lunes, enero 02, 2012

Lo que somos es memoria


Tenía siete años y una hermana recién nacida cuando nos mudamos a esta casa. Era un lugar más grande que la casa en la que yo había nacido, en un barrio nuevo rodeado de monte, donde aún no había tuberías de gas y podían verse tlacuaches y lagartijas cornudas durante el día, ranas cuando llovía y murciélagos y lechuzas por las noches.

El primer par de años que vivimos ahí algunos cuartos se quedaron casi en obra negra: con el piso de concreto y sin clósets para guardar la ropa; sólo un tubo plateado de pared a pared donde mi madre colgaba los ganchos. Durante el verano dormíamos en la planta baja porque era más fresca que la parte de arriba. Las ventanas no tenían tela mosquitera y las abríamos para que entrara el frescor de la noche con alguno que otro insecto. Recuerdo que una de esas veces que dormimos abajo desperté cuando sentí que un escarabajo -de ésos que vuelan alrededor de los focos- caminaba por mi cara e intentaba metérseme en la nariz.

De las primeras cosas que hizo mi padre al llegar al nuevo domicilio, fue plantar el árbol de la foto. Creyendo que crecería tan grande como está ahora en muy poco tiempo, le dije a mi papá que cuando el árbol estuviera enorme –en 3 años, según yo- me construyera una casa de madera arriba de él. “Pues si después de los 30 años sigues queriendo una casita en un árbol, te la construyo”, me dijo. Tengo 35 y no me da pena decir que todavía la quiero, snif.


El árbol ahora es casa del Chupete, el gato, y refugio de algunas urracas, tórtolas, colibríes, golondrinas y unos pájaros que cantan muy bonito y que tienen un antifaz negro y el pecho muy amarillo y se me olvida cómo se llaman. Ahora que volví a casa de mis papás a pasar mis últimos días en Monterrey, a diario salgo a ver el árbol. A veces me acerco y acaricio su corteza, me pongo de puntitas para alcanzar alguna de sus ramas altas y le tomo fotos esperando que en ellas aparezca el fantasma de algún juego de mi infancia.


Todo lo que viví en esta casa y sus alrededores ahora son sólo bonitos recuerdos. El barrio ahora son más casas y más gente y más coches y más cables que intentan robarse el recuerdo que tengo del barrio cuando era otro. Cuando era MI barrio y tal vez yo era otro: más despreocupado, más feliz y con raspones en las rodillas, no en el alma.

Somos la memoria de nuestras experiencias. Somos los momentos más felices de nuestras vidas. Nuestro mundo interior se construye en base a las experiencias del mundo exterior que se tornan recuerdos. Este barrio me hizo parte de lo que soy. Que esta ciudad y su triste situación no los hagan ser lo que no son.

Salud por este año. Que se acabe todo el daño. Que los ojetes se vayan por el caño. Y que retomemos nuestra esencia y valores de antaño.

28 comentarios:

Rafa Ibarra dijo...

¡Salud, estimado Guffo!

Anónimo dijo...

Vivan los recuerdos.

Me permite usted tomar la foto de la casa del Chupete para ponerla en un marquito en la pared?

Anónimo dijo...

como chingas pinche frenton cara de mi verga...ya ganale a la verga pinche traga de okis

Guffo Caballero dijo...

Salud, mi Rafa.

Claro que puedes tomar la foto para ponerla en un marquito en la pared.

Yo también te amo, Anónimo. No sabes cuánto me has hecho crecer.

Saludos.

...Diana... dijo...

Hola Guffo, acostumbro leer siempre que escribes tus posts aunque no siempre comento, está de más decir que me gusta mucho como escribes, y también que está historia de tu infancia me hizo recordar cosas de un árbol que teníamos en casa, pero de lo que quede enamorada de tu post, fue en esa foto donde está ese librero, así es como quiero que un carpintero haga un librero en una pared de mi casa, que este año esté lleno de cosas fregonas, saludos!

