sábado, enero 05, 2019

Y todo por un dibujo

Siempre estaré agradecido con este dibujo, pues fue el que me llevó a dar una plática sobre caricatura política y derechos humanos al Palacio de la Paz de La Haya, algo que ni en mis sueños más locos hubiera imaginado.

Son curiosas las circunstancias que se dieron para la creación de esta imagen. Al principio era sólo un puño de colores que nos pidieron hacer para una campaña en la agencia en la que actualmente trabajo, pero como a la mera hora mi ilustración no se utilizó para tal propósito –y, la verdad, me había gustado mucho (y no siempre quedo tan satisfecho con mi trabajo)–, decidí guardar el dibujo para darle algún uso a futuro.

Y la oportunidad de revivirlo llegó el verano pasado...

Resulta que a mediados del 2018, Cartoon Movement –una agencia de caricaturistas a donde mando trabajo desde hace casi 5 años– lanzó una convocatoria para ilustrar los 30 artículos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos en su 70 aniversario. Los cartones que mejor los representaran, serían elegidos y exhibidos en varios eventos en varias partes del mundo, y, aparte, se pagaría algo así como 100 euros por dibujo escogido.

Aunque el premio era "simbólico", ésta no era una convocatoria "cualquiera", pues, aparte de Cartoon Movement, en el evento estaban involucrados el gobierno del Reino de Países Bajos, el Palacio de la Paz de La Haya y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidad para los Derechos Humanos.

Y, como desde hace dos años empecé a mandar dibujos a todos los concursos de los que me entero, obviamente decidí ponerme a trabajar en mis propuestas para ilustrar los artículos de la DUDH que más me inspiraran. Y éstas fueron algunas de las imágenes que mandé:
De todos los dibujos que envié, preseleccionaron 3 (el del puño, el del pasaporte y el morado con la familia abrazada), y, después de una votación, mi puño de colores rechazado en la agencia –con algunas modificaciones– fue la propuesta elegida para representar al Artículo 21 de la DUDH ("Toda persona tiene derecho a participar en el gobierno de su país").

Como nota aparte: siempre pensé que el dibujo morado, el último que les mostré arriba (ése sobre la migración) –y que representa al Artículo 14 y 17–, sería el elegido para el evento, pues se convirtió en mi favorito porque dibujarlo fue un proceso un tanto emotivo, snif. Pero bueno, no se dio; pero como sucedió con el puño de colores: ya llegará el momento de darle una segunda oportunidad a esta imagen. 

Total que todo muy bien: expondrían mi dibujo en el Palacio de la Paz de la Haya y en las oficinas de la ONU en Ginebra y en Sao Paulo y en varias ciudades del mundo; aparte, recibiría un módico pago en euros como los otros 29 participantes cuyos dibujos resultaron seleccionados. Pero de pronto, todo cambió...

Justo el día en que acepté volver a la agencia para la que había estado trabajando durante la primavera y el verano (en el proyecto del mentado puño de colores), el mero mero de Cartoon Movement me manda un correo diciéndome que los demás involucrados en la organización del evento del 70 aniversario de la DUDH, querían que yo, Guffo Caballero, fuera a La Haya –avión, hospedaje y viáticos pagados por 8 días– para dar una plática en el mismísimo Palacio de la Paz sobre mi trabajo como caricaturista en México y mi experiencia como guardia de seguridad en una prisión preventiva, pues éste tenía que ver con el tema de los derechos humanos.

Y pues me quedé en shock. La verdad nunca imaginé que el trabajo más pinche feo que he tenido en toda mi vida –junto con el dibujo de un puño de colores– me llevarían una semana con todos los gastos pagados a la sede del derecho internacional. Y que, aparte, hablaría frente a un público multicultural sobre mis vivencias como monero/celador.

Total que acepté más que gustoso la invitación al Reino de Países Bajos. Los días antes del vuelo, me puse al corriente con todos los pendientes de la oficina, adelantando toda la chamba que pudiera (pues acababan de recontratarme y yo ya andaba pidiendo días libres para viajar, jejeje). Por las noches, después de la oficina, me ponía a recordar las experiencias más amargas que viví como guardia de seguridad, y las redactaba, traducía y practicaba frente al espejo el speech que daría en el Palacio de la Paz, imaginándome a todos los presentes encuerados –obviamente– para así vencer el maldito pánico escénico que siempre he tenido, pues no quería que mi primer plática ever fuera un desastre. Y el 4 de diciembre, al mediodía, volé a Ámsterdam.

