sábado, noviembre 05, 2005

Los tacos de Chano

Los tacos de Chano están chingones. Chano trabajó hace como veintitantos años en la clínica veterinaria de mi padre: bañaba perros, trapeaba pisos, limpiaba vidrios, orines y cacas. No sé si después de tanto tratar con canes le vino la idea del puesto de tacos, e ignoro la historia de cómo se hizo de su carrito con 15 guisos, salsa verde, chiles toreados y zanahorias en escabeche. Sólo recuerdo que ahí fue donde comí por primera vez tacos de calabaza con elote y de hígado con chile morrón: mis favoritos. "Dame uno de papadillo", lo madreaban los clientes porque Chano le echaba más papa que carne molida al guisado. Ése era el único chiste que yo entendía de los adultos, y nomás me reía, sentado en una jardinera del parque, agarrando con mis dos manos un Barrilito de uva. "Échale carne al picadillo, pinche Chano". "Te hace daño, cabrón", contestaba Chano, y yo nomás sentía que se me salía el refresco de uva por las narices. Chano nunca nos quería cobrar los tacos que nos desayunábamos en aquellas mañanas de inicios de invierno, pero mi padre insistía y le extendía la mano con las monedas; Chano tomaba el dinero apenado, su chaqueta Members Only dejaba ver casi todo su antebrazo, pues le quedaba chica. Chano siempre ponía fotos de Pedro Infante a un lado de la pizarra del menú; una distinta cada día. Decía que quería escribir un libro sobre su ídolo y que estaba aprendiendo a tocar la guitarra para cantar todas sus canciones. Ayer en la mañana fui con Chano, como lo hacía en aquellas mañanas de inicios de invierno de hace veintitantos años. Su carrito sigue estando en donde mismo: bajo las sombras de unos robles, en la esquina de un parque, frente a una iglesia metodista. Sigue teniendo tacos de calabaza con elote, de hígado con rajas y sigue sin echarle carne al picadillo; de hecho, la pizarra del menú que anuncia los guisados dice "Papadillo". Sigue teniendo Barrilitos de uva y sigue estando la jardinera donde me sentaba a comerme mis taquitos de morrito. A un lado de la pizarra del menú está pegada la foto de un Pedro Infante muy joven y otra montando a caballo. En una repisa de aluminio reposan unos humildes cancioneros, eso sí, con bastantes páginas; con la cara de Pedro Infante en la portada y un diseño muy sencillo. Su precio es de 120 pesos y trae todas las rolas del ídolo mexicano. El autor del libro es un tal Graciano no sé qué. Ahora que recuerdo: a los Gracianos les dicen "Chanos".

28 comentarios:

ARACELI G.P. dijo...

Woooow entonces el tiempo allí se detuvo, debe ser una sensación especial, el llegar a un lugar y que todo sea tal y como lo recuerdas ¿no?... ay Guffo me abriste el apetito y eso es pecado para mí, ¡estoy a dieta! pobrecita de mi, pobrecita de mí... Que lindo que Chano haya cumplido su sueño, así quiero un sueño sencillito para mí, lo ando buscando.
Se te desea un bonito fin de semana.

Rox dijo...

que chingon.

un saludote! :)

bringas dijo...

Uuuuuts mamalón... hizo su sueño realidad... Ojalá todos logremos lo que queremos como él.

Por cierto... dónde están esos tacos eh?

BLACK STAR dijo...

TE DEJO UN BESO... ME GUSTA COMO ESCRIBES... YA TE LO HABIA DICHO?, QUE TENGAS UNA LINDA SEMANA, Y QUE BEIN QUE CHANO NO HAYA OLVIDADO NUNCA SU SUEÑO Y QUE MEJOR QUE LO HAYA REALIZADO.

Guffo Caballero dijo...

No sé si sepan los regios dónde está el billar Atlantis y los Tacos del Samurai; bueno: por esa misma calle (creo se llama Factores Mutuos o Termópilas, lo ignoro), pasando Avenida Leones verán un OXXO, la iglesia y un parque; en la esquina del parque se pone Chano todas las mañanas. Saludos.

RichArien dijo...

Chano ha de ser una pinga con pelos. Que chingón que realizó lo que añoraba.

manuel dijo...

Pues a mi también me daría pena cobrarle a mi proveedor de carne, sería un machetazo a caballo de espadas.

