sábado, octubre 31, 2015

¡Esto sí que me asusta!

No sé ustedes, pero yo, cada que escribo un texto ya sea en Whatsapp, Twitter o Blogger, lo releo cuantas veces sea necesario para que tenga coherencia y la mínima cantidad de errores ortográficos posibles. Digo, no es que sea yo una eminencia en la escritura, pero le echo ganitas y aplico mis conocimientos cada que redacto algo, por nimio que sea.
Y no: no es "obsesión" ni "nazismo gramatical", como muchos dicen por ahí cuando se topan con alguien que escribe en base en las reglas: se le llama Escribir Como Se Debe, y, al menos a mí, así me enseñaron en la escuela.
Sí, yo sé que a veces "la inmediatez", "las prisas" y el autocorrector del teléfono nos hacen cometer pifias sobre todo en el Whats, pero no creo que esto sea un pretexto para no escribir con propiedad si tenemos esa posibilidad. ¿Por qué? Pues porque así debe escribirse.
Lo digo porque como que a la mayoría de las personas le ha dejado de importar esto de escribir correctamente. Pensamientos como: “Ay, comoquiera se entiende", "En las redes sociales nadie escribe bien" o "Aquí la ortografía no importa" se han vuelto tan comunes que llega a parecer hilarante y ridícula la persona que se esmera en mandar un Whatsapp con acentos, diéresis y toda la cosa. Incluso hay quienes se molestan si los corrigen. Y pues, ¡qué miedo! 
¿Por qué "qué miedo"? Pues porque esto habla mal de un chingo de cosas: desde un sistema educativo tan deficiente que ni a escribir de manera correcta puede enseñar a la gente, hasta la pereza mental que deforma el lenguaje y lo degrada casi casi a gruñidos y rebuznos que todos imitan y dan por buenos. Y pues uno ya no sabe si escriben así de horrible por hueva o por ignorancia.
Antes esto me provocaba risas, pero ahora me aterra. La incapacidad o hueva de las personas para construir algo tan básico como una oración congruente, está cabrona. Más si tienes la oportunidad de pensar, ordenar, rumiar, redactar y releer lo que escribes para pulirlo y tratar de que el mensaje sea más claro; ya no digamos "estético".
Muchos dirán: "Pues comoquiera se entiende. Se escriba bien o mal, el objetivo es que se capte el mensaje". Pues sí: un golpe en la cara o una patada en los huevos también hacen que captes un mensaje. Pero bueno...
Ya para terminar, les dejo unos ejemplos de lo que hablo. Son capturas de pantalla de una cuenta de Facebook al azar, de una persona que estudió y tiene un trabajo, para que me digan si estoy exagerando. Al leer los textos, pregúntense: "¿Qué les enseñaron en la escuela a esta persona? ¿Cómo piensa? ¿Pensará así como escribe? Si no: ¿qué no conecta en su cerebro para hilvanar una frase coherente? ¿Releerá lo que escribe? Si lo hace: ¿lo entenderá? Si lo entiende: ¿qué pedo que no detecta ese caos que otros percibimos?". Está cabrón, chavos... Está cabrón... Si el lenguaje era lo que nos diferenciaba de los animales, ahora es lo que más nos acerca a ellos.

14 comentarios:

Paztor dijo...

No es tanto que me asuste. Pero en ocasiones sí tengo que leer dos o tres veces los mensajes para entender exactamente lo que algunas personas trataron de comunicar. A todos se nos va un acento o una coma, pero hay cada caso que te hace dudar si en verdad cursaron la primaria algunos ¡Ja!

Un abrazo, carnal.

Luis V. dijo...

Pues aquí en el trabajo nos cagamos de risa al hablar o escribir así a propósito. Pensamos en hacer memes para mostrar lo ridículos que se ven escribiendo así.

"Vasir al oxxo"" "ne, no voyir".

Creo que sería muy divertido eso de los memes.

David Ferruzca dijo...

Me agrada tu forma de pensar, escribir mal es prácticamente lo mismo que hablar y tener mal aliento, quiza se entienda pero apesta.
Ya le di unas cuantas revisadas a mi ortografía, espero no cometer "horrores".
Saludos Guffo.

Pepito dijo...

Segundo párrafo:

Incorrecto: ... en base a las reglas ...
Correcto: ... con base en las reglas ...

:)

Alexander Strauffon dijo...

Pienso lo mismo, es algo que disfrazan como tolerable o gracioso incluso, cuando para nada lo es. Hace poco Jaime "El Bronco" se aventó un error de ortografía, y su borregada salió a defenderlo diciendo que no importa. Y bueno, yo voté por él para impedir que el PRI tomase el gobierno de nuevo, pero aún así me parece reprobable alguien que solo se la pasa diciendo "raza, raza" y no sabe ni cómo se escriben palabras simples. Lo que hizo fue poner valla en lugar de vaya.

Lo peor es cuando te quieren poner como el malo o el creído por el hecho de señalarles que están escribiendo mal. Pero carajo, si un profesionista o persona de N oficio se ve que no puede ni escribir con propiedad, ¿qué confianza le puede tener uno para lo demás?

Guffo Caballero dijo...

Paztro: Igual y sí me la mamé con eso de que "me aterra", jajaja, pero como era halloween, pues me subí al tren del mame, jejeje. Un abrazo, compadre.

Luis: Jajajaja, pues sí, no deja de ser una mina de humor involuntario. Pero ojo: cuando me río, no me río de la ignorancia de la gente, sino del sistema tan nefasto que se supone debe enseñar algo tan básico y ni eso puede lograr. Ta cabrón. Y la mentalidad de "pues sí, ya sé que está mal escrito, pero pues qué hueva escribir bien".

