lunes, julio 06, 2015

El caso de Jairo

Jairo cumplirá cuatro meses de prisión preventiva en las celdas del único municipio en el estado de Nuevo León donde ganó la alcaldía un candidato independiente.

Nunca me había tocado un caso como el suyo. Es decir: nunca alguien se había quedado más de 36 horas detenido en este lugar. Jairo está aquí porque no hay casas de arraigo y sigue un proceso legal en su contra, esperando librarse de ir al escabroso Penal del Topo Chico. Su próxima audiencia será el 22 de julio.

No ahondaré mucho en términos o referencias legales, pues soy un ignorante del tema. Lo muy poco que sé es por oídas, algunas lecturas, papeleo de oficina y pláticas con el propio Jairo, que, por su situación, sabe más que yo de materia penal. Tampoco hago muchas preguntas sobre su caso a otras personas porque, pues, a mí qué me importa. Y no es que no me importe, pero, digamos que laboralmente, su asunto no debe ser de mi incumbencia. Las contadas veces que han venido el fiscal y su abogado, me quedo escuchando al margen de la puerta de la sala de visitas, pues mi trabajo se limita a que la estancia de Jairo en celdas sea digna.

Jairo acaba de cumplir los 19 años. Se le acusa de violación y robo con violencia a una menor de edad. He convivido con él, con su novia y su familia durante el tiempo que lleva detenido, y, conociéndolo un poco más a fondo -su mirada, movimientos, pensamientos, carácter, el tono en que agradece o pide las cosas por favor-, creo que es inocente.

Su historia es medio confusa. Parece una mala jugada del destino. La versión de Jairo es que su hermano menor -un chavito de 13 años- encontró en un lote baldío el chip del teléfono de la chavita a la que violaron, y se lo puso al suyo. Dieron con él por la foto del Whatsapp. Al principio la chavita dijo que el de la foto no era su agresor, pues, según su versión, éste era mayor y tenía aspecto de indigente. Después, al ver a Jairo, dijo que se parecía a quien había abusado de ella, "pero en limpio". Total que lo señaló y lo acusaron y aquí está encerrado.
A la chica le han realizado algunos estudios médicos. No encontraron semen ni desgarramiento anal, como en un principio refirió la joven en su versión del ataque, la cual, tiene algunas contradicciones. Jairo asegura nunca haber visto a la chica, pero piensa que pudiera estar encubriendo a alguien. Quizás a su novio, de quien sí ha escuchado hablar y dice tener "mala fama".
Hay más pruebas a favor de Jairo, pero me comentan que los padres de la niña pudieran tener miedo de que salga libre y tome acciones legales en su contra por el tiempo que le hicieron pasar encerrado siendo inocente; por eso dicen que la niña no se retracta de lo que dice. Espero que esta versión sea sólo un rumor. Jairo asegura que nunca haría eso. Que no quiere problemas ni dinero. Que nada más quiere volver a la prepa. Le duele no haberse graduado junto a su novia.

El abogado de Jairo también cree que es inocente. Lo he escuchado decir eso varias veces en privado, cuando no está presente Jairo. "Mire, Lic., la verdad no perdería mi tiempo sabiendo que el chavo es culpable". Por otro lado, el fiscal no está tan convencido. La historia del chip en el lote baldío le parece absurda. ¿Encontrar un chip de teléfono entre tanto escombro y maleza? Una vez el fiscal llegó a sugerir que el hermano de Jairo pudiera haber sido el violador y que Jairo se había echado la culpa. "Me ha tocado ver niños sicarios", fue su argumento.
Jairo dice que su hermano cruza ese lote baldío casi a diario para ir a la secundaria y que desde que Jairo está preso, siente mucha culpa, llora y no duerme por las noches. Otro argumento a favor del fiscal: "el hermano siente culpa por algo". Yo nunca he visto llorar a Jairo. Tampoco lo he escuchado hacerse la víctima. Platica con soltura y sonríe seguido, como si no le guardara rencor a nada ni a nadie. Por eso digo que si Jairo está diciendo la verdad, su situación es una muy mala jugada del destino.

