lunes, enero 30, 2006

doble nudo

Si para algo yo era bueno; es más: ¡un maestro!, era para abrocharme los zapatos con doble nudo. Ahí sí todos me la pelaban. Recuerdo el día en que aprendí a abrocharme las cintas (agujetas) de los zapatos; fue tan glorioso como el día en que mi madre ya no tuvo que ir al baño a limpiarme después de hacer popochas, aunque ella insistía en que todavía no lo sabía hacer bien. Obviamente los resultados no eran los mismos porque abrocharse los zapatos de la escuela era más fácil porque uno puede ver los resultados y en la otra actividad no, pues uno podía dejar una mancha café en los calzones Fruit of the Loom. Manchando chones y con gangrena en las patas de lo apretado que usaba los tenis fue como me di cuenta de mi genial capacidad pues, sabía anudarme los zapatos muy bien, pero tenía que refinar mi técnica para limpiarme después de ir al baño a soltar la calabaza. Pero eso no importaba, pues tenía casi 5 años y yo era el experto y el único que sabía anudarme las agujetas y me sentía grande por haberme abrochado los zapatos yo solito y, aparte, con doble nudo, cabrones. El mundo estaba a mis pies. Recuerdo que llegué a la primaria presumiéndole a mis amigos lo del doble nudo y los dejaba apantallados (todavía no tenía mis tenis de Gigante, tenía unos Panam bien chiros). Ooooijoles, ¿cómo le hiciste?, me decía la racilla. Y yo como pavo real, dominando la situación, enseñándoles a todos la técnica del doble nudo e inflamándoseme el pecho con la adulación de los demás. Pero nunca falta el hijo de puta que le derrumba a uno su torre de barajitas o su caminito de fichas de domino paradas. Yo traía pants en esa ocasión porque nos tocaba deportes (Educación Física, le decían, y con un maestro bien pedote) y que llega ese hijo de la rechingada madre y que me baja el pants y que todos me ven la rajita de lodo en los calzones. Esa rajita que dejaba por no saberme limpiar bien y que yo creía que me limpiaba. Todos rieron y me dijeron: ¿¡pos no que muy reata?!?! juarjuar. Y yo les dije: para lo que yo soy bueno es para abrocharme los zapatos con doble nudo, no pa´ limpiarme la colita... Snif. Si no se hubiera ido corriendo ese güey que me bajó el pants habría sentido la furia de mis tenis Panam con doble nudo en sus huevos.

17 comentarios:

Juanelo dijo...

aaaaaaaaaaahhhhh

que chido se siente poner el primer comentario

Rox dijo...

jajaja! Pos yo conozco a hombres mas creciditos que aun siguen dejando llenos de caca los calzones.

wacale.

saludos guffo :)

Juanelo dijo...

lo tenis panam eran la locura, snif

Padrenatas dijo...

Juara, juara, juara, no pos sí estuvo gacho que se supiera tu secreto de la rajita de canela, pero buen hombreo, te apuesto que muchos que se rieron también tenían flameados los calzones. Pues saludos mi hermano, oye por cierto ¿Como se hace uno el doble nudo?.

EL MATUTE dijo...

NUNCA TE COMPRARON TENIS FLASH DE CANADA? JEJEJE, ESTABAN OGTS PERO ERA LO MAS CERCANO A LOS KAEPA QUE ERAN LOS DE MODA Y QUE LOS PADRES DE UNO PODIAN PAGAR.

ARACELI G.P. dijo...

Jajaja aaaaah que tú... no cabe duda siempre han existido y existirán los ogt's...
Fijate muy al contrario de ti, yo recuerdo perfectamente que a esa misma edad me ponía los zapatos al revés... ¡ya sabrás los dolores! en mi cabecita no cabía la idea de que un zapato correspondiera al pie derecho e igual para el izquierdo... ¡si me las aventaba buenas!

friedrich dijo...

tip.

Calzones negros!!!

son la neta!

Karla dijo...

Me acorde de mis Panam blancos...que tiempos aquellos..

La flaca dijo...

esos tenis los compraste en la zapateria CANADA o en 3 HERMANOS? de lo que se salvo el wey que te bajo los pants, jajajajaja...

el mangos dijo...

otro oscuro secreto de mangos revelado en la blogsfera:pues la neta la neta aun dudo de que me ato bien las agujetas y como se es asi uso botas de correas y tenis de meter para no sufrirle a las agujetas juar juar.
ni pedo me toco ser lerdo para atarme los zapatos.

Licenciada dijo...

yo me acuerdo de algo parecido, fue en la adolescencia... las putas pubertas se burlaron de mí porq fui la última en desarrollar. *snif con mocos*

angello dijo...

NO MANCHES CHE GUF??? JAJAJAJA, NETA QUE YO APENDI ANTES A LIMPIARME EL CUCUFATIO ANTES DE ABROCHARME LOS ZAPATOS, JAJAJAJA, TE VIERON "EL SELLO DE LA CASA", JAJAJAJA.

manuel dijo...

En mi rancho les decíamos cadetes a las agujetas, no me preguntes por qué

Ismael Lares dijo...

hay una rolilla que dice así: la rajita de canela...pss creo que hasta en pasito la sacaron

Kabeza dijo...

Los tenis Panam eran la neta... oh sí.

Curry dijo...

Don Guffo: tardón, pero seguro. Ya entregué las revistas (Uff). Gracias por las visitas y los comentarios. Yo duré una vida para aprender a amarrarme los zapatos y a leer las manecillas del reloj ("...la chiquita marca las horas y la grandota los minutos...") Así que entiendo la onda, bastante bien. Dale.

CHAD dijo...

El mundo estaba a mis pies.

Mas bien era al revés, estabas en los pies del mundo, pero abrochándoles las agujetas a todos tus amiguillos jejeje.

Excelente post, ojala ya haya pulido esa falla de la limpiada de cola.