lunes, octubre 21, 2013

Ya estaba ahí, en quién-sabe-dónde

Despertó en una cápsula metálica apenas más ancha y más alta que un coche volkswagen.

Sujeto a un asiento de piel acolchado trató de recordar cómo había llegado ahí, pero no pudo.

A su derecha vio una escotilla con un pequeño vidrio circular por donde podían apreciarse un montón de luces titilando a lo lejos.

Sintió como si la sangre se le fuera a la cabeza; después, la sensación desapareció.

Al desabotonar el cinto que lo sujetaba, esperó flotar; pero esto no sucedió. Pegó el rostro sobre la fría ventanilla, evitando tocar los botones y palancas que lo rodeaban. Era como contemplar la noche más oscura y estrellada.

Hasta que algo lo hizo retroceder de golpe. Era una medusa. Se impulsaba a centímetros del cristal contrayendo el cuerpo de manera rítmica. Después, otra. Y otra. Cientos de ellas.

Volvió a recargar el rostro en la escotilla, observando los gráciles tentáculos del banco de aguamalas perderse en la penumbra.

Las luces, a lo lejos, seguían centelleando.

Le volvió la sensación de tener la sangre en la cabeza. Sintió de pronto como si una fuerza lo jalara hacia arriba. Se aferró a uno de los descansabrazos y con la otra mano ajustó transversalmente el cinturón. Recostó la cabeza en el almohadón del respaldo y cerró los ojos.

Lo de menos era saber si se encontraba en el fondo del mar o en el espacio exterior; en el limbo o en un sueño. Ya estaba ahí.  Aunque nunca supiera cómo había llegado.

26 comentarios:

Anónimo dijo...

Con leer "Despertó en una cápsula metálica"... me dio un chingo de weba...pinches historias mediocres que escribes, ya pon algo de tu pinche vida para criticarla pinchi pelón fracasado

Alexander Strauffon dijo...

Tu mini-relato me pareció inspirado en El Pozo y el Péndulo, de Poe.

Anónimo dijo...

No mameeeeeees !!! Esa historia esta de weba piche pelochas.
Mejor escribe como te fuiste quedando pelón,y así poco a poco, tu autoestima empezó a decaer.

Juan Francisco Vazquez Aguilar dijo...

Jajaja. Esta chido Guffo. Saludos.

Juan Francisco Vazquez Aguilar dijo...

JAJAJA.Esta chida Guffo.
SALUDOS!!!

Guffo Caballero dijo...

Anónimo: Es de mi vida. Ayer me pasó. Critícala.

Alexander: Ándale. Un matiz "poesco", jejeje. Saludos.

Anónimo: Mañana escribo sobre eso, pero llegas temprano, si no no alcanzas chile ancho.

Juan: Muchas gracias, carnal. Un abrazo.

Anónimo dijo...

A ver cabrones anónimos !!!
Agarrense a otro pendejo, porque este pelochas ya es mi pendejo personal.
Ese frente de rodilla, como te lo había dicho antes, ya no vales madre para escribir.
haste un favor wey, cierra el blog , ten dignidad guffo, ten dignidad.
Mirate wey 6 comentarios hasta hoy y todos negativos, solo un wey que lástimosamente escribe algunos "jajajaja" de lástima.
eh dicho !!!

Guffo Caballero dijo...

Anónimo: "ash" dicho. ¡Clap clap clap clap!

Anónimo dijo...

De lo mejor que te he leido. No dejes de escribir Guffo.

El Frank

Dann dijo...

¿Enserio será conveniente contestar a los siempre valientes anonimos?...

Bien Guffo!!!, como siempre.

Guffo Caballero dijo...

Frank: Muchas gracias. Saludos.

Dann: Un abrazo. Gracias por leer.

Àngello dijo...

Chale, lo mismo me ha pasado despues de una noche de revolverle las chelas exoticas, bohemias o indios, jajajaja, saludos compadre, muy bonito el relato me gusto, muy parecido a uno que escribi hace tiempo.

saludos....

Anónimo dijo...

andabas bien crudo guffo, di la verdad..........

red dijo...

Ese anonimo t ama guffo, eres todo lo que el no puede ser. Jajajaja chido.
Nunca dejes de escribir!

Anónimo dijo...

Yo también namas lei "Despertó en una cápsula" y me dio una megahueva leerlo. Tan grandote y escribiendo cuentitos.

Anónimo dijo...

Sies cierto pinchi pelón, esta de weva eso de Despertó en una capsula de metal... puras mamadas

Guffo Caballero dijo...

Ángello: Rola el que escribiste, pa´ leerlo. Saludos.

Anónimo: ¿Qué pasó? Andaba bueno y sano. Con cruda ni ganas de escribir dan.

Red: Muchas gracias por leer. Seguiré escribiendo. Un abrazo.

Anónimos: Qué bueno que me dicen que con leer "Despertó en una cápsula..." les dio hueva seguir leyendo. De ahora en adelante empezaré mis escritos con esa frase; así les ahorro tiempo y se van rapidito a chingar a su madre :)

Anónimo dijo...

El guffo quiere llorar, quiere llorar
aguanta las criticas guffo
ah por cierto a mi tampoco me gusto
" despertó en una capsula " te la mamaste

Haydee C dijo...

Me recordó una película que se llama The Vanishing de 1993... a la mejor sólo por la parte de la cápsula. En fin, es un thriller interesante basado en una novela de Tim Krabbé, si prefieres leer el libro. También tiene una adaptación radial que produjo la BBC :p por si tu background en radio te inclina más a esa opción

Alejandro Del Valle dijo...

Muy buena, mi buen Gus. Hasta me dio miedo ver que estás bien cerca de una historia que se me ocurrió a mi también.

http://al3x-mty.deviantart.com/gallery/

El post que se titula: Page 01

Así comienza mi idea. "Se despertó"

Enrique Álvarez dijo...

Buenas publicaciones, saludos desde s.l.p. Desde hoy tienes un seguidor más.

Enrique Álvarez dijo...

Buenas publicaciones, saludos desde s.l.p. Y a partir de hoy tienes un seguidor más de tu blog.

Guffo Caballero dijo...

Anónimo: Ya lloré :(

Haydee: Ah, sí. Yo vi la versión del 88, se llama "Spoorloos"; creo que es francesa. Está impactante. Me acuerdo que la vi en la carrera, en la clase de cine. No sabía lo de la versión radiofónica. ¡Saludos!

Alejandro: Tu trabajo es excelente. ¡Felicidades!

Enrique: Gracias. Aquí nos leemos. Un abrazo.

Alejandro Del Valle dijo...

Gracias, mi buen. Que honor que le guste.

PROFESOR ZOVEC dijo...

Un abrazo Guffo hace tiempo que no pasaba por aca, y siempre es un gusto leerte y saber te ti
saludos!!!

PROFESOR ZOVEC dijo...

Un abrazo Gustavo, hace tiempo no pasaba por este espacio!
Un gusto saber de ti
saludos!!!!