viernes, julio 15, 2011

Más de mi lista de personas non gratas

Me incomoda toparme con ex compañeros de la primaria, secundaria o del barrio, sobre todo con ésos a los que dejé de frecuentar desde hace algún tiempo. Me incomoda topármelos porque siento que tengo que forzar una platica que no da para mucho, pues ponernos al corriente de lo que hemos hecho en los últimos 15 ó 20 años es una tarea casi imposible, que me provoca una hueva tremenda.

Ah, pero más me caga toparme con esos cabrones que “eran un desmadre”, según sus propias palabras.

Son los típicos güeyes que, como no tienen nada de que platicar y siguen sin tener gracia o virtud alguna, se ven en la necesidad de revivir los desmadritos que se aventaron en la adolescencia. Cuando te los encuentras, siempre te dicen: “¿Te acuerdas?, ¿sí te acuerdas?, yo siempre fui un desmadre, ¿te acuerdas?, verdad que yo siempre fui un pinche desmadre”, y uno nomás siguiéndoles la corriente y diciéndoles que sí para no hacerlos sentir mal. Incluso, hasta inferior lo ven a uno por no haber sido como ellos.

“Yo era puro cabrón en aquella época, ¿te acuerdas?”, dicen orgullosos, aferrados a un pasado sin oficio ni beneficio ni memorable en lo más mínimo. Aparte, ¡qué arrogancia! Si algo me caga es que alguien hable y hable y hable de su persona si no se le pregunta por su persona.

Estos cabrones insoportables creen que por haber sido el terror de las fiestas de quinceaños, por haberse agarrado a chingazos con otros morritos, haber roto vidrios de casas, haberse robado el Shadow rojo de su jefecita, haber escapado de clases, haber fumado a los 12 o haber hecho llorar a sus espinilludas noviecitas casándose con otra en una kermés, eran muy cabrones y dignos de admiración.

Pero lo peor de todo, ¡lo peor de lo peor!, ¡el horror de horrores!, es cuando te dicen: “Y mírame ahora: quién iba a pensar que me iba a casar y a tener hijos”.

No sé qué se creen al decir esto, en serio. Como si eso de casarse y tener hijos los redimiera automáticamente de todas las mamadas y pendejadas que hicieron por el puro gusto de ser unos hijos de puta.

Aparte, no sé por qué creían que siendo los desmadrositos eran los “diferentes” o los "liberales" del grupo. La prueba más grande de que nunca fueron diferentes, es que terminaron haciendo lo que cualquier persona con dos neuronas y un poco calentura entre las piernas hace: casarse y tener hijos.

Se creen que eran muy cabrones, pero ni siquiera fueron lo suficientemente cabrones como para desafiar las leyes de la naturaleza y los protocolos sociales negándose a casarse y a tener hijos. Estos güeyes se la pasaron “desafiando” pendejadas infantiloides que no había necesidad de desafiar; reglas pendejas que cualquiera podía cumplir y romper; pero nunca podrán desafiar nada en serio.

Por eso, cuando veo de lejos a una de estas personitas, me cambio de banqueta o me escondo dentro de un basurero o hago como que me abrocho los zapatos, para no tener que hablar con ellos. Y es mejor para esa persona, porque piensa que le siguen teniendo miedo o lo siguen "respetando" por haber sido un cabrón. Y eso le alimenta el ego y es feliz. Y hacer felices a las personas me hace feliza mí, snif.

34 comentarios:

Anónimo dijo...

Me hizo reír increíblemente tu post. A mí lo que me pasa es que no me acuerdo de NADIE! Obvio, no me acuerdo de quien no me dejó nada, positivo y negativo, así que cuando me llego a topar a alguien que sí me identifica, casi creo que le pido su IFE y que me relate de dónde demonios lo conozco para ponerme hablar. Yo creo que todos fuimos un desmadre en distintas medidas, pues se trata de que eramos estudiantes que creen que no nos sucederá nada si hacemos cosas malitas. Buen fin de semana!
Ele y Juan Pa
http://sailing-nena.blogspot.com/

César JM dijo...

Inche Guffo, eres mi ídolo cabrón, aunque te valga madres jeje.

Sir David von Templo dijo...

Caramba hermano, te comprendo perfectamente. Esas personas odiables... De hecho recuerdo perticularmente a un cabrón que iba conmigo en la secundaria, un joven "desmadroso", clasista, fresa y convenenciero, que así como tu dices "se la pasaron “desafiando” pendejadas infantiloides que no había necesidad de desafiar; reglas pendejas que cualquiera podía cumplir y romper". Ese cabrón tuvo la osadía (o pendejez) de decir que el era un verdadero "rebelde". Y que mis ideales, lo que yo se que es correcto no eran más que "puras chaquetas mentales". Eso me lo dijo en la fiesta de cumpleaños de un amigo. ¿Y que crees que pasó? Que apenas unas horas despues de decirme eso, en esa misma fiesta, al cuate le rompieron el hocico.

