martes, junio 05, 2007

Las Semillas del Níspero


Frente a la antigua Florería Lucy –única florería que abre las 24 horas- hay un viejo panteón que ha quedado en el olvido hasta de los que tienen seres queridos ahí enterrados. Por encima de la barda del camposanto vuelan las ramas de unos nísperos cargados de frutas color anaranjado. De morro me daba miedo subirme a la barda para arrancar los frutos pues pensaba que vería algún fantasma paseándose entre las tumbas o que un muerto viviente con la cara toda despellejada estaba al acecho del otro lado del muro esperando a que trepara para jalarme los pies y llevarme a ultratumba. “Tenle miedo a los vivos, no a los muertos”, decía mi padre con mucha razón sabiendo lo que me esperaba cuando me convirtiera en adulto y el mundo perdiera su toque fantástico y bonachón.
En aquella época de fantasmas y miedos infantiles, las semillas del níspero eran las gemas más preciosas que pudieran existir. No sé si alguna vez han visto una: son brillantes, de color café oro y resplandecen más bonito que el sol de primavera. Es en serio lo que les digo: la semilla del níspero destella mejor que cualquier joya. Aunque he de confesar que no he visto muchas joyas a mis 30 años, salvo las Joyas de sabores: refrescos típicos de mi tierra que venden en cualquier tiendita de abarrotes. Oxxos y Seven Elevens ahora.
Esa noche estacioné el coche junto a la florería y crucé la calle para robar un par de frutos que siguen dándose a pesar de lo transitada y sucia que se ha puesto esta ciudad; a pesar también del abandono en que ha caído el panteón. Al estar frente al desgastado muro sentí aquel frío en la sangre que me daba de niño al pasar por ahí, pero se fue de inmediato cuando arranqué la fruta. La mordí y su jugo se liberó y escurrió desesperado por mi barbilla y cuello. Me limpié con la parte baja de la camiseta, dejando al descubierto mi panza, como lo hacía siempre de niño y causaba el encabronamiento de mi mamacita porque siempre llegaba con las playeras manchadas. Miré el hueso de la fruta: limpio, impecable. Recordé cuando los guardaba junto con trozos de vidrio viejo, de ese vidrio que con el tiempo ya tiene sus filos desafilados, y se los llevaba a mi abuela o a mi madre como regalos; como joyas. Estoy conciente de que nunca en mi vida compraré oro o diamantes porque son cosas que no van con mi estilo ni con el de mis agujerados bolsillos.
¿Por qué el hueso del níspero no puede valer tanto? ¿Por qué el valor emocional de las cosas ahora no vale nada? ¿Acaso ya nadie ve la magia de las cosas sencillas y gratuitas?
La ventaja que tiene el níspero sobre cualquier otra joya es que, si uno entierra un anillo de diamantes, es seguro que no crecerá un árbol de diamantes; pero si uno entierra el huesito de un níspero, crecerá un árbol con cientos de frutos que en su interior cargarán esa gema devaluada por la humanidad.
Crucé de nuevo la calle y el frío en la sangre volvió a apoderarse de mí al imaginar que me miraban por encima de la barda del panteón unos fantasmas. Caminé por la mal iluminada banqueta llena de hojas y cabos de flor. Miré las flores y sus colores. El aroma del lugar me rodeo, me poseyó por dentro. Miré hacía el panteón y no había muertos vivientes asomándose por el muro. Sonreí. Una flor y un hueso de níspero: los mejores regalos para enamorar a una mujer que mantenga el corazón de niña y no conozca -ni quiera- oro o diamantes.

29 comentarios:

CHICALI dijo...

Aunque te vean con cara de bicho raro, creo que es una buena forma de descubrir el alma de una mujer regalandole cosas sin valor material pero con un chingo de carga emocional, sino reaccionan, a la ñonga con ella (en el plan de pareja) muy buena tu forma de pensar guffo (desde mexicali)

tu.politóloga.favorita dijo...

Creo que sé qué florería es! Qué pequeña es esta ciudad, sin lugar a dudas.
Qué padre que alguien regale semillas. Acepto que al principio se me haría raro pero con una explicación como la tuya no me quedaría más que decir aww y sonreir pendejamente.
saludos!

mr.zod dijo...