Pura broma, saludos

K-burra (*tHe grEek*) dijo...

Mi estimado. Gracias nuevamente por escribir como lo haces. TE MANDO UN ABRAZO.

Marcela dijo...

Que padre historia, el senor ha de ser un personaje.
Oye Guffo, te hicieron una calavera, vela aqui:
http://linoevgueni.blogspot.com/2005/11/calaveras-blogueras.html

Pirer dijo...

Bien por Don Chano, ¿y no compró usted el libro carnal?, digo, pa que luego nos cuente que tal le salió.
Saludos.

camila dijo...

pocas cosas como tener un propósito firme y definido. Tan solo se compara con alcanzarlos!

betote dijo...

pasa la ubicacion pa ir a comer papadillo!!

jeje y tienes razon creo que el final de mi ultimo post esta demasiado asquerosillo jaja

saludos

Ariel dijo...

Ahhh chidooo que hizo lo que queria y la guitarra la aprendio a tocar?

Sigue sin cobrarte los tacos?


Saludos

Simplemente Maluchita dijo...

Qué padre que sigas conservando la amistad de Chano y que los tacos sigan siendo igual de buenos que el primer día.. bueeeno, aunque le ponga más papas que carne, pues se le perdona, no?!?

Saludos de lunes Guffo!!!!! que la siga pasando bien!

Ricardo dijo...

Se me antojaron los de higado y los de papadillo...jejeje Que ponga sucursal..

flacoman dijo...

Maaa inche chano, como se le envidia. Ojalá ya hubiese logrado todos mis sueños.

Saludos Maestro!!

Ismael Lares dijo...

¡Ajuaaaa! Pinchi Chano, ese sí es un maese.

Tu tio Truman dijo...

Si, yo tambien quiero saber si se acordo de uste' Y si le cobro los tacos.

Saludos mi Guffo uste' siempre sabe contar muy bien las cosas por mas simples que sean.

El Plebon dijo...

Uhh que chacas ese tipo de recuerdos, ya me imagino que los tacos han de estar rebuenos, mi papa me lleva a desayunar los domingo s una taqueria similar de tacos de guisos, eso si siempre despues de lvar el carro al lavado, desgraciadamente el puesto ya no funciona, estaba en el mercado mas oldie de mi ciudad.

Que chido volver a esos tiempos, y que fregon su relato!!

SAludos!!

Guffo Caballero dijo...

Pues siempre me cobra de menos el güey, me trago 7 tacos y me dice que son 20 pesos jejeje. El libro es un cancionero que el hizo, vienen chingos de rolas que cantaba Pedro Infante. Le falta hacer la biografía que sueña hacerle a su ídolo. Saludos.

crazy_gun dijo...

Hiciste que me acordara, de cuando trabaje en un puesto de hot dogs, "Astrodogs" que en ese tiempo había en la Colonia las Brisas. saludos Guffo

Essex dijo...

orale... ese chano, se la rifo el buey, hay que ver el ejemplo que pone, de poquito en poquito, asi se realizan los sueños. Buen inicio de semana compadre, este fin de... estuvo bastante loco.

Roberto Iza Valdes dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Guffo Caballero dijo...

Roberto: No me queda más que agradecerte por este comentario y pensamiento de José Martí y Pérez, y te invito a que dejes más comments como estos en mi blog, que sinceramente, aprecio, admiro, agradezco y me dan animos (sonará egoista, pero así es: me dan ánimos). Gracias carnal, vuelve cuando puedas y quieras a dejar más escritos como estos. Un saludo.

Aracnida dijo...

Hay cabron!!! Por si alguien lo dudaba...y sin presumir, que señor!

Pablo Perro dijo...

Pos dejame decirte que narraste esto con madre, definitivamente. Y aunque se queje la fab de plano es excelente inspiración el puesto de tacos del chano, y como ando hambreado voy a ir a desayunar ahí al fin está a unas cuadras. Ya sabes yo comento en puros posts viejos. Pero pos de que leo, leo, y a veces tauro.

Roberto Iza Valdes dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Anónimo dijo...

Tengo el gusto de conocer a Chano, gran persona, sus tacos deliciosos, ubicados en Moisés Sáenz una cuadra al norte de Paseo de los Leones. Visítenlo!