tantita grasa de tanto dormir bajo los carros, o los pedazos de porquería que tienen en sus pelos... en fin.

manuel dijo...

¿Croquetillas?
Soy perro pero no soy ...conejo.
Dejenme vagar a mi gusto meando llantas y no traten de curarme la anorexia que así estoy muy bien.
¿Yo les digo algo de ver como tienen encerrados a sus "mascotas" con dieta de engorda? ¡Pobres guaguitos!

Saludos y guaw
(Oyendo: -Let it be- de John Lenon)

el mangos dijo...

yo no entiendo porq la gente tiene ese resentimiento con los perros callejeros, sera en serio que todos cuando niños queremos un perro y al no tenrelo en lugar de tratar bien a los de la calle los despresiamos por la falta de uno en nuestra niñez.
chiale ya me puse sentimental y ambientalista ya me voy. saludos maese guffo.

MEOW dijo...

Gran corazón el tuyo Guffo, lo intuyo, probablemente un día de estos te sorprendas a ti mismo comprando croquetas pedigree o marca libre, as you wish

Saludos

angello dijo...

TAL VEZ ES LA RESURRECION DEL PERRO QUE MATASTE EN LA VETERINARIA DE TU PAPA, QUE VINO A CHINGARTE LA MADRE, JAJAJAJAJA, CHE GUFFO, Y QUE VOLVIO EN ESTE MUNDO PARA DARTE UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD, YO QUE TU LO ADOPTABA.

Licenciada dijo...

está cabrón, pobre perrito

ElMulder dijo...

Ese Guffo, no hay problema alguno, ya sabe que yo (casi) todo lo tomo con humor; al contrario, quería agradecerle por tomarse el tiempo de dibujar a tremendo par de orates y luego todavía hacerlos ver graciosos.

Lo del triángulo amoroso... no suenta tan mal. Nos estamos leyendo.

amateur dijo...

no pues mira, yo de morrito aprendi lo que era la eutanasia con perros asi..
dale un bistec sazonado con venenito de rata pa que se vaya al cielo de los perros, dicen que esta a todisima madre allá..
saludos

PAPANATAS

Sivoli dijo...

Yo adopté un pinchi perro de esos... Le pusimos Tito. Le hice un penthouse de cartón afuerita de micasa y diario lo alimentaba con sus croquetas y agua fresca. Lo desparasitamos, lo vacunamos lo bañamos y andaba a toda madre el cabrón... De estar flaco y cochino se puso bien bonito. Me seguía a la tienda husmeando por ahí...luego me enteré de que otras familias lo habían adoptado también así que Tito se llamaba "oso" en otra casa, "güero" en la calle de atrás y los de la carnicería de la esquina le decían "amarillo"...

Siempre vagaba. Nomás iba a la casa a comer y eso a veces.

A pesar de tener su collar y placa con su nombre (el que le puse yo) varias veces se perdía. Dicen que los perros de la calle rara vez se acostumbran a vivir en casa. Cuando dejé de verlo sí sentí gacho. Peor sentí cuando supe que algún vecino había llamado a la perrera y se lo habían llevado.

Espero que Tito se haya podido escapar de ahí.


Saludos Guffo.

Mau's Brain dijo...

de verdad me gusta mucho como escribes. tienes un entendimiento profundo del sentido de la vida. saludos

Mr. Cougar dijo...

Afortunadamente para los "perros feos", siempre va a existir gente que, a pesar de todo, se compadezcan de su sufrimiento.

Un saludo.

ARACELI G.P. dijo...

Tienes razón no nos compadecemos ni del prójimo, nos hace mucha falta aprender de la misericordia, y muchas veces los animales son los que sufren más de nuestras injustas aversiones; adoro poder acariciar y dar de comer a los perros que me encuentro mientras me dicen guacála, entonces con más razón lo hago, sólo por fastidiarlos al ver que me vale madre que les dé asco.

Chingasatt dijo...

Chido por ser amable con los perros callejeros.
Tengo un tio que tiene tanto amor y misericordia con los perros callejeros que cuando encuentra uno lo limpia, cura, desparasita y cuida. Ya son varios que tiene, hasta les consigue adopcion

Luiz dijo...

La verdad no me late maltratar a ningun animal, menos a los perros que son tan nobles (la mayoria) la gente que los maltrata dice mucho del estado de su cochina alma, pues si asi tratan a un animal es probable que sean igual con las demas personas. Muy buen post Guffo, me llego.

CHAD dijo...

Pus yo no soy muy dado a cuidar a los animales, es mas soy muy ojete (luego lo platicare en un post).

Pero creo que la referecia de tu post es por que esa misma falta de compasion se da hacia uno mismo solo por el aspecto que se tiene.

SALUCHES!

Mau's Brain dijo...

maese guffo. me la he pasado pensando mucho en este post tuyo, me parece injusta tu vision, el perro de casa, el que tiene "pedigrí" el día que salió de su casa lo agregieron los perros de la calle sin deberla ni temerla. y la vida del perro bonito no fue más facil que la del callejero.

Anónimo dijo...

yo digo q le metas un buen baño y le des ahi las sobras de tu comida a ese pobre perro la gente es culera ,has la diferencia con ese pobre perro