Dracov dijo...

No manches Guffo, es lo mismo que me ha pasado y con algunas preguntas clasicas: ¿Tu nunca te fuiste de pinta vdd? ¿Por qué?, ¿Le sacabas?, ¿Tu nunca te enpedaste ahí (refiriedose al baño o algún lugar público) vdd?, "No manches yo me chinge a esa vieja." Y también diciendo "No mames, fuimos los mas cabrones de la escuela." y "No creo otra generación mas chingona que la nuestra."
Pobre de nuestra sociedad.

Anónimo dijo...

Tu padre

Que onda guffo, yo uso seguido la tecnica de amarrarme los zapatos, de veras que como caga la madre encontrarte a gente que te cae mal, a veces cuando de plano cuando ya los tengo en frente, ya no se ni que decir, ha y como me cagan las conversaciones donde la raza empieza a recordar que tomaban un chingo, jajaja como si eso tuviera algun merito, y como dices para las cosas que hay que tener huevos nada de nada, eso si siempre salen con su mamadas del casamiento y los hijos,lo cual por cierto se me hace una pinche pendejada,esto cuando se hacen las cosas por seguir la corriente, ahora si que como digo aquel payasito en la plaza;las mamadas son abajo, saludos y animo

Edith.BlackSoul dijo...

Siempre me ha cagado ese tipo de "desmadrocitos" incluso en la escuela y más ahora que lo miro hacia atrás.

Creo que es curioso que muchas de las personas que crecimos y realmente rompemos algunas convenciones o normas dignas de romperse en la escuela eramos de las personas más serias y "bien portadas"...al menos a mí me ha tocado ver a varias personas que siguen ese patrón.

Buen post, es agradable leer que no soy la única personas con ese tipo de antipatías que muchos no entienden.

Beto Cárdenas dijo...

voy muy de acuerdo contigo, esos weyes que describes que se llenan de gloria recordando como en bola madrearon a un wey o mamadas de esas.

Sivoli dijo...

jajajajaja y no falta el cabrón que todavía le aprieta a uno la mano así como retándolo mientras dice algo como "qué onda cabroncito, cómo estás"

Chale.

Guffo Caballero dijo...

Saludos a todos y buen fin de semana.

Dracov, acabas de hacerme vomitar con eso de: "nuestra generación fue la más chingona y nunca hubo otra igual", jajajaja. Había olvidado esa frase. Toooodas las generaciones la repiten... y se la creen, los pobres, snif.

Sivoli, ah, cómo cagan la madre esos culeros que te quieren tronar la mano de un apretón. Son esos pinches traumados que para todo querían jugar a "las vencidas" y se creían muy vergas porque le ganaban a todos, incluso con la mano izquierda. Chale... pinches recuerdos vomitivos.

JC dijo...

Muy gracioso, pero muy cierto jajajajaja yo también trato de evitar contacto con viejos conocidos, más que nada porque por alguna absurda razón social cuando una situación como esa se presenta nos creemos obligados -¿o más bien ellos se creen?- a fingir que éramos muy buenos amigos y que deberíamos platicar como en "los viejos tiempos".

Cuando sí son viejos amigos es agradable toparse y platicar bien, como si no hubiera pasado el tiempo. Pero eso casi nunca pasa, snif.

Alejandro Del Valle dijo...

Híjole mi buen GUs, te pasaste. JAJAAJA

• "Nuestra generación fue la más chingona"
• "Yo era un desmadre"
• "¿Pos qué crees? Me Case... No mames, ¿quién lo hubiera imaginado?
• "Qué recuerdos aquellos"
• "Y pensar que yo me cogí a esa vieja"
• "¿Te acuerdas de las mamadas que YO hacía?
• "A mi me valía verga todo"

JAJAJA frases célebres de los pobres losers que hoy en día se conforman "recordando" que alguno vez tuvieron huevos aunque fuera sólo para cargar el palo a un pobre profe. Mentiría si no dijera que las pocas personas que me encuentro hoy en día de los tiempos de cuando estaba en secundaria, se me acercan para decirme que yo era uno de esos pobre mensos que "se lucían haciendo estúpideces" y siempre me dicen, "te acuerdas de cuando hiciste esto o aquello"... Algunas cosas sí que las recuerdo, y otras creo que ellos les tomaron demasiada importancia.

