martes, junio 07, 2011

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Me da gusto que ya nadie te comente para alimentarte tu ego... A ver si así de una vez te suicidas, atention whore.

Rayadora dijo...

Jaja, qué cagado es Caldedrunk!

Aurore Dupin dijo...

Es interesante un artículo de Proceso sobre esa cuestión: la popularidad hace ganar al político (si no tiene méritos, aunque por la atención con chistera de tipo programa matutino de telerisa); funcionó tanto para el Foximori como con el chaparrito milico de banqueta.

Pero será difícil competir contra el GelBoy y su copete fálico hipnotizador, tipo habilidad Pokèmon.