miércoles, diciembre 29, 2004

aventuras de un naquito en europa...

Pues fui a la torre Eiffel y no me impresionó tanto. Será que la he visto toda mi vida en libros de texto, enciclopedias, películas, fotos de lunamieleros y programas del Discovery que al momento de estar frente a ella me sentí una postal más de Paris. Si está bien chingonzotota de tamaño pero subir para ver Paris desde arriba es una pendejada, es como ver cualquier otra ciudad desde un mirador de esos a donde van las parejitas cachondas a fajar. La neta esta ciudad no tiene nada de romántica, es más el pedo que le hacen. Eso sí, comí un pato bien rico que hasta creí que era rico Mac Pato, yomi!!! Como el raquítico artista que soy, fui a ver a la Monalisa y también, bien pinchurriena; había cuadros más chidotes. Las ciudades están modernas, elegantes, imponentes; pero no dejan de ser ciudades. Como que lo mío es más la playita, lo selvático, lo espontaneo, andar sin camiseta y descalzo. Fui a NotreDame, a la Sagrada Familia y demás catedrales y obras arquitectónicas de Europa pero como que se me hace una idiotez ir nomás a tomar la foto para decir que fuiste. Están bonitas y se la pelaron para construirlas pero mi asombro no va más allá ni es lo que más me llama la atención. Por eso, no fui al palacio de Buckinham (o como se escriba) en Londres porque me vale madre qué sea, preferí irme al zoológico, al acuario, a comer y beber rico. Recordé cuando quería ser guardian de un zoológico o trabajar de entrenador de delfines en algun Sea World, me remonté a cuando viajaba de niño con mis papás, cuando el asombro estaba en los poros, la sorpresa en los ojos, destellando con cada situación, con cada suceso, con cada escena... No creo haber perdido la capacidad de asombro, simplemente no quiero ir a los lugares de rigor, los más concurridos, con filas de gente que se cree inteligente y conocedora... Quiero descubrir. El viaje ha valido la pena simplemente por la compañia, por la mano que visita la bolsa de mi chaqueta cuando tiene frío y se enrelaza con mis dedos mientras caminamos por cualquier callejuela del viejo continente... Saludos.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Ahhh a mi si se me hizo romantico paris. Que bueno q no juiste a buckingham, esta del nabo. La monalisa tampoco es la gran cosa. Saludos desde londres! al rato llego a madri.

Anónimo dijo...

era Rox, por cierto jejeje.

mario* dijo...

Ahh se me olvido pasarte ese tip de Paris, cuando andes ahi y te pregunten si ya fuiste a la torre eiffel les dices "torre que? cual es esa?, que es? es como una antena?" como si nunca hubieras escuchado de ella en tu vida. Eso les da mucho coraje.

Nan Sepúlveda dijo...

La verdá yo muero por ir a Europa...pero igual que tú, me gustaría más irme a descubrir cosas nuevas...llegar contando sobre algo a lo que nadie más pondría atención..
Siempre todo mundo va a los mismos lugares, y trae el mismo tipo de comentarios.
Concuerdo contigo en que la capacidad de asombro es lo que nos mantiene despiertos, esperando algo más siempre, y lo que hace que nuestro niño interno nunca se apague..
Me encanta como hablas de tu novia!!, se nota que se quieren muchísimo..Que siempre sea así!!
FELIZ 2005!!!
Saludos!!!

Manuel dijo...

aaah...disculpeme por no haberlo leido como se merece...snif...Déjeme decirle que sus crónicas europeas son más hermosas que toda la calixtenia pueñetera y teorreica que leo de pendejos que pretenden pasar por letrados o cultos...

En fin...un saludo...solo espero que toda esta sencillez sea de a neta y no puro pedo pa ligar nenitas...(y si es por las nenas, rolese unas)

Casino online dijo...

loto Juegos en línea para jugar gratis o por dinero. loto

Clickbank Mall dijo...

Come Visit Santa at his blog and tell him what you want for Christmas,

Luis Salceda dijo...

Me has dejado impresionado con la forma que te expresas esta chido que tengas la oportunidad de conocer lugares y elegir a donde vas, pues yo solo he viajado por nuestro país, que tiene muchas maravillas por descubrir, recibe un caluroso saludo.