miércoles, abril 27, 2005

la pareja y la felicidad dispareja...

Lo que ablanda, enternece, llena de rabia o salva de un naufragio a nuestro corazón son esas fracciones de segundo a las que nadie les toma importancia. Esos trances en los que te quedas en la pendeja y no escuchas a nadie porque algo más cabrón captó tu atención. Esos instantes que duran eternidades son crusiales para el rumbo luminoso o endemoniado que queramos darle a nuestras vidas. Mientras manejaba por una de las horribles calles embotelladas de mi ciudad, con el airecito acondicionado en el nivel 3 de mi carro, algo me cautivó más que la rola de Counting Crows que escuchaba. En la parada del camión estaba una pareja: Una vieja prieta de falda "fiucha" (no sé cómo se escriba ese color) con un vaquero de botas blancas y dientes postizos de oro, cobre o latón. Lo surreal de la pareja no fue lo que llamó mi atención. Fue la felicidad que emanaban. Una felicidadsototota. Eran feices y punto, lo decía esos lenguetazos sabor a fierro que se daban. Les valía madre si tenían que tomar otros dos camiones pa´llegar a un motel a coger o a su casa a cenar con los hijos, les valía si tenían que brincar charcos, lodazales y tragar smog a kilos durante otra hora de trayecto a su colonia popular. Estaban felices a pesar de que, en el fondo, saben que están condenados a ser pobres toda su pinche vida; sin un carro, una casa propia o educación digna para sus hijos (como dirían los putetes de los políticos en sus promesas de campaña). Estoy seguro que al vaquero de dientes de fierro no le importaba regalarle a sus hijos ropa y juguetes de segunda mano o dormir en el mismo cuarto con todos amontonados muriendo de calor o de frío. Sonreían y eran felices en exceso a pesar de todo; y con su felicidad me decían que el mundo podía pasar a chingar su puta madre. Me sentí cagada sobre cagada, me sentí mierda putrefacta al recordar mis pedorros problemas y las pendejadas que me hacen infeliz. Estos humildes tórtolos me hicieron infeliz con su felicidad. A un lado de la pareja, un padre con playera decolorada cargaba a su niña con vestido roto mientras esperaban el camión. La niña lo abrazaba con fuerza. El papá le hizo cosquillas a la niña con el bigote en la oreja. La niña rió divertidísima y le dio un beso a su papi en la boca. Lo mismo pensé: La niña no recibirá barbis en navidad, ira a la escuela con los calcetines enlodados, nunca vestirá ropa nueva porque el trabajo de su padre no da para más, la discriminarán por pobre, por negrita, por la colonia fea en la que vive... pero ella sentía que su papi era el mejor por traerla de paseo en el camión urbano, sudada, cansada, asoleada, con el vestido roto; y su papi tal vez no había conseguido otro trabajo para comprarle sus barbis, pero la abrazaba rico. Y su papi seguía siendo el mejor del mundo. Padre e hija irradiaban felicidad. Una felicidadsototota que ni tu ni yo vamos a comprender si no nos dejamos de pendejadas sin importancia. Los que considermos infelices, son más felices que nosotros; qué triste... terminó por partírseme el corazón y el carro se me mató en primera

41 comentarios:

drunk happy tears dijo...

que chingón texto!
habrá que hacernos ricos y felices con abrazos y besos...la clave: disfrutar el momento, yeah!

corzeablog dijo...

gracias guffo por recordarme lo jodidamente infeliz que soy....

chale y yo ya que creia salir...

neta que el hombre puede hacerse pendejo y cumplicarla vida, cuando con es mas facil ser feliz

Arthur Knight dijo...

Que padre describes y escribes esas cosas cotidianas que muchos no alacanzamos a ver. La gente no se da cuenta que la riqueza la tenemos dentro, no por fuera. Conozco todo tipo de gente, desde muy economicamente acomodada y gente con problemas economicos. La gente se pierde en las aparencias y dejan hueca su alma, se quedan sin poder compartir con sus seres queridos esos momentos por estar haciendo cosas que les de buenas aparencias. En cambio la otra gente, es mas feliz, su vida es simple y se pueden dar el lujo de disfrutar las cosas mas simples y enriquecedoras de la vida, que los ricos no pueden disfrutar y tratan de disfrazar con sus comerciales "Master Card", para todo lo demas existe "MC" jeje.

Marcela dijo...

Que fregón escrito. Y más fregon que hayas podido ver la felicidad así de humana, de sencilla. Cuando te la encuentras hay que aprender de ella y si algún día se te acerca... apañala!

Esmeralda dijo...

Que buena lección me acabas de dar...

Rockdrigo dijo...

Guffo:

Realmente nos haces pensar, si no fuera porque ahorita nada me puede dar tristeza, pues nos acaban de avisar a mi señora y a mi que vamos a ser papás, se me hubiera arrugado regacho el corazón. Tienes razón en que muy poco valoramos lo que tenemos por mortificarnos por lo que no tenemos...

Saludos desde los callos del pie del cerro de las Mitras en Monterrey...

MeAnGiRL dijo...

Me dejaste sin palabras, Guffo.

