jueves, julio 28, 2011

La encomienda

Dicen que todos tenemos una misión en la vida. Al menos lo dicen las religiones (mis peores enemigas), algunas películas y todos los libros de autores motivacionales (mis otros peores enemigos) que nos venden la idea de que el universo entero se alinea a nuestro favor cuando deseamos algo positivo, ay, snif.

Yo no lo creo. Posiblemente venimos a desempeñar una función biológica, natural (no sé cómo llamarla); pero no una misión. Será que la palabra “misión” me suena “muy acá”, ¿saen cómo? Como si fuéramos realmente seres tan evolucionados y tan importantes.

Y no creo esto de “la misión” porque somos casi 7 mil millones de habitantes en la tierra. Con esa cantidad de personas ¿en verdad creen que cada uno de nosotros viene a cumplir una misión especial?

Cuando un niño fallece en la incubadora a las dos semanas de nacido, cuando un niño de 6 años muere de cáncer, cuando una mujer que siempre sintió que no se realizó fallece antes de los 35 o cuando un burócrata gubernamental que pasó desapercibido en su trabajo muere de viejo, ¿qué misión cumplieron?, ¿cuál era su misión en esta vida?, ¿ésa? Pues qué pedorra, ¿no?

Por eso no sé por qué muchas personas insisten en que el universo tiene un plan maestro para todos y cada uno de nosotros y que todos estamos aquí “por algo”.

Podríamos inventar mil pendejadas con tal de que todo cuadre a nuestro favor; con tal de que todo tenga un sentido. Podríamos decir que vinieron a darnos un ejemplo, que vinieron a darnos una lección, que vinieron a hacernos valorar más el tiempo y que bla bla bla bla… Puras mamadas.

Es estúpido, perverso y egoísta pensar que Dios –si existiera- nos manda ese tipo de pruebas –de gente que se muere o no trasciende en su vida- para que nos caiga el veinte. Y si Dios existe y así actúa, pues qué culero, ¿no? Y más culeros nosotros, que necesitamos de esas “pruebas” para justificarle un sentido a algo que no lo tiene.

O pudiera ser que nosotros somos los únicos que venimos a cumplir una misión especial y los demás humanos están ahí nomás de adorno, recordándonos no ser como ellos, para sentir que en verdad tenemos un encargo divino, que cambie la condición global.

Pero siendo tan egoístas y tan soberbios al pensar que venimos a cumplir una encomienda importante y que el universo cuadrará a nuestro favor para mandarnos señales para que nos demos cuenta de nuestra labor, no es posible que no nos alcance el cerebro para deducir que la única misión que tenemos de cumplir-egoísta y personal como en el fondo somos-, consiste simplemente en ser felices.

Pudiera ser eso… pero no estoy tan seguro como quisiera estarlo.
Que el universo me mande una señal si me equivoco o si estoy en lo cierto.

25 comentarios:

Anónimo dijo...

¿así justificas tu mediocridad?

orale.....

tu eres libre, no existen las misiones, vives tu vida como un pájaro, no te atas a cosas materiales, te ufanas de filosofar sobre ellos....

no eres mas que mono patético. pobre de tu padre que miserable se ha de sentir al verte como un guiñapo

Anónimo dijo...

Esa era precisamente tu misión, guffo: Informarnos que, efectivamente, las misiones no existen.

Por cierto, ¿entonces quién inventó la posición del misionero?

¡Al guffomóvil!

Chica sin blog dijo...

Sólo hay que "encomendarnos a Dios" para que nos libre de la gente pendeja en el mundo, ah porque como sacan corajes. Uno va por la vida tratando de ser feliz cuando se topa con estos especímenes. Saludos Guffo, hace poco que un amigo me recomendó tu bog porque a veces acostumbro leer a personas que, como lo llamo "redactan divertido" y acabo de tener una experiencia no muy grata con una persona muy idiota, por eso el comentario. No tengo blog pero soy una stalker de buenos blogs por así decirlo jaja

Sir David von Templo dijo...

Me quito el sombrero (aunque sea uno hecho con una hoja de periódico) Una muy buena reflexión mi estimado. Ojalá la gente no fuera tan cobarde para poder afrontar algo tan evidente.

Saludos Guffo.

Dime.. dijo...

¿Y si...?

No lo sabes y creo que no lo se.

