martes, abril 10, 2012

Su última foto juntos

Nemesio recibió el teléfono mientras barría la banqueta de adoquines frente al Palacio Municipal.

-Y ya sabes: si ves al ejército patrullando o algo sospechoso, nos mandas una alerta en chinga -le dijo el copiloto de la lujosa camioneta negra.

Nemesio asintió con un “sí, mi comandante”. El hombre subió la ventana polarizada y el vehículo arrancó rechinando las llantas.

En todo el día Nemesio no vio ni al ejercito ni algo que le pareciera “sospechoso”. Cuando estaba oscureciendo marcó el número de Catalina y quedaron de verse en el kiosco de la plaza a las ocho.

Se besaron en los labios cuando se vieron y, al desprenderse, Nemesio le presumió su nuevo teléfono a su novia.

Catalina posó para Nemesio. Algunas veces le ganaba la risa porque sus poses le recordaban a las modelos de los catálogos de zapatos. Nemesio hizo lo mismo y se recargó en coches estacionados que le parecían lujosos, mientras Catalina capturaba el momento.

Nemesio la besó de nuevo en los labios, la abrazó por la espalda y se tomaron la penúltima foto en la que saldrían juntos, pues la última sería dos días después.

Su última foto juntos salió en la sección local de varios periódicos. Nemesio aparecía tirado sobre un charco de sangre y a Catalina se le veía al fondo de la imagen, llorando histérica, tratando de acercarse al cuerpo de su amado mientras un policía se lo impedía.

6 comentarios:

Fraga dijo...

Quedaría perfecta para entrada de novela policiaco-peridística, Mi Guffo!

Y que pudiéramos decirte: caray, de dónde te da para tanta imaginación!

Desafortunadamente, la escena se ha vuelto cotidiana para este país.

Un abrazote!

Eduardo Molina (Anarkistapp!) dijo...

Lo feo es la necesidad que tiene muchísima gente de ganar dinero haciéndole de "halcones" para esos pendejos.

Sir David von Templo dijo...

Esta muy buena la historía. Muy ad hoc con la realidad del país. Sabes, hasta parece que te pusiste de acuerdo con Edgar Clement para hacer una novela gráfica.

Saludotes Guffo.

Liliane dijo...

Echo de menos la época en que las historias terminaban:"... y han sido felices para siempre." :-(

Um beijo

Guffo Caballero dijo...

Saludos a todos. Muchas gracias por seguir viniendo a leer y comentar. Un abrazo.

Syous dijo...

Al contrario, gracias por seguir escribiendo aunque hayas cambiado totalmente de aires sigues actualizando el blog.

Ya es parte de la rutina diaria checar los Guffodislates, no se sabe que se puede encontrar, buenas fotos, historias interesantes, aventuras de espionaje o post negas contra la Sra Goonie

Saludos!