Pero si es algo para pensar, neta.


Felicidades al futuro papá, que chido.

Saludos.

fabiola dijo...

Por algo dicen que las MEJORES COSAS DE LA VIDA son gratis!!
Que linda reflexión, de necesitar tan poco para ser FELIZ, y que la FELICIDAD ajena, aflore nuestras importantes carencias.
QUE BIEN QUE LO DICES MI CIELO!!

Hib dijo...

y a veces ni así dejamos de lado nuestros dramas cotidianos, en fin, besos

Victoria Moon dijo...

Guffo, casi me haces llorar.
A veces perdemos los parametros de lo que significa la felicidad y queremos encontrarla de manera compleja. La felicidad esta siempre presente, solo que nos pemeñamos en no verla.

FuLaNo De TaL dijo...

Chido bro... creo que andamos en el mismo canal... sin embargo, creo que una bronca, problema o dificultad cotidiana, es aquí y en China lo mismo... No porque de alguna manera tenga alguien otro tipo de broncas, dejan de tener importancia por ser de otro tipo por no ser importantes.
Apoyo tu idea, y creo que son mas importantes las broncas para poder sobrevivir o las que son cotidianas, y de cualquier manera hay que librarlas y enfrentarlas... Aquí la diferencia radica en que a algunos nos tocó tener algunas oportunidades para prepararnos, tener educación, casa, vestido, sustento, amor, etc; que son cosas que no toda la gente puede tener y que de alguna manera facilitan la "existencia" o la hacen mas placentera...
Apoyo al 100% algo que aquí comentan... todo esta dentro de cada uno, su bienestar, su felicidad, etc. Y como dice mi blog... El paraíso esta dentro de mi... y sino, una guitarra, un whisky y un buen cigarro y se me olvida...
Chido por tí Bro...Keep Rockin...

Simplemente Maluchita dijo...

Es increíble la manera en la que algunos que parecemos "tenerlo todo" nos aferramos a la infelicidad, como si de ella dependiera nuestra vida...
Son las contradicciones del ser humano... ni hablar!
Saludos!
Malu

ARACELI G.P. dijo...

Perfecto tu post, concuerdo contigo en todo pero lo escribes de una manera tan original que llega más que un escrito serio y sobrio sobre el asunto, tienes toda la razón porque te viene del corazón.
He experimentado esa felicidad, y a veces la suelto porque pierdo la visión que ser feliz con lo que se tiene y no desquiciandonos por conseguir lo que no tenemos... Desgraciadamente en lugar de poseer a las cosas, las cosas nos poseen.
La felicidad cuestión de actitud, porque ser feliz no es estar exento de broncas, sino todo lo contrario a pesar de los problemas ser feliz, porque no debemos a echar abajo nuestro mundo porque algo no nos está funcionando.

Guffo Caballero dijo...

Pues felicidades al nuevo papá. Lo único que puedo decir es que estén bien atentos a este tipo de cosas; neta que a mí me cambian la vida. No hay necesidad de que muera alguien o de que suceda una tragedia para cambiar el rumbo para bien o para sentirnos mejor con nosotros mismos... creo yo. Saludos.

davidborman dijo...

Absolutamente cierto. Señor guffo, yo por eso deje mi carrera que no me gustaba y me dedico a vivir los dias como si mañana me f uera a morir, sin caer en los excesos eso si, aunque no me molestaría morirme, asi veria a muchas personas que quiero un chingo

rageforst dijo...

Pues si, es triste pensar como cada quien se forma la vida que necesaria o propiamente no es la correcta, saturarse de problemas que nos agobian y que nos jalan a depresiones y de pronto ver a un niño, una persona una pareja, que nos haga pensar que la vida es para disfrutar esos pequeños momentos, independientemente de los colores y sabores de la banalidad absoluta que reina en todos lados. Donde un beso y el comportamiento natural y amoroso de un padre valga mas que un convenio transnacional de Nacosoft con Sony... La vida es para vivirla como mejor la sepamos, que es algo en lo que rescato a diario con Aristoteles:

La felicidad no es el fin, si no el Medio.

Buen Post Señor don Guffo usted como siempre tan descriptivo e intuitivo

Ariel dijo...

Ya decia o qye no soy la unica en la vida a para la que una vida "meor" no tiene nada que ver con dinero :D
que chido escrito jeje me levanta el animo

pUpPe dijo...

Ay Guffo, neta me provocaste un nudo en la garganta.
Definitivamente, nos encanta complicarnos la existencia.
Un abrazote de miercoles =)

Mau's Brain dijo...

La felicidad está mejor repartida que el dinero

lacho dijo...

Perredista mi guffo, les hubieras dado rait mínimo hijito!! pero tienes razón también me dio por pensar ayer que realmente nececitamos muy pocas cosas para sere feliz, por ejemplo yo con mi cámara y mi ipod estoy del otro lado...

cuando nos vemos?

fofo_mx dijo...

Les hubieras echado el carro encima y "sanseacabó". Así, mientras pasaras un tiempo en la cárcel, podrías pensar en los cabrones que te hicieron sentir infeliz y cómo no están en este mundo para hacer infelices a los demás.

el fer dijo...