El valor de una semilla de esas se ha devaluado con el valor de las personas, todos nos hemos medido en pesos y algunos en dlls.
Saludos estimado guffo.

Anónimo dijo...

Regalame una semilla de níspero...

The_Saint_Mty dijo...

Siempre y cuando, te gusten los nísperos...

EL MATUTE dijo...

Compadre, las guayabas tienen chingos de semillas, se me hace que seria mejor, mas lucrativo en su momento. O que tal granadas? Higos?
Saludos, buen post!!!

JK dijo...

orale nunca habia escuchado de los nisperos, a que saben? me suena un tanto enigmático y un tanto raro como su nombre

saludosss muy buen post, de chikis trikis cuando iba a visitar una tia la cual vivia mas o menos cerca de un panteon alla por tamaulipas, me daba miedo dormirme sola por que creia que un "morido" se me iba a aparecer y jalar las "patas" por la noche jajaajaja

La flaca dijo...

Presisamente hace un par de dias le comentaba a mi compadre que tenia un chiiiiiingo de tiempo que no me tragaba in nispero, ahora que dijo por donde puedo encontrar voy a pasar el domingo por ahi y me detendre a robarme uno, aunque este en tierra de panteon, jeje...

[. correa .] dijo...

los nisperos me recuerdan tmb a mi infancia... tengo AÑOS de no probar uno...

que fuerte es darse cuenta que el valor de cada cosa raramente se sigue midiendo con cargas emocionales...

ahora es mejor cuando tiene mas megapixeles, mas gigas, pulgadas, kilates, caballos de fuerza, metros cuadrados... los cuales se compran con pesos y dolares...

saludos guffo

Guffo Caballero dijo...

Saludos a todos, gracias por sus comentarios.
¡¡¡Buen miércoles!!!

Anónimo dijo...

Guffo:

No es por nada, pero me atrapas en cada post y me hiciste pensar en el café-oro del "huesito", sabes...

Espero con ansia que me envíes una semillita de níspero, plis ¡¡¡

NIÑO DE OJOS ENCANTADORES¡¡¡ ; )


EVELYN (PUE)

Anónimo dijo...

ya soy tu "FANSSS" #1 . jajaja es tan divertido como le das un tinte poetico a cualquier cosa intrascendente que escribes.. eso es verle siempre el lado lindo y asi de la vida....


y fue bien triste ver tu columna en sillajoven hoy y que fuera algo que ya habia leido en tu blog.!! pero bueno.. aun asi muy buena.

buena vibra
Antonia

tabasqueñita dijo...

Pues yo si paso... jajajaja la neta me encantan los brillantes y regalitos de oro, asi que paso con eso de las semillas, ademas aqui en villahermosa, todo se lo comen las hormigas, hasta el plástico, asi que prefiero mi anillo, dije, collar, pulso, etc.
Saludos desde la ciudad de la Psicosis ñaca ñaca

FÈNIX dijo...

Hola Guffo:
como dice la canciòn, las piedras rodando se encuentran, ahora soy blogger, y tu fuiste mi inspiraciòn.
una ocasiòn vagando por ahi, caì sin querer en èsta pàgina, no te imaginas cuanto me entretenìa leyendo tus historias, no sabia que chingaos era un blog,menos que podìas dejar comentarios.
ahora que ya aprendì, por aqui me tendràs disfrutando de tus letras.

un saludo amigo.

Johnny dijo...

Guffo, cuando yo era niño, en el patio de la casa de mamá había un limonero un árbol de aguacate, una higuera y un enormísimo níspero que nos servia para trepar y colgarnos como changos, hacer casitas en sus ramas y recolectar sacos completos llenos de nísperos que regalabamos a los vecinos. Toda mi infancia me la pasé encima del níspero, luego papá cortó los árboles para hacer más cuartos y yo me hice adulto.

Hasta ahora que leo tu blog me acuerdo bien de aquel enorme amigo que tuve, me cargó y me alimentó. ¡Muchas gracias por el recuerdo Guffo!