Recuerdo que lo primero que pensé ya trepado en el avión, fue: "Qué chingón cuando el trabajo creativo te abre las puertas del mundo". Este pensamiento era algo que traía clavado desde hacia tiempo; algo que, de cierta forma, siempre había deseado vivir. Creo esa espinita se me clavó después de ver una entrevista de Chavela Vargas, en donde decía que ella nunca había necesitado dinero, pues a todos lados la invitaban por su forma de cantar. Y hagan de cuenta que así me sentí esa semana. No era el "ser famoso" ni el  "ser reconocido" ni el "Uy, qué honor, soy el único regiomontano que ha hablado en este lugar"; era algo que iba más allá. Era sentir que mi trabajo, lo que quiero hacer por el resto de mi vida, es un lenguaje universal que traspasa cualquier frontera.

Muchas gracias a todos los que siempre han estado aquí, disfrutando de lo que disfruto hacer. Les mando un abrazo y les deseo un buen fin de semana.
Infrest...infrestructochor... infraestructur...
Calidad de vida, snif.
Puestos de jochos y arenques.
Bicis, bicis y más bicis.
La Haya
Biblioteca Central de Ámsterdam, con 5 pisos, elevadores y escaleras eléctricas. Impresionante.
Así lució el Palacio de la Paz el lunes 10 de diciembre, día en que se celebró el 70 aniversario de la DUDH. 
Tjeerd Royaards, el mero mero de Cartoon Movement.
Despedida en un bar cuyo logo eran dos ranitas cogiendo O_o

18 comentarios:

Anónimo dijo...

Me da gusto por ti, que tus convicciones de como y de que vivir, ya hayan permitido cumplir ese sueño. Saludos.

OGRRE dijo...

Muchas felicidades, no se si sea raro alegrarse sinceramente por alguien a quien uno "no conoce" pero que pinche gusto me dio, la verdad, un abrazo y que sigan los éxitos.

Claud dijo...

Pues como dice el post: "Qué chingón cuando el trabajo creativo te abre las puertas del mundo".

Chema dijo...

Pues muchas felicidades, te deseo exito en todo lo que hagas.

Fran dijo...

Ánimo viejo, felicidades.

Aristarco dijo...

Te sigo desde hace varios años Guffo, precisamente por la forma en la que expresas tus ideas (aunque no necesariamente comparto todas), y no causa sorpresa, era de esperarse que algo así llegara, y estoy seguro que aún hay más por llegar; felicidades, no sólo por tu viaje, sino por tu actitud, tu ideología y tu manera de afrontar la muy torcida realidad mexicana y regiomontana.


@Steppenw0lf

YiNef dijo...

Leo tu blog desde hace años y me da mucho gusto saber que tu trabajo te llevó a La Haya. Enhorabuena!

gabo dijo...

Estoy seguro fuimos muchos los que estuvimos muy orgullosos de tí cuando anunciaste el viaje. Más gusto ahora que regresas y compartes lo vivido. Más aún esa puerta que abres con el arte, tanto para tí como para México.

Que sean aún más umbrales que cruces.

Esagui dijo...

Felicidades Guffo. Ojalá y este sea el primero de muchos viajes exitosos a los que seas invitado disfrutando de los frutos de tu trabajo.

Guffo Caballero dijo...

Muchas gracias a todos por sus lindas palabras, y por seguir aquí leyéndome. Les mando un abrazo fuerte.

Anónimo dijo...

Siempre te desearé lo mejor aunque pensaba que te conocía pues me di cuenta que no :( pero sigue con tus exitos y Dios te siga bendiciendo como hasta ahora!

vhsmen dijo...

Guffo yo te lo dije un dia.. que tus dibujos eran destreza del alma..o algo asi jajaja y que yo los guardaria pa cuando fueras famoso... me da un gusto enorme saberte asi.. excelente mi guffo ahora si merecen unas chelas bien heladas... hay que darle buen uso a eso euros jajajajajaj

Hesler Samaniego dijo...

Nunca dejes de contar historias Guffo.
Felicidades.

Guffo Caballero dijo...

Gracias por sus comentarios y sus buenos deseos y bendiciones. Aquí seguiré mientras tenga qué contar, jejeje. Saludos.

Jigace dijo...

Muchas felicidades! Como esto no se publicita mas!!!

Ruvalcaba dijo...

Felicidades Guffo. Un abrazo. Se te extraña por este medio. Saludos

Pablo Cabañas dijo...

Muchas felicidades por tan alto honor :D

Guffo Caballero dijo...

¡¡¡Muchas gracias!!!