miércoles, febrero 08, 2006

el mustang 73

Cuando cabía, me gustaba acostarme sobre las bocinas de los asientos traseros de los coches. En ese hueco que forman el vidrio por donde se aleja al camino recorrido, el techo y el respaldo del asiento. Te tengo una sorpresa, m´ijo, me dijo mi padre. Yo tenía como unos 6 años. Un hombre elástico, una autopista Escalestrix, pases para ir al programa de Chabelo y traerme mi avalancha verde y mi dotación de Duvalines o, ya muy jodido, un viejo caballo de palo o un paquete de barajitas para llenar mi álbum de animales. Pensé en muchas sorpresas bien chidas y en muchos regalos, pero nunca en lo que en realidad fue. Bajé con mi papá las escaleras de la casa, abrió la puerta que daba a la cochera tomando mi mano y ahí estaba: un Mustang guindo modelo1973; casi 10 años de viejito tenía el coche pero se veía como Harrison Ford, sin una arruguita y bien conservado el cabrón. También mi jefe se vio bien mamilas con eso de que era una sorpresa y de más, obviamente ese iba a ser su carro y me lo iba a heredar 15 años después, cuando el coche ya tuviera casi 25 años de antigüedad, cuando ya no funcionara del todo bien, cuando ya la gasolina NOVA no existiera y cuando hubiera sido imposible –económicamente- mantener a una máquina de esas. Gracias a dios lo prestó y el güey que se lo pidió lo hizo cagada en la carretera. Pero yo comoquiera estaba bien feliz. Y lo que más me gustó de la sorpresa es cómo me vendió la idea mi papá. Me dijo que ese carro era mío y que le había mandado a hacer un asientito especial para mí, que no era otra cosa más que el chingado recarga brazos que esta entre el asiento del piloto y el del copiloto; pero yo estaba bien creído y ahí me sentaba, en mi asiento hecho a la medida. En aquella época no había tanto pedo con los accidentes ni con el cinturón de seguridad ni madres de esas. Recuerdo haber ido yo parado en el asiento del copiloto sin cinturón de seguridad y acostado sobre las bocinas traseras del coche, tapándole toda visibilidad a mi padre. Chale, ahora mi duda es: o el mundo era muy bonito en aquella época que nunca le sucedía nada malo a la gente o, de plano, se querían deshacer de mí mis padres mandándome a volar por el parabrisas. Snif.

16 comentarios:

betote dijo...

jaja, a mi me gustaba esconderme en la parte de atras de los bochos, creo que en aquel entonces la gente andaba menos apurada y desapendejada de lo que esta ahora, ahora todos kieren hacer las cosas en chinga como si les faltara tiempo o como si los dias fueran mas cortos creo

CHAD dijo...

ah no mames! como adoro los mustangs en cualquier modelo.

Yo conincido con betogelon, en aquellos ayeres (que no son los mios, ya que yo soy mas joven jijiji) era mas tranquila la gente y no vivia como maniaticos apurados de aqui para alla.

SALUCHES!

rubas dijo...

Guffo, tenias un puto mach 1!!!!

a mi me regalaron uno en el 2001, lo arreglamos entre mi jefe y yo! quedo pocamadre el auto, lo use nomas 2 dias, me fui a holanda y cuando regrese ya lo habia vendido mi jefe... en un ataque de rabia de mi madre por tener carros viejos en la casa tuvo que desaparecer... snif.. snif... bueno con la lana me quede mas tiempo en los netherlands jejeje

Luiz dijo...

Mendigas maquinotas de 8 cilindros, bien fregonas, pero asi tragaban gasolina! Sobre los tiempos mas chidos, creo que el problema es que ahora somos chorromil mas de gente... con las mismas calles jodidas, ja ja!

Saludos!
Luiz
luiz.bitacoras.com

Aracnida dijo...

ja ja, que cosas hacemos de niños, como que en esa epoca erroneamente los papas no eran cuidadosos, a mi me encantaba ir parada en el aciento del copiloto o sentada con mi papa manejando. Saludotes

jpax dijo...

jajaja yo también me ponía atrás, pero del vocho, ansina como el betogelon, nomás que cuando manejaba pedo mi papá, mejor me acostaba atrás de los asientos delanteros, digo, nomás por precaución, al menos ya no me iba pa delante después de un enfrenón emergente

manuel dijo...

Si tanta diferencia hay en una generación, nuestros nietos van a salir envueltos en una nube de plástico pa protegerlos, y lejos de sus padres
Mi pa tenia un falcon 260, waw, eso era maquina

Nan Sepúlveda dijo...

JAJAJA nosotros teníamos un Rambler'74, verdeee JAJAJA...y le decían el avispón verde...(NAAH!?)
RETROOOOOOO!
a mi también me gustaba irme acostada en esa parte...sobre todo de la Golf '88 que teníamos...ahí si estaba más espacioso el rollo...
Una vez chocamos y yo iba ahí...jajajaja y ni cuenta me di...yo venía bien dormida...
AHH...nothing has changed...
Saludos!

paztor dijo...

Esos si eran carros no jueguetes!!!, el mustang rulea chido!

Kabeza dijo...

Ese Guffo, oye a ver cuándo hacemos un trueque de caricaturas, no?
Saludos.

MEOW dijo...

A mi no me gustaban los coches viejitos, siempre fui mamila para eso (aunque curioso, ahora ya me vale madres) teníamos un Superbee no se de que año pero bien madreado y me daba cosa subirme a él, también tuvimos dos gremlin 78. Luego tuvimos un Topaz 91 que estaba seminuevo tendría un año y a ese sí me subía jajajaja nos duró hasta hace dos años mas o menos... taba chido

Saludos!

La flaca dijo...

el mini-mi 1 se sube en la parte tasera del 206 pero a mi como que si me da miedito con los pinches locos que andan hechos madre (no tu no! ja) y coincido en que antes habia mucho menos coches por consecuente menos accidentes.

Eljudio dijo...

que onda!! por aqui pasando a visitar!! saludos

ALEJANDRO AREVALO dijo...

Que pedo mi Guffo , a mi me paseaban en un mustang 74 con tablero de madera y asientos bien chidos,estandar en ese coche aprendi a meter los cambios,mi primo me llevaba a sus vueltas y de ves en cuando trepaba unas viejas muy sabrosas(me hubiera gustado aprender a meter otras cosas,pero estaba muy chavillo) pero a mi me dejaba en casa de mi abuelita el hijo de la chingada,que carros tan bonitos despues supe que el guey que se lo compro le partio la madre en un choque y el carro termino en un yonke.Saludos .

Ismael Lares dijo...

la mayoría tuvimos un armatoste de esos, no...yo recuerdo que mi primera nave fue un maverick 79, tres velocidades, qué máquina!!!

Cloé Sole dijo...

jajjajajaj que buen rollo..
mi padre tenía un maverick.. y luego un levarón, un vollare.. o no se como se escriba pero le hacía honor a su nombre el monstruo ese.... puafff... me recordaste las delicias de haber estado chiquita jajajja un día salí literalmente volando parada justo atrás en el hueco entre los dos asientos delanteros hasta los pies de mi mamá como copiloto jajajaj uy que tiempos.. pero ciertamente amaaaba ir como figurilla en la cubierta de las bocinas.. ahh que tiempos aquellos, fue bueno.. jaja grax compadre por recordármelo.. :D saludox!