C. Thunders dijo...

Esa sensación de regresar y encontrarse con que las cosas no son tan grandes como nos acordábamos y que las calles no son tan largas como 'eran antes'.

I Know That Feel Bro.

Desde un tiempo para acá mi lema ha sido: siempre es provechoso recordar, pero hace daño quedarse en el pasado.

Buen post.

Anónimo dijo...

Recordaste mi trauma, siempre quise una casa en un arbol, aunque en mi casa nunca tuvimos un arbol tan grande =(

Paztor dijo...

Muy buen post mi Guffo. Somos memoria, ni que decir. Espero que cuando andes lejos recuerdes las pocas cosas buenas que aún le quedan a este rancho jeje.

Guffo Caballero dijo...

Diana: Muchas gracias por animarte a comentar. Siempre agradezco que se tomen la molestia de hacerlo. Ese librero ya tiene muchos años y, en efecto, lo hizo un carpintero al gusto de mis padres. Frente a mí, hay otro, pero más grande, con más libros, más música, más películas y adornos inservibles, jejeje; a ver si luego le tomo fotos.

C.Thunders: Claro, quedarse en el pasado impide saborear el presente y nos volvemos esos viejitos que se la pasan diciendo que el pasado siempre fue mejor y que "en nuestros tiempos las muchachas no estaban tan locas" y bla bla bla. El pedo es que a veces el presente cambia de manera tan gacha y tan drástica que como que no nos da tiempo de adaptarnos a él y nos rebasa y hace que añoremos nuestros "años mozos", jejeje.

Anónimo: Todos deberíamos de vivir en casas arriba de los árboles, snif. Ya somos casi changos; vivir arriba de ellos no nos cambiaría en mucho, jejeje.

Paztor: Claro que recordaré todo lo bueno, carnal. Este viaje es nomás una desintoxicada de mí mismo y de este entorno.

huastekka dijo...

guffo me gustaria que me pasaras tu correo para poder hacerte unas preguntas referente a la venta de cajas de carton si no es molestia... gracias

Sizu Yantra dijo...

Que chingonas reflexiones, bastante cargadas de verdad. La infancia es una etapa muy linda. Ánimo Guffo.

Àngello dijo...

chale, el patio de la casa donde vivia antes,estaba grandisimo, y tambien habia un arbolote inmenso, que padres recuerdos carnal.

saludos...

Anónimo dijo...

Asi se les debe de contestar a los "ANONIMOS ENVIDIOSOS" bien Guffo, no te ganches con ignorantes!!!!

Guffo Caballero dijo...

Huastekka: Te lo pasé en el post anterior, jeje, pero va de nuevo: guffo76@hotmail.com, ése es el correo de los bissness, jejeje.

Sizu: Gracias, carnal. Nos leemos.

Ángello: Saludos, compadre.

Anónimo: Es que honestamente le agradezco mucho todos los comentarios que me escribe. Lástima que él no lo entienda. Se sentiría una mejor persona, mucho más feliz, al saber lo mucho que sus comentarios despectivos y amenazas de muerte me han servido para crecer como ser. Ni pedo.

Anónimo dijo...

Mi Madre y yo lo plantamos...en el límite del patio.......SNIF....SNIF... me vino a la mente esa canción de Alberto Cortez y obvio los recuerdos del ayer, la nostalgia se alimenta de recuerdos y se quiera o no, siempre los recuerdos de la infancia son de los más bonitos o los que más añoramos y cuando los años pasan, más ganas nos dan de volver a ser niños.....o no mi querido guffo?
Un saludo desde el muy soleado y calientito Acapulco.

Anónimo dijo...

"Ya somos casi changos; vivir arriba de ellos no nos cambiaría en mucho, jejeje."
Solo espero que no incluya todo ese pelo!! brrrrr no soy fan de eso jajaja
Ya me vi arriba de los arboles, brinque y brinque

Mussgo dijo...

