lunes, marzo 20, 2017

Días de asueto

Podría decir que debido a mi trabajo y al estilo de vida que elegí llevar, todos los días son días de asueto. Pero no. Me gustan los días de asueto oficiales, cuando la gente con horario de 9 a 7, por ley, no debe de trabajar. En estas fechas la ciudad se vacía y es más amigable. Se puede caminar o pedalear con calma, sin toparte en cada esquina con la neurosis de sus habitantes; sin sentirte arrastrado por su caos y sus prisas. Me gusta salir a descubrir lugares que en días "normales" a veces no me doy cuenta que existen debido a ese ritmo al que siempre le he sacado la vuelta aprender a bailar, pues no da para un minuto de contemplación. Por eso me gustan los asuetos oficiales: porque me siento turista y puedo salir tranquilamente a tomar fotos de lugares que no solemos frecuentar o capturar esos detalles que se nos pasan en días de ajetreo laboral.
Letrero vintage de un bar que se convirtió en club: entras sólo si conoces a alguien.
Colegio Naranjo. Me da cosa que estas reliquias estén condenadas al olvido.
Obra de arte frente al metro, en avenida Colón.
Báscula de banqueta.
Tortas de $10 pesos afuera de la estación Félix U. Gómez.
El mítico Cine Raly, aún en operaciones a pesar de los grandes complejos de salas. Sus chilidogs son famosos. 
En plena calle, un moral negro pletórico de frutos.
Nunca había visto este estacionamiento de biclas. Me sentí en Copenhague :P 
Terraza de El Refugio. De fondo, el edificio de correos.
Chilaquiles de El Refugio.
Taquería La Mexicana. Casi 70 años de existir.
Carnicería La Mexicana, dentro de la taquería.
Sus tacos.
Abarrotes Doña Maru: sus tostadas y tacos de harina son un secreto a voces.
Yo merengues con una obra pictórica de fondo. Foto de Fabiola Garza.

1 comentario:

Dime.. dijo...

Es bonito y muy agradable cuando logras esa tranquilidad y esa paz mental que logras deshaciendote de los estereotipos de la vida moderna. ¿Yo? Todavia no puedo :(

Saludos.