Saludos.

Braulio dijo...

Concuerdo contigo, solo llegamos con un ciclo biológico, y agrego que un protocolo social ya establecido (eso depende que sociedad te toco, y que educación te implantaron) y añadiendo eso, pues que pedorro sistema nos toco.... por cierto aquí en esta vida el sistema indica que se genere dinero, y lo gastes como mas te agrade.... ya uno sabrá como ganarlo y gastarlo.... unos con decencia.. otros pedorramente.. saludos

Mariana dijo...

Mision? señales? Dios? Cosas en que creer, alguna vez alguien me dijo que a falta de creer en ti, creias en ese tipo de cosas, bueno pues todos podemos elegir, lo que cada uno decida es lo que hara y será de él, por mi parte Guffo, es interesante tu pensar. Sigue "filosofando" así nos haces pensar a tus leectores o bueno al menos a mi si.

Anónimo dijo...

"Compórtate como un estúpido y te harás impenetrable para toda la eternidad. Abracadabra, Mane Tekel Phares, Pape Satán Pape Satán Aleppe, siempre que un poeta, un predicador, un jefe, un mago han emitido borborigmos insignificantes, la humanidad se ha pasado siglos tratando de descifrar su mensaje. Los templarios siguen siendo indescifrables debido a su confusión mental. Por eso muchos los veneran."
Este parrafito ilustra mi sentir acerca de aquellos que se sienten elegidos para grandes cosas jajajajaja :-)
Saludos Guffo.
K.

Victor dijo...

De acuerdo Guffo!. Checa a Nietzche, en "Humano, demasiado humano", en donde le da una patada en el culo a esas ideas de "estamos aquí por algo". Como Nietzche dice, lo único que tenemos es vida, igual que cualquier animal, planta o bacteria; y lo único que podemos hacer es vivirla. No hay "trascendencia" o demás mamamdas. Te mueres y se acabó para ti, por muchas cosas chingonas o culeras que hayas hecho! Creer en otra cosa es dejar de vivir realmente!

Syous dijo...

"Destiny, chance, fate, fortune-they're all just ways of claiming your successes without claiming your failures." Mas o menos:
"Destino, suerte, fortuna, son pretextos para apropiarnos de nuestros exitos sin aceptar nuestros errores"

Cuando logramos algo es porque somos muy chingones, cuando la regamos es porque "todo pasa por algo" patética mentalidad

Anónimo dijo...

guffo viendo la verdadera inmensidad del universo, que hasta copernico y galileo comenzo mas o menos a verse la punta del iceberg, no somos mas que polvo estelar,granos de arena o como quieras verlo, a veces pienso que las pequeñas hormigas son mas humildes e inteligentes y concientes de su yo y su posicion en el universo que uno ya que el humano en su profunda soberbia, profundo egoismo, profundo miedo a regresar como comida de gusanos a donde pertenece se inventa un monton de jaladas que ni la mente mas puñetera que conozco que es la mia podria concebir...saludos!

Nena dijo...

Jijos, pos ahí sí tenemos varias discrepancias en cuanto a forma de pensar. Lo de la misión, no lo sé, aunque creo que algunas veces las cosas o situaciones se acomodan de forma que te hace pensar que realmente tienes una misión específica que cumplir. De la espiritualidad, ahí sí mejor no comento nada, porque yo sí creo, pero respeto el que no lo creas.
Lo que se es que me encanta cómo te expresas. Soy tu fan. Declarada.
Ele y Juan Pa
http://sailing-nena.blogspot.com/

Anónimo dijo...

Uhm he estado leyendo tu blog y hmm me deprimo, no porque tu lo seas, si no que, solo me deprimo, dificil explicar.
Lo chido es que de repente sacas una pendejada y me dibujas una sonrisa...
Aunque la depresion ahi siga!!
Gracias!! =P

La flaca dijo...

Compadrito yo no se si el ser feliz sea mi mision en esta vida, pero ser feliz es mi filosofia de vida, la felicidad es algo en lo que creo y le tengo devocion, y si quiero avanzar en este cochino mundo, quiero hacerlo de una manera feliz, valiendo madre quien este en iguales o adversas condiciones, a huevo!... otras cheves o que? jajajaja...

Sizu Yantra dijo...

