miércoles, agosto 27, 2014

Narvales y luces polares

Quisiera hacer un viaje lo más al norte del globo terráqueo con el único propósito de observar narvales. Narvales y auroras boreales. ¡Imaginen la combinación! Estoy seguro que la experiencia le volaría la mente a cualquiera. Sería un viajesote en los cinco sentidos.

Siempre he pensado -muy cursi mi pensamiento, por cierto- que los narvales y las auroras boreales existen sólo para recordarnos que en este planeta aún hay rescoldos de magia. Aunque la razón existencial de estos seres y fenómenos luminosos esté perfectamente documentada por la ciencia, siguen siendo algo mágico.

Tal vez parte de lo más chingón de no haber visto nunca en vivo ni una cosa ni la otra, es eso: que permanecen como un sueño, como algo que sólo existe en un universo fantástico dentro de un mundo que nos horroriza cada día más.

Tal vez la mayoría de los hombres perdieron toda capacidad de asombro y por eso es mejor que ciertas cosas permanezcan como ilusiones inalcanzables. Pero no para quienes conservan las ganas de maravillarse.

Por eso quisiera viajar muy al norte: para ver narvales y auroras boreales. Cocinar con los inuits. Reconciliarme con las temperaturas de menos veinte grados centígrados. Escuchar el aullido de las ventiscas polares. Dormir en un iglú sepultado entre pieles de caribús. Contemplar los destellos del cielo septentrional, como si las interminables planicies heladas se reflejaran y bailaran en la noche.

Tengo que hacerlo. Cuando lo haga, les aviso y les pongo fotos.

7 comentarios:

Alejandro Del Valle dijo...

Ya verá mi buen Gustavo que sí podrá ir.

Mi esposa y yo queremos ir a ver las auroras boreales también.

:-D

Karlos F. dijo...

Chingón mi buen.

Desde que leí la novela "El país de las sombras largas" (años ha) también me quede con esas ganas de conocer aquellos parajes.

Si te decides avisa, en una de esas armamos un grupillo y nos lanzamos a la aventura, como los exploradores de antaño, jeje.

Saludos...

biggie smalls dijo...

SI ya anduviste en Canada, que mas da irte tantito mas para arriba, espero un dia esas fotos al menos de la aurora, los narvales si la veo pelada, chido post!

Alexander Strauffon dijo...

No podría con esas temperaturas extremas. Acabaría tieso, y no me refiero a excitado.

Oscar M Villalobos dijo...

Al igual que tu, en un documental que vi sobre la vida en el ártico conocí a los narvales, me parecieron enigmáticos.

Saludos Guffo.

Margarita Castañeda dijo...

Una maravilla para la vista y la imaginación, seguro veré las fotografías que subas.

Iggy Pop dijo...

Me recordaste El país de las sombras largas. Hay un crucero por Alaska en el que se pueden ver las auroras boreales. Antes había un programa que se llamaba The last frontier y era de Alaska, muy padre, la historia no tan buena, pero sí mostraba cómo vive la gente en Anchorage.
saludos Guffo y gracias por seguir escribiendo tu blog, es siempre un gusto leerte.