martes, octubre 16, 2012

No es fácil despedirse de un lugar

Los lugares involucran muchas cosas: gente, comida, creencias, paisajes, aromas, historia... Muchas cosas. Todas esas cosas en conjunto terminan por darnos experiencias únicas; pero siento también que los lugares vibran por sí solos, y nos hacen vibrar en una misma frecuencia, provocando que -aunque vayamos de paso- echemos raíces al andarlos.

Hay lugares que tocan algo muy profundo en nuestro ser. Nos transforman. Nos hacen ver la vida de otra manera. Despiertan sentimientos. O los reinventan. Los lugares son seres vivos con cinco sentidos, así sean espacios agrestes y solitarios o con toneladas de vidrio y concreto encima. Son como el arte, pues hacen brotar emociones, y las emociones nos recuerdan que no hemos muerto en vida. Pero, sobre todo, los lugares engendran recuerdos: lo único que permanecerá hasta el final de nuestros días. 

Los recuerdos son las raíces que esos lugares echan en nuestra memoria.

Adiós, Toronto.

14 comentarios:

DiAna dijo...

Asi es.

Saúl dijo...

lo ultimo.., dejas Canada? lo bailado, consumido, mirado, nadie te lo quita, saludos

Fernando Gil dijo...

WTF? Ya tan pronto? Yo te hacía apenas a mitad de tu viaje o algo así....

Diana. dijo...

¿te regresas a Monterrey?

Bonitas fotos. ¡Saludos!

Anónimo dijo...

A QUE TE REGRESAS ??

Guffo Caballero dijo...

Aguanten... aguanten... aquí no termina esto. Hay asuntos que arreglar en mi tierra.

Saludos.

Liliane dijo...

Lo buenos de hacerse ciudadano del mundo es que nuestro hogar es a donde estamos en ese exacto momento.

Qué nos enteres de lo que te pasa!!!


Abrazos

Rox dijo...

eso es lo bueno de vivir :)

Anónimo dijo...

Mira el lado positivo, ya podrás llenar tu sandwish de aguacate!!!

Que todo lo que venga para ti sea lo mejor.

Liz!

Anónimo dijo...

Ya que vas a regresar a la triste MX-realidad, te dejo una muestra de todo lo que tanto te gusta de tu tierra...



http://www.youtube.com/watch?v=nAS9mtDlV-c

Anónimo dijo...

En la foto 11 sale el falso profeta

BlancheWorld dijo...

Estimado Guffo, asi es los lugares en los que vivimos se enraizan en nuestro corazon y llegan a ser inolvidables. Yo vivi casi 3 anios en Leon, Gto, y cuando me toco marcharme me dieron unas ganas de llorar tremendas. Te deseo suerte en la decision que tomes, un abrazo desde Mxli..Excelentes fotos por cierto :)

Anónimo dijo...

se fiel a tu corazon guffo ahi encontraras la respuesta.........

jajaja

Rafa Ibarra dijo...

Chidas las fotos, Guffo.

Un abrazo.