No puedo estar más de acuerdo contigo Gus, eso es para dar vergüenza (como me da a mi) y no para vanagloriarse.

Pero a todo esto... ¿te acuerdas cuando fui a tu negocio?

JAJAJAJAJAJA

Guffo Caballero dijo...

¿Fuiste el que pidió la casa de cartón o el piso de plástico para alberca?

Jajajaja, no te creas...

Alejandro Del Valle dijo...

Jaja, yo era ambos dos.

Te digo que yo antes era un desmadre.

jaja

Un abrazo man, feliz fin de semana.

C. Thunders dijo...

Muy bueno el post, pero lo que me hizo escupir el monitor por la risa fue el comentario de Sivoli. Carnal, te ganaste 100 internets con esa frase.

Guffo, lo más rescatable de esta situación es que no tienes cuenta en facebook. Esa raza pinolera de la que hablas pulula en esos lares y son los que siempre buscan la manera de armar 'reencuentros'

Carlos Tellado dijo...

Si señor!! Que se joda la humanidad con la disgenecia!!

elbibis dijo...

Qué buena entrada, te mamaste... yo también siento pena por esos patéticos que se creen los muy chingones pero jamás se atrevieron a desafiar al qué dirán, a la sociedad, a las ideas que creen que son suyas pero que solamente son herencias de generaciones y generaciones atrás...

Anónimo dijo...

Me parecer detectar algo de resentimiento en este texto, como si una de esas personas que describes te hubiera hecho algo a ti y todavía lo recordaras, pero bueno, yo que voy a saber ¿no?

miguel angel dijo...

" EL INFIERNO SON LOS OTROS "

diria el guffo......

Guffo Caballero dijo...

¿Se te hace poco el tener que escucharlos cuando te los topas?

¿Cómo no odiar a gente así?

¿Cómo olvidar sus pláticas repetitivas?, ¿cómo olvidar que te cuentan lo mismo una y otra vez cada que los ves?, ¿cómo no tener resentimiento hacia esas personas que te roban tu tiempo?, ¿cómo no tener resentimiento hacia uno mismo por no tener la descortesía de mandarlos a la verga en el momento?

Pero yo qué voy a saber, snif.

Anónimo dijo...

¿¿¡¡Si tanto los odias entonces porque no agarras una escopeta y los matas!!?? Al fin y al cabo en esta tierra sin ley nadie te va a hacer nada.

Ricardo dijo...

O como diría Roberto Bolaño : esos silencios embarasozos entre personas que se acaban de conocer.

en este caso silencios en las que no tienes nada que contarle. como para qué o qué te puedo contar si no eres mi amigo, con que fin o cómo de que quieres que te cuente.

jajaja chido post.

Anónimo dijo...

Hola, hasta ahorita me voy dando cuenta que activaste los comentarios, te leo desde años y soy algo asi como tu fan, me encanta como escribes, te noto menos amargoso ultimamente, lo cual me parece excelente! Saludos y si coincido contigo con la hueva que dan esos excompañeros atrapados en sus tiempos mejores...

Dniel dijo...

Precisamente conosco varios cabrones asi (voy pa tercero de secundaria) de esos que se sienten la gran verga por dibujar en calzones al director y poner el dibujo en su escritorio sin que los vea, es algo de repente triste, pues muchos de estos weyes tienen el autoestima tan baja (o tan alta, a veces) que, en lugar de mandarlos a la verga por descortesia mas bien no lo hago por lastima, pues se pseudodeprimen luego


blah blah blah... nah nah nah...6...6..6..

Anónimo dijo...

Como siempre, me encantan tus posts! Tienes ese don de comprender las cosas como son y poderlas transmitir así bien digeridas y claras.

Es cierto, nunca había realizado que ésos que se creían los muy acá acabaron siendo totalmente genéricos y alimentándose del pasado.

No sé por qué tienen la idea de estar reviviendo tiempos que ya se fueron, tal vez será porque al reecontrarse con amistades pasadas, los recuerdos, es lo único que se tiene en común y ya.

Saludos,

Bery

Dime.. dijo...

Hola.!!
Pregunta si tienes tiempo para una respuesta.
¿Que tiene de malo casarse? ¿Tener hijos?

No le veo nada malo a estar con la persona que quieres.
Como todo sus altas y sus bajas pero cuando subo todo en una balanza, esta se inclina mas hacia este lado mio de estar casado.
¿Hijos? la única cosa por la que aun vivo, así de simple.

Saludos.

rainman dijo...