MeDoRiO dijo...

oye guffo tengo una duda, como le haces para tomarte la foto, cargas tu tripie o tienes paparazzi particular?

misterio.

Parisgaladriel dijo...

Aaaah en el patio de mi casa, donde viví de niña (aquella que destruyeron hace unos años), había un árbol de nísperos. A todos les parecía rarísimo y no lo conocían, es fecha que digo "níspero" y todos se quedan con cara de what?
Saben deliciosos, no he probado nada igual, ni los he visto ultimamente, en el super no hay.
Luego dices la ubicación del panteón, para ir por unos huesitos y sembrar aca!!! Siiii, eso suena como una gran idea.
Bueno ya me extendí en el comentario, porque me has traido muchos recuerdos!
Gracias!

Bombon en los 30´s dijo...

no cabe duda q usted super romantico, tierno, sencillo, sensible y muy guapo (ya lo cheque bien en la fotito eh)....
q suerte de la mujer q lo pueda tener....

Besos desde Juarez

p.d. por cierto no tengo ni idea de lo q es un níspero, tendre q buscarlo en la red, y del sabor creo q me quedare con las ganas :S

Sam dijo...

Hay un dicho popular que dice "Tanto tienes, tanto vales", pero le hemos dado el valor a cosas sin importancia dejando otras en el olvido que deberian tener un valor infinito.

Gracias por este post, me lleno de recuerdos, de sentimientos y a mis ojos de lágrimas.

Esta es una verdera joya.

Saludos desde SLP

francis dijo...

Gufoooo. Me hiciste regresar a mi infancia, te odio por eso. Recordé a mi abuela y su árbol de higos, me gustaba subir a alcanzar el más difícil.El árbol ya no está, la maldita modernidad. Quiero higos, tengo años de no comerlos.Bello post.

ianchetubar dijo...

snif,snif, inche guffo tienes una facilidad para poner melancolico a la gente mira que soy bien gandalla pero me hizo recordar cuando niño subia a una mata de guayabas para hacer dulce de ellas, gracias por hacerme recordar y olvidarme un rato de este mundo efimero. buen post

buho dijo...

me haces llorar compadre buaaaaaa!!

buen post.

ahi la ves.

snif!

Mariana dijo...

Qué chido post, ¿sabes? yo creía que era rara porque siempre me han gustado mucho las semillas: las de mamey, de aguacate, chale, hasta las del tamarindo. Tenía como una colección y hasta les pintaba carita (ya sabes, cuando una es niña...) Y tenía mi favorita, una que parecía corazón: brillante y color vino, pero mi papá se la llevó cuando se fué de la casa, me la robó (como que ahora eso tiene un significado triste). Hace poco que murió mi abuelo, guardaba una semilla muy parecida en el cajón de su buró y yo la conservo...
En fin, recuerdos y joyas de verdad.
Un saludo.

Guffo Caballero dijo...

Muchas gracias a todos por comentar y compartir sus traumas de infancia como yo, jejeje.
Buen jueves, buen viernes y mejor fin de semana.
Saludos!!!

Peripecias de un Naufragio dijo...

Nunca me gustaron los nísperos, la primera y única ves que los probé esta guerquilla, y me vomite, saben del nabo. Pero hasta hoy me doy cuenta, ahora que mi memoria empezó a viajar, me doy cuenta de que en cada casa que viví de guerquilla, había nísperos, mmm recuerdos. Nísperos: un boom de la memoria. Mmm
“Una flor y un hueso de níspero”claro que son el mejor regalo para una mujer.

Sldos

Anónimo dijo...

Pinche Guffo.
En la palabra "níspero" resumiste toda una gama de sentimientos y emociones. ¡¿Quién fregados se iba a acordar de los nísperos?!
Genial!!!

archivero dijo...

yo guardaba y regalaba las semillas del colorín. esos frijolitos rojos...

Anónimo dijo...

Qué buena pompa eh!

Luis Luna dijo...

Guffo.

Hace un buen que no caía por acá, de lo que me he perdido.

Estaré de vuelta pronto.

saludos.