David: Muchos saludos. Gracias por comentar. Un abrazo.

Pepito: ¡Muchas gracias! Ésa no me la sabía. Saludos.

Alexander: Ah, sí lo vi, jajaja. Ahí debería decir: "Raza, si ven que escribo mal un tweet o post en Facebook, por favor señálenme mis errores". Igual y hasta puntos de humildad se gana, jajaja. Y pues sí, un profesionista que escribe así, deja mucho qué desear de las instituciones educativas y de sus hábitos de lectura, que también ayudan mucho para saber escribir.

Aníbal Díaz dijo...

A mí también me asusta. Chingos.
Al principio pensé que era una cuestión generacional -a mis casi 34 años, me pasó por la cabeza el 'ya estoy viejo', pensando que así escriben los morros de ahora por moda.
Pero no... no es moda. Es hueva, es pendejez, es hastío, es ignorancia, es estupidez. Es 'el autorrector tiene la razón'. Es 'qué hueva, no mames pero me entendiste'. Es 'soy de la raza y así escribimos, si escribes bien, eres mamón'. Estamos empinados como sociedad, académicamente, cognitivamente (no sé si se diga así, jaajjaAJ... me refiero a la cuestión de conocimientos).
No quisiera ponerme muy polaco o meditabundo, pero siempre he pensado que nuestro país, más que estar empinado por los políticos (que lo está), en realidad lo está más por nosotros mismos, por nuestra apatía, por nuestra pereza para aprender y querer saber. El que no sabe y escribe de la verga, es chido, humilde y de la raza. Si escribes bien, eres elitista, eres mamón y eres cagante. Estas dos ideas están ya bieeeen agarradas, y al paso que vamos... se me hace que ya valimos madre. Espero que no.
Saludos otra vez.

Ramon Hinojosa dijo...

Yo soy igual, siempre escribo como se debe. ¿Porqué? porque puedo. Y ¿porqué puedo? Porque tengo la educación que se necesita para hacerlo. Eso hace la diferencia del resto que escribe como esos bellos ejemplos de este post. ¿Me oí muy mamalón? Pues sí y me vale madres.

Enrique dijo...

Desafortunadamente conozco montones de profesionistas que escriben de la chingada y todavía la hacen de pedo cuando les haces un comentario.
También conozco otros que pensaban que las materias de lectura y redacción o administración en la universidad eran de relleno, y ahora andan de gerentes y escribiendo: lo mejor del mundo mundial (y en serio, no de mamada)

Licho dijo...

Y es que una de las peores plagas es la gente que no usa correctamente los signos de puntuación. Digo, "No es mañana" no es lo mismo que "No, es mañana". Y hay gente que no lo entiende. Y por supuesto, ¿cómo quieres que la gente escriba bien, si tienen que terminar su mensaje antes de que el semáforo se ponga en verde?

Ian Keller dijo...

Hola Guffo, cuánta razón en lo que has mencionado.
La buena ortografía es como mostrarle respeto a los demás, ser claros y concisos y fácil de leernos; que cuando escribes con las patas te esfuerzas más y yo de plano, me rindo y dejo de leer esas barbaridades.
Me da risa que estoy dentro de un grupo que se jacta de ser lectores y una vez critique a un gusano por su horrible escritura y todos se me fueron encima. De verdad, qué mal estamos, es una hueva pensadora nivel Dios. Va a estar duro quitar semejante barbarie de la raza. Ni modo, unos gobernarán y otros serán gobernados, ni pex. Gracias por la publicación.

La flaca dijo...

Ayer me paso algo que a continuación te comento compadre, un compañero de aquí de la empresa me muestra un mensaje de si hija hacia él pidiéndole que le comprara unos audífonos con manos libres, lo leo y no le veo nada de raro que por que me lo enseña entonces me dice "me lo mando mi hija que es invidente" yo puse una cara de asombro que no se me ha quitado desde ayer, pero le pregunto que si tiene un celular con teclas y me dice que no que su hija le pidió un celular con touchscreen y que cuando se lo pidió su hija mi compañero pensó que no iba a poder usarlo por obvias razones, y neta que yo le dije que ya ni muchos chavos que escriben con las patas y sin quitarse el calcetín, la persona esta escribe sin faltas de ortografía y respetando letras, espacios, comas, etc. así que a mi también me da mucho miedo lo que posteas mi buen y eso que yo soy una bestia de la ortografía!! jajajajaja saludos!

Xukky dijo...

La verdad, es que esos ejemplos que mencionas son decentes, yo todos los días veo las publicaciones de personas cuyas aberraciones están al nivel de: azi, ke, khá, tE xTrAñO,bbsito moxho, oishe zhi, también abundan otras como: ¡¡Aki ksual, eskuchando musika matona de bronco, bryndis, temerarios, en vrd feliz!!, entre otro tipo de cáncer para mis ojos, las veo, no porque sean mi círculo de amigos, si no porque estoy en grupos de trabajo, en donde algunas veces rescato talento, para las vacantes que recluto y lo mas triste de todo es que el 99% de esas personas están en búsqueda de oportunidades laborales, peor, no les puedes decir que su ortografía es un asco, porque se juntan en una turba y te linchan.

La escritura y una buena expresión verbal son importantes, por supuesto que si y mucho, pero las personas le han restado importancia.

Rosalba Olivares dijo...

Me asusta más recibir correos en la oficina de “profesionistas” como el de se abajo el tráiler, corrigo el documento… Dios mio ayudalos no saben lo que hacen