miércoles, abril 17, 2013

Parkour


Y para todos los que me preguntan que qué pedo con El Escuadrón Retro, que cómo se me ocurrió tal mafufada, etcétera; ahí les va más o menos una respuesta:

Creo que dibujé al Escuadrón Retro por primera vez cuando me entró la crisis de los 30, por ahí del año 2007. A diferencia de muchos treintones, a mí no me angustió el hecho de no estar casado, no tener hijos ni haber obtenido un crédito para comprar una casa (los guapos no tenemos tiempo para eso :P). A mí me golpeó la absurda y cursi obsesión de querer volver a ser niño y –obviamente– no poder, pues mi infancia –como la de muchos– ha sido la etapa de vida que más he disfrutado. Y cómo no, si trepaba árboles, construía fuertes en montes baldíos, me bañaba en la lluvia, fabricaba paracaídas con bolsas para la basura, aparecía un dinosaurio oprimiendo un botón de mi reloj y me volvía invisible oprimiendo otro; mi bicicleta volaba, mi cuarto tenía pasadizos secretos que conducían a tesoros y podía tener el mar en casa tapando con un trapo la coladera de la regadera. Todos esos sueños y juegos imaginativos; todos los recuerdos; toda la inocencia y libertad de aquella etapa -que muchas veces olvidamos en el proceso de convertirnos en adultos-, todo lo rescaté para crear estas tiras.

Pero ¿qué pedo con los personajes principales?

Bueno, pues me tocó vivir una época en la que las mamás se enamoraban de Tom Selleck, no se perdían la telenovela Cuna de Lobos y bebían TaB: un refresco bajo en calorías que contenía un endulzante cancerígeno y prometía figuras esbeltas. La primera y única vez que probé -y escupí- esa madre, me supo como si hubiera pegado la lengua en el polo positivo de una pila doble A. Aunque muchos decían que "sabía a medicina", pero nunca especificaban a qué medicina. Recuerdo que mi padre –enemigo público número uno de la comida chatarra– regañaba a mi mamá cada vez que la veía bebiendo una lata de ese nefasto brebaje que terminó por convertirse en la Coca Cola Light, y que mi madre sigue bebiendo a pesar de los regaños de su marido.

Fue también cuando se puso de moda una consola de videojuegos muy sencilla, pero espectacular para aquellos años. Atari 2600, se llamaba. Bastaba un cuadro negro con palanca, un botón anaranjado y mucha imaginación para derribar naves extraterrestres o manejar un coche de carreras que más bien parecía una mancha cuadriculada. A diario nos juntábamos en la casa del niño rico de la cuadra –el único al que sus papás le habían comprado el aparato en Houston– a jugar los cartuchos de Pac-Man, Dig Dug, Frogger, Pole Position, Jungle Hunt, Asteroids y Space Invaders.

Fue precisamente en casa del Pollo -el niño riquillo de la cuadra- que descubrí dentro de un cajón –mientras esperaba mi turno en el Pac-Man– el cubo Rubik. Esa tarde me olvidé por completo del Atari, me senté en un sillón e intenté poner de un mismo color las seis caras del novedoso rompecabezas. No pude formar ni siquiera una. De hecho, es fecha que no lo he logrado. De la única forma que podía hacerlo, era despegando y volviendo a pegar los cuadritos adhesivos de colores o pintándolos a mi antojo con Pincelines.

Muchas cosas marcaron mi infancia, pero las tres anteriores fueron las primeras que me vinieron a la mente cuando se me ocurrió crear a los tres personajes principales del Escuadrón Retro.

Así fue.

11 comentarios:

Àngello dijo...

chingon escrito compadre, pero era mas facil desarmar el cubo rubick y armarlo de nuevo pero con las caras iguales, jajajajaja

Àngello dijo...

y si, la tab sabia a mierda...

Alexander Strauffon dijo...

Tus personajes estan chidos y graciosos. Y como tú, tampoco me ha angustiado el pasar los 30 y no ser esclavo de un contrato matrimonial, o -peor aún- de un lazo con hijos en los cuales gastar todo mi dinero, tiempo, y vida. Allá que los masoquistas gocen de eso, se les respeta.

Sigo leyéndote como siempre. Saludos, mi estimado.

mymaster_info dijo...

Por mi imaginación siempre me paso la idea de que viviste una vida desahogada económicamente hablando en tu niñez/juventud, que no madurez, pues aun eres joven :P
¿Que me puedes decir?

Saludos.

mymaster_info dijo...

@Alexander Strauffon:
¿Por que masoquistas las personas casadas?
A mi me gusta estar casado, vivir con una persona, ser soltero de nuevo y no por estar casado soy masoquista.

Saludos.

Licho Lara dijo...

Pues me da vergüenza decir que yo sí ando pagando casa... aunque me faltan la mujer y los niños... Godínez pasito a pasito...

Yo no sabía que era eso de TaB. Y el cubo de Rubbik no puedo armarlo ni con el instructivo en la cara.

R dijo...

Encontré un blog precisamente de juguetes de nuestra época. Quizá te provoque un poco de nostalgia.

http://laloncheradelosrecuerdos.blogspot.mx/

VVV dijo...

jeje que recuerdos, en la secundaria ibamos a la casa del miguel a jugar con el atari y al del memo a ver peliculas en su videocasetera sony betamex, no faltaba el que lo hacia enojar o chillar y su mama nos corria a todos jeje
Saludos Mr Guffo

Guffo Caballero dijo...

Saludos a todos, gracias por seguir leyendo mi blog. Un abrazo.

P.D. Y para mymaster_info: pues holgada holgada no, pero nunca faltó nada. Clase media.

R dijo...

Esa crisis esta mas cabrona

KOKO dijo...

La maravilla de ser niñ@... siempre me es grato leerte, es como llegar a un lugar donde puedes sentirte seguro.