Eres grande Guffo.

Hace una semana se caso un primo de Campeche con una de Monterrey. La boda fue allá, en San Nicolás de los Garza. Había planeado ir y conocerte por allá. Pero mi matrimonio y la mudanza a la nueva casa me dejó financieramente corto.

Espero algún día estrecharte la mano, quejarnos de todo lo jodido del mundo, y echarnos unas buenas cheves.

Éxito en Canada.

Mussgo

Anónimo dijo...

Me encanto esta frase: "raspones en las rodillas, no en el alma".

Saludos

Karo Estrada

Guffo Caballero dijo...

Anónimo Acapulqueño: Tiene usted toda la razón. Y esa rolita de Don Alberto es muy bonita.

Anónimo Chango: Estaría chido, ¿no?
Saludos.

Mussgo: Que así sea, mi buen. Lástima que no pudo ser antes eso de las cheves. Gracias por tus buenos deseos. Un abrazo.

Karo: Muchas gracias. Salió del corazón la frase, snif. Algo cursi, pero fue lo que se pudo, jejeje.

Juelz Mtz dijo...

El nombre del ave es "luis bien te ve"... bueno así de dice la bióloga que trabaja en la oficina.. supongo que tendrá uno "profesional" ... ya google me ayudó y es "Pitangus sulphuratus"...

Pretencioso decir que siempre te leo... mejor decir ocasionalmente lo hago, me gusta como evocas esos buenos recuerdos.

Mucha suerte en CANADA... hacen falta muchos webos para hacerlo!. Saludos!

Juelz Mtz dijo...

El nombre del Ave es "Luis bien te ve"... o al menos así es como le llama la Bióloga que trabaja en la oficina.. supongo que tiene un nombre acá profesional... ya! google me ayudó es: "Pitangus sulphuratus"

Pretencioso decir que siempre te leo... mejor decir que ocasionalmente lo hago.

Me gusta tu manera de escribir sobretodo como evocas los recuerdos de la infancia...

Exito en Canada!

YoSabina dijo...

¡Hermoso árbol! También muy bello el gato, espero puedas seguir creando recuerdos agradables, por mi parte lo intento.

Saludos y mis mejores deseos.

YoSabina

Anónimo dijo...

jajaja me dijiste chango y soy mujer ¬¬ jajajaja
chango pero sin pelo, pero no tengo cara de changa...
o crees que si? =(

Guffo Caballero dijo...

JuelzMtz: Gracias por leerme. Busqué imágenes del pájaro que menciono y me salió que el nombre es "pecho amarillo común", jajajaja. de haber sabido que era tan sencillo.

YoSabina: Lo haré.Gracias por tus buenos deseos.

Anónimo: Noooo, para nada. Es que puse lo del chango para diferenciar entre los demás anónimos, jajaja. No leí bien que eras mujer porque no dejaste tu nombre.

Anónimo dijo...

Hola Guffo
Deseo que este 2012 te vaya muy, pero muy bien. Que tu vida sea llena de cosas buenas. Te sigo leyendo desde DF. Te mando un abrazo y un beso. Éxito
Brenda

Reptil dijo...

casi nunca comento pero escribes conmadre, tuve el gusto de conocerte cuando compre el libro de diarios del fin del mundo y una playera del escuadron retro suerte en tu viaje

Cristian Baldenegro dijo...

Hola, Guffo. Me encantó la segunda fotografía, cómo se pueden ver las montañas en el fondo, y el grandioso árbol, no sé, en serio me cautivó.

Por cierto, "Nuestro mundo interior se construye en base a las experiencias del mundo exterior que se tornan recuerdos"

No sería -con- base a las experiencias? :P Un saludo.

Anónimo dijo...

Salud mi buen Guffo, salud por este anio que empieza, saludo por las perdidas y los reencuentros, saludos por los buenos amigos. Salud por tus excelentes escritos!!!
(Lectora anonima cachanilla).