Muy objetivo, es como quitarse la venda de la fe y la esperanza, para ver las cosas frías y crudas como son en realidad. Es mejor basarse en la miseria, que en la mentira.
Saludos Guffo!

Guffo Caballero dijo...

Saludos a todos. Gracias por comentar y enriquecer este escrito.
Buen fin de semana.

Alejandro Del Valle dijo...

Órale, mi Gus, ya empezaste a escarbar el suelo.
No creo en la providencia o en los actos divinos, pero si creo que todos podemos venir "por algo". Ser feliz es una necesidad, aunque hay gente que también nace con la predisposición hacia la melancolía o depresión.

Tal vez los que nacemos felices, también nacemos con algún defecto en la glándula de —Ponga aquí el nombre de glándula favorita— y por eso buscamos la felicidad así como el melancólico busca la depresión.

Lo qué sí sé, es que todos tenemos algo que cumplir. Algún anhelo egoísta o simplemente un capricho inofensivo. No tiene que ser trascendente al mundo y a sus generaciones, pero debe de cumplir con satisfacer a quién le persigue.

Primero descubre qué quieres hacer y después busca cómo lograrlo. Esa es la clave de la paz interior.

Un abrazo, mi buen Gus. Aquí andamos.

vic32 dijo...

Orale mi Guffo, muy chido nomas de una leidita por encimita, dejame lo imprimo para lerlo cuando vaya al trono pensador. Salud y saludos desde el defectuoso.

Rafa Ibarra dijo...

¿Qué La Encomienda no es esta: "La Encomienda"?

:-)

Gerardo dijo...

para todos aquellos que se preguntan ¿qué hay después de la muerte?
la respuesta es la misma que para antes de la vida, absolutamente nada,
no hubo nada antes y no habrá nada después

no seas esclavo de tu fin

http://www.videobb.com/video/zpn6m71qVQ1n


saludos Guffo

Guffo Caballero dijo...

Está bien chingón ese restaurante, mi Rafa.
Fui el domingo pasado.
La costilla del tío Guilles (así se llama) es otro pedo. Me sentí Pedro Picapiedra con su costillar de brontosaurio, jejeje.

Yaolli Toltecayotl dijo...

jajajajajajaja

Lacho dijo...

pues mira mi gufo, yo soy igual de ateo que tu, pero recién me acepto un misticismo que no es religioso ni divino... La mentada misión si lo vemos de tu punto de vista si suena a mamada, peeero si pensamos que en nosotros mismos y sin el ego de trascender a lo pendejo sino trascender en nosotros mismos la "misión" es más pura y menos mamona y ególatra... tu mismo lo haz dicho: ser felices, por lo demás de todo se aprende y hay que estar atento nadamás. luego cotorreamos de física cuántica y de la teoría de cuerdas que me traen pendejo y es una manera muy chingona de ver como el arte, la filosofía e incluso la religión se podrían poner de acuerdo obvio la ciencia fue quien lo descubrió. por otro lado yo si creo que hay mucho ser humano que sobra, pero bueno nada en esta vida es perfecto. por lo demás hace poco escuché esto:

solo hay dos maneras de vivir una es siendo feliz y pasándola bien y la otra ya no me acuerdo cual es.

abrazo!

H.

Lacho dijo...

ya ves que la misión del primero que te firmó como anónimo y cagando el palo es hacerte unas guagüis cibernéticas, pero como es un miserable no se lo acepta. pobrecillo y uno que culpa tiene que se lo hayan cogido de chiquillo.

Clauudia Romero dijo...

Parece que te has introducido en mi mente por las noches, neta. Todo el tiempo tengo esas ideas que tú escribes.
Muchos dicen que todos tenemos una misión sólo que unas misiones son más, hmm, ¿espectaculares? Yo no lo sé, yo simplemente no lo creo. Me parece que desde siempre le hemos querido otorgar un sentido a la vida, siempre cargado de nosotros, de nuestro "bien o mal", etc., cuando no podemos dejar de responder al "sentido de la Tierra", a ser animales racionales (aunque sea un cliché). En fin, ¿miserable tu modo de vida, como dijo el "valiente" del primer comentario? Yo no lo creo; para mí miserable sigue siendo mirar un destino desde que naces y conformarte con tu pendejez solamente porque "Dios así lo quiso". Sólo mi opinión.
(Por cierto, me topé con tu blog por mera casualidad, te leo).