Que onda guffo.

Tengo rato leyendote , pero nunca habia comentado.

No tienes madre , que chingon escribes.

Al principio me metia a ver que pes con el panchito y su esponjita pero la neta , tiene reflexiones espontaneas chidas y esta ultima estubo de poca.

Te felicito y agradesco el hecho de compartir ese don de ver las pequeñas grandes cosas de la vida.

Guffo Caballero dijo...

Gracias por todos los comments a todos los bloggeros y no bloggeros. Gracias por tomarse la molestia de plasmar sus sentires y pensamientos, críticas y halagos. Saben que siempre son bien recibidos en esta su humilde casita. Saludos a todos.

Piltrafilla dijo...

Dicen que algunos buscamos la felicidad como cuando se buscan los lentes y los tenemos puestos...es así de simple..nos cuesta mucho trabajo aceptar(porque siempre queremos ser mas felices que los demás...a quienes por cierto imaginamos mas felices de lo que son)
que la felicidad puede ser un beso "bien dado" una abrazo "bien apretado" y un " te quiero" bien sentido...enough!
Saludines

inmortal dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
inmortal dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Gastón Pedraza dijo...

Guffo, me late tu texto, saludos.

VΣŕΘήÍǾџє dijo...

Nunca tuve un beso de mi padre, aunque viviera con nosotros... Y ahora no tengo un amor asi de grande... Quiza por eso no soy feliz.

Me encanta como describes las cosas... senti la felicidad de ellos... gracias por ese momento.

Armando dijo...

Carnal...

spread the happiness virus.

Es contagioso. Usted es parte fundamental de una nueva blogocosa, la que ve todos los días lo que ocurre, lo observa y se alimenta de vida

manematico dijo...

Traes la valvula de sentimiento que se bota inche Guffo. Tu post es bueno y poco a poco mejoras es un estilo personal.

Y en esta vida, como en lo que se escribe, el estilo importa: tu estilo de concatenar las frases y narrar lo que percibes, estilo para tomar una cheve o simplemente para meterl el camaron de ladito.

Me gusto la salida final: escueta, simple: matada del carro en primera!

Cordialemente.

Noxiouz dijo...

Dicen por ahí que la vida es lo que pasa mientras nosotros la planeamos,igual la felicidad...está ahí mientras nosotros la buscamos.
Saludos y esas cosas =)

Rox dijo...

Y que cancion de los countin era?

EXCELENTE POST por cierto

search monkeypox dijo...

ufff!! duro golpe! muy duro golpe!
un saludazo mi hermano

Larissa dijo...

Muy buen post! vaya que a veces nos dejamos llevar por pequeñeces o simples vanalidades que creemos son verdaderos problemas, y olvidamos que existe gente con problemas más reales y que no dejan de ser felices por ello, me dejas pensando... saludos Mr guffo

Mr. Cougar dijo...

'che guffo... esa virtud que tienes para darte cuenta de ese tipo de situaciones, es inigualable.

Y sí me puse a pensar en todas las babosadas por las que me mortifico, y la verdad es que no vale la pena.

Zeth dijo...

¿De casualidad no era Round Here?
No puedo felicitarte por tu manera de escribir. Eres un asco, pero si puedo hacerlo porque tienes una pizca de sensibilidad que los que te felicitan no tienen. Saludos, maestro.

Guffo Caballero dijo...

Si era Round Here!!! compadre Zeth. Pero no sea mamón: todos los bloggeros tenemos sensibilidad, si no, no anduviermos en esto de la blogósfera. Ablándese cabrón, escribe muy chido, pero no sea tan Ron Damón.

La flaca dijo...

eso es lo chingon de voltear a ver pa' bajo mi buen lord guffo, siempre es bueno darse cuenta que ni carrito, ni climita es mejor que un beso sabor a fierro o un beso lleno de babas de un hijo, por lo pronto podemos voltear a ver pa' bajo mas seguido y por que no? tambien se aprende de eso.... saludos!!

ARACELI G.P. dijo...

Guffo... Quiero hacerte saber que el día que publicaste este post, por la tarde en el messenger un amigo panameño se estaba lamentando de sus problemas económicos y que no era feliz, que siempre anda batallando, traté de darle ánimos y por supuesto recordé tu post, le pasé el link... Y Santo remedio, al día siguiente me comentó que le había servido mucho...
Felicidades y sigue compartiéndonos felicidad, que todos aquí te lo agradecemos!

Anónimo dijo...

que onda Guffo, me diste una cachetadota de realidad cotidiana, y por supuesto com a los demas me hiciste ver lo pinche insignificantes que son algunas veces los "problemas" que uno tiene.

Chida tu blog lo estoy leyendo desde el principio y apenas voy aqui, me falta d a madre para ponerme al corriente, pero no pude resistirme a poner un comentario.

felicidades nuevamente por tu Blog.

Anónimo dijo...

Una vez lo dijo un pensador griego, estimo más intrepido al
que conquista sus deseos que al que domina a sus enemigos, porque la victoria más sufrida es la conquista sobre uno
mismo.
My weblog :: Amanda