A diario vienen familiares a verlo. Su mamá le trae desayuno, comida y cena. Una vez me regaló elotes y tamales. Una tía le trajo una Biblia y un rosario. Su papá siempre le trae el periódico El Metro. También dejé que pasaran una pequeña bocina y unos audífonos para que escuche música. Yo le he traído algunos libros y muchas revistas para fomentarle el gusto por la lectura. Hace poco me pidió hojas y lápiz. "Me gusta mucho dibujar, Lic.". Me muestra sus dibujos. Le doy algunos consejos y tips de lo poco que sé y le muestro los que yo hago. La vez pasada le ayudé a trazar un rinoceronte que vio en una National Geographic. Los dibujos los pega en la pared de la celda con cinta adhesiva. Los oficiales los observan curiosos y lo felicitan. También le estoy enseñando a hacer los crucigramas de la penúltima página del periódico. La otra vez me sorprendió que se supiera la palabra "etnia" como respuesta. También se supo "caparazón", "oleaje", "hilera" y "reprender".

Éste es el caso de Jairo. Sólo quería que lo conocieran. Estas cosas son las que hacen interesante este trabajo; las que hacen que valga la pena venir y sentir que se hace una diferencia, aunque sea en una persona. Sólo espero que después de la audiencia del 22 de julio, Jairo sea declarado inocente y quede en libertad. 

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Sí, es una historia confusa. Tal vez sea inocente. Pero te aseguro, a que no no puedes decir que lño sea tan solo porque hbala amablñe, bonito y es tranquilo.

Te sorprenderías saber que los enfermos mentales y asesinos, suelen ser los más amables del mundo.

Saludos.

Mussgo
Campeche

Anónimo dijo...

oye guffo, si el muchacho ese tuviera dinero estaria ahi ? con dinero como se arregla el problema cuentanos jaja

ahora resulta que por tener un chip ya es culpable ? vaya sistema de justicia........

Àngello dijo...

Chida la historia del Jairo carnal, si es cierta, ojala y tenga un buen abogado...

Raven dijo...

Vaya historia de Jairo, la situación del chip me parece muy interesante ojala que todo se resuelva de la mejor manera.

Saludos!!

Guffo Caballero dijo...

Mussgo: Ah, claro, hay mucho pinche enfermo que disimula muy bien no estra mal de la chompa, jajaja. Lo que no cuadra es lo de "aspecto indigente" y lo de que dice que la violaron y quesque la habían embarazado y no hubo rastros ni de semen ni de violencia sexual. Esa creo que es la prueba más contundente. Saludos y gracias por seguir viniendo a comentar.

Anónimo: No sé, la verdad. El chip es como que la prueba más fuerte contra Jairo. Dónde lo encontró y cómo lo encontró el hermanito no le cuadra al fiscal. Y que la niña diga que Jairo "se parece, pero en limpio" a quien abusó de ella. Yo nomás se las paso a como la vivo a diario.

Ángello: Según esto, por lo que se comenta en el jale, sí es muy buen abogado el que trae.

Raven: Sí, eso del chip está para filmar un thriller, jajaja. Saludos.

Alexander Strauffon dijo...

El caso es duro y lamentable. Ojalá, si es que es inocente, le vaya bien en la audiencia y quede en libertad. Sobre el fiscal, sí tiene un punto señalando el absurdo de hallar un chip (solo el chip, según el relato) enmedio de lo que hay en un lote, y ponerlo. Como todo fiscal seguro es duro e inflexible, pero eso del chip si queda acomodado dentro de la duda razonable.

Anónimo dijo...

primal fear - ending scene

https://www.youtube.com/watch?v=ZE1i6VIiXZI

jairo es culpable

Master of Doom dijo...

pienso también que Jairo esta encubriendo a su hermano.

pato dijo...

Cuantas personas estarán en la misma situación, me refiero a que sean inocentes, porque yo creo que es inocente, aunque su tranquilidad me hace pensar. Ni se, ojalá sigas contando como va. Un abrazo !

J. Felipe Flores dijo...

No hay pruebas de ADN? Veo mucho la ley y el orden? Que mal que sea un presunto culpable