viernes, diciembre 06, 2013

Correos

A lo largo de casi diez años escribiendo en este espacio, he recibido correos electrónicos de todo tipo. Algunos de ellos, memorables; otros, entrañables. Aquí algunos ejemplos:

Los hombres que me adulan siempre aclaran que NO son gays. Relájense, vatos. Relájense, aflojen el ano y reciban... ¡¡¡no es cierto!!! Nunca he pensado que son gays aunque me digan cosas de amor homoerótico o tengan cara de Fabiruchis.
Una vez una lectora quería ponerse en contacto con mi mamá porque quería que su futuro hijo fuera como yo. ¿Por qué hacerle ese daño al pobre chamaco?, snif.
Una vez un güey se ligó a una morra fusilándose casi todos mis escritos. Fue descubierto y se la pasó el resto de su vida en casa de sus padres, haciéndole el amor al Compayito con cremita Lubriderm.
Quien te adula también aclara que no es lamehuevos. No le tengan miedo a la adulación, chavos; vieran qué bonita es. Malo cuando se es un pobre diablo y cualquier cumplido inflama tanto el ego que se despegan los pies del suelo.
Un estudiante de doctorado del Departamento de Estudios y Planificación Urbana del MIT, al que conocí por accidente, se puso en contacto conmigo años después para saludarme y para decirme que me convertiría en uno de los moneros más chingones de mi generación. Lamento haberlo defraudado, snif.
Hubo otros que amablemente me pidieron dibujos o poemas o fragmentos de mis escritos para conquistar -o reconquistar- morritas que disfrutaban de mi trabajo.
Me gusta que la gente me escriba diciendo que fue grato encontrar mi blog para enterarse que no son los únicos en el mundo que piensan o sienten como lo hacen. Me emociona que la gente esté despierta, que no piensen que están mal por no cubrir ciertos cánones sociales y no pretendan aparentar algo que no son por complacer a los demás.
Una vez hicieron un cortometraje inspirado en uno de mis escritos.
Gracias a este espacio me han caído propuestas de trabajo, entrevistas y fama efímera, snif.
Algunos seguidores de mi antiguo trabajo en Grupo Reforma después se hicieron seguidores de mi blog.
He recibido historias impresionantes, de gente admirable.
Me gusta conocer a mis lectores -nunca me ha gustado llamarlos "fans"-, aunque no me digan todo lo que sienten cuando estamos de frente. Pero bueno, supongo que para eso está el correo electrónico.
Me gusta que me digan que mis escritos son honestos, pues me recuerdan que lo que pienso y siento lo es.
No me gusta que me envidien, aunque sea "envidia de la buena"; prefiero que retomen lo que les gusta de mí y lo apliquen en su vida diaria.
Para algunos lectores, soy Guffo Wan Kenobi.
Que la fuerza esté con ustedes. Buen fin de semana.

15 comentarios:

-antonio dijo...

Creo que es tu post más bonito y ni siquiera lo escribiste tú. Te pareces a mi escritor favorito Isaac Asimov.

saludos, desde el Heroico Puerto.

Margarita Castañeda dijo...

Eres original, y eso te hace grande, Saludos! :)

Aseret dijo...

Precisamente tus posts tienen relevancia y efecto sobre los lectores porque eres honesto y te gusta lo que haces.

Me encanta que no hayas dejado de ser blogger.

Salu2!!

Liliane dijo...

Y, pues... hay las locas que te escriben en portuñol. Jajajajajajaja...

Yo aprendí mucho con este blog. Muchas han sido las veces en que me llevé textos tuyos para mis clases de español. Compartí personalmente, con las otras personas que se dedicaban a aprender este idioma tan hermoso.

A mi me parece muy bonito eso: No saber hasta a dónde va nuestra influencia en las personas. Y tú tienes un talento natural para ello.


Abrazos

Luna Olive Lettuce dijo...

Guffo... yo te leo desde que tengo 14 años... ahora ya tengo 20. Y este ha sido un post bastante bonito porque nos recuerdas a nosotros, los que gustosamente te leen. Yo te encontré por un blog ya viejito en donde participabas junto con Falso... la verdad no me acuerdo como se llamaba ese blog, ya desapareció. En fin, gracias por tus escritos, y por no dejar de hacerlo. Te admiro un chingo...
sé feliz.

Guffo Caballero dijo...

Antonio: Qué gran cumplido eso de que me parezco a Asimov, jajaja. No le llego ni a los callos, snif.

Margarita: Muchas gracias. Saludos :)

Aseret: No dejaré de serlo mientras tenga lectores como tú. Gracias.

Liliane: ¡Wow! Es un honor que mis textos sirvan para otra cosa que no sea desahogarme, jejeje. Gracias, Liliane.

Luna: Ah, sí, aquel blog se llamaba Recolectivo. Gracias por seguir siendo mi lectora. Neta que ni cómo agradecer eso, snif.

Un abrazo a todos. Nos seguimos leyendo.

Alejandro Del Valle dijo...

Gustavo, felicidades por esa horda de seguidores que tienes a los cuales me he unido hace ya buen tiempo atrás.
Igual que ellos me jactó de revisar tu blog cada semana para saber que nos cuentas.

Un abrazo, man.

Angel Lopez dijo...

Estimado Guffo
Nariz de alcanza quesos!!
Te leo desde hace un chingamadral.
Creo que con tus escritos me conseguí dos o tres nenas...

PD. Lo de Nariz de alcanza quesos lo vi en un post tuyo.
( es en buena onda)

Saludos

Alexander Strauffon dijo...

Cuando se trata de alguien que se expresa con sencillez y sinceridad, como tú Guffo, esa atención es bien merecida.

Un saludo.

Frances The Mute dijo...

Eres de los pocos bloggeros de antaño que siguen escribiendo llegue aquí por que leía el blog de falso profeta de esto hace unos 7 años, ahora y entonces cuando he leído los post del filosofo de cantina pienso en que cuando ande por tus rumbos buscarte para ir por unos tragos. En fin yo también te escribí un par de correos (desde pidiendo consejo para mis dibujos hasta desahogando mi mala experiencia en Playa del Carmen) y agradezco que te tomaras la modestia de responderlos, igual de firmar mi libro de diarios del fin del mundo . En fin si un día estoy por allá o andas por mis rumbos queretanos espero poder saludarte en persona, suerte y saludos.

Frances The Mute dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Guffo Caballero dijo...

Alejandro: Mil gracias. Aquí nos seguimos viendo.

Ángel: Jajajaja, así me decían los lectores culeros de Hazme el Chingado Favor, snif.

Alexander: Un abrazo, señor. La admiración es mutua.

Frances: Nomás me avisas y nos vemos. Gracias por seguir siendo mi lector.

Daniel dijo...

Te olvidaste de los anónimos que te dejaban comentarios legendarios como que eras un pobre diablo sin identidad.

Anónimo dijo...

Hola Guffo, te leo desde hace algunos años y ahora que veo esta entrada de los mails, me puse a pensar que nunca te he agradecido por tus palabras. Gracias por tener el valor de escribir y COMPARTIR..sobretodo te debo "la rebelion de atlas"(que saque de tu lista de recomendaciones), de ahi me meti con Ayn rand y nada, me exploto el cerebro!
Saludos.

biggie smalls dijo...

pense que iba a salir :( jajaja, un saludo desde morelia guffo