No es que sea antisocial, pero bueno, sí lo soy, y evito a toda costa las comidas anuales de las generaciones. De hecho nadie me invita, pero cuando lo hacen, jaja, nunca me aparezco. Y es que gracias a Dios desde entonces he sido el rainman, por la película donde salia el autista... Así es que me ha sido fácil no escuchar esa bola de estupideces, porque la gente que me llega a ver en los supers y demás nunca se me acerca a platicar. JA!

Guffo Caballero dijo...

Casarse y tener hijos es malo cuando no es tu decisión. Cuando lo haces por egocentrismo o para darle gusto a tus padres o para tener un motivo más para salir adelante o por seguir patrones sociales que tú no inventaste pero te impusieron. El problema de la gente es que no se ama a sí misma. Las personas quieren más a otras personas antes de quererse a sí mismos. Y creo que eso está mal. Tú mismo me lo estás diciendo: "¿Hijos? La única cosa por la que aún vivo". Necesitan de otras cosas o personas para encontrarle sentido a la vida. Y te repito, personalmente, siento que eso está mal

No sé... no te lo podría explicar de otra forma. No creo en nada que no sienta desde lo más profundo de mi ser.

P.D. Platico mejor con personas a las que acabo de conocer que con personas a las que conocí por mucho tiempo pero dejé de frecuentar.

Dime.. dijo...

Sonara muy cruel para algunas personas - yo incluido - cuando lo digo de esta forma pero ¿Que tal tener un hijo/a para saber que se siente? No veo otra forma donde podrás entender de que hablo.
Si no te gusta la experiencia, creo que algunas personas de tu circulo familiar - como tu mami, por ejemplo - con gusto te lo recibirían. :)

Saludos.

Guffo Caballero dijo...

No... tener un hijo nomás para ver qué se siente no me late; me parece irresponsable esa actitud... Mucho menos darte cuenta que no era lo que querías y encasquetárselo a tus padres. Prefiero quedarme con la duda y que me platiquen lo que se siente y la responsabilidad que conlleva.

Saludos.

Rolo dijo...

Taas cabron. A mi tambien me super cagan ese tipo de cabrones que se creen muy reatas por tener hijos y esposa. Lo mas seguro es que ni atiendan a sus hijos y ni le sean fiel a sus esposas. Yo nunca fui un desmadrito, y si hice algunas cosas no me siento orgulloso ni tampoco me arrepiento, pero eso si, jamas ando alabandome enfrente de otros las pendejadas que hice. Pa la otra, mandalo a chingar a su puta madre y dale un putazo en lo huevos, aunque si haces eso..que nios platicarias???

Sizu Yantra dijo...

Reflexivo este post en su totalidad, con todo y comentarios...
Para analizar actitudes, mirar a tu alrededor y detectar a todas esas personas, o incluso verse a uno mismo ¿ podrán?...
Saludos...

Anónimo dijo...

y como tu alcanzaste la plenitud de ser un pelón mediocre te dan "weba estos weyes"

tsss...que chido

Carlos dijo...

Tener un hijo para ver que se siente? Chale... si no es un perro o un corte de cabello... y lo dice alguien que "son su motivo"

Por eso hay tanto desadaptado, tienen papas que ps no les gusto lo que se sentia y terminaron abandonando, maltratando o empleando a sus hijos...

Anónimo dijo...

Me encantó tu post y si, cagante esas personas que se quedaron con la mente de cuando iban a la secundaria. Asco! Y que tal lo de los hijos? Uuuhhhh eso da para bastante material. Ahora mismo estoy embarazada después de haberlo pensado y planeado por un buen rato. Algo que me sigue comiendo el seso es que la gente (Familiares, algunos cuates y hasta extraños) dicen que "Vaya ya era hora, ahora si te vas a realizar como mujer! No? Ya viste, tener un hijo NUNCA se compara con lo que hayas hecho, estudiado o viajado hasta ahora" No me chinguen!!
Y " pecando de amargosa" (Jajajaja) La neta es que es muy incómodo el que achaquen al embarazo un cambio completo de actitud: Si estoy embarazada pero sigo odiando a los niños maleducados. Si, estoy embarazada pero eso no significa que quiera que me estén tocando la panza cada vez que me ven. Si estoy embarazada pero no "me voy a aliviar" porque no estoy enferma de nada. Si estoy embarazada pero no significa que me convertiré en Blanca nieves o la bella durmiente. Solo me reproduzco igual que miles de mujeres antes que yo y el que mi hijo sea especial para mi y mi familia no significa que TODO facebook tenga que ver fotografías de un sanguinolento parto.
Saludos Guffo.