sábado, junio 25, 2005

el sordo cabron...

Dicen que no hay peor sordo que el que no escucha. Pero qué tal si el pinche sordo tampoco ve. El guardia que está en la caseta de la entrada del periòdico está más sordo que Stevie Wonder; claro está, si Stevie Wonder fuera sordo en vez de ciego. En el año que lleva el Sr. Tapón de Cerilla aquí jalando, no ha habido un sólo día en que yo no me tenga que bajar del carro a abrir la rejota de fierro del diario matutino en el que laboro. No sé si no se lave bien las del elefante o le haya dado sarampión de chiquillo, pero el bato no oye ni madres por màs que le pites y pites. Aparte de que el señor está choreco y tiene la música de la Rondalla de Saltillo en el número 10, Mr. Tímpano Inexistente siempre está dormidote el muy cabroncito; y, cuando no está dormidote, está en la caseta haciendo no sé qué que no ve cuando la gente llega. Su único trabajo es abrir y cerrar la puerta de entrada y, sin exagerar, en los 365 días que tiene aquí jalando, menos de 10 veces me la ha abierto. Siempre me bajo echando madres del carro, más aún, cuando está lloviendo: "Pinche Dumbo choreco cabrón jijo de tu orejona madre", y ya que abrí la reja de par en par, lo escucho salir de la caseta todo atareado: "a´i voy, a´i voy, a´i voy". A´i voy, ¡ya pa´qué, cabrón!!! si ya me mojé todo. Bueno, juarjuarjuar, debo admitir que cuando lo veo dormido, azoto la reja con toda la madre contra la pared de la caseta y el bato brinca al borde del infarto, juaruarjuar. Una vez que estaba dormidote, le aventamos un cuete de esos que les dicen palomas dentro de la caseta juarjuarjuar. Nunca supo quién fue y además tuvo que barrer todos los trocitos de periódico doblejuarjuar. Chale, tanta fue mi mala vibra contra el sordito valiente, que ya lo corrieron antier; dicen que tomó sus cosas y se fue, ni siquiera volteó para atrás cuando le gritaban que se le iban cayendo sus cosas de la mochila, snif. Y hoy, que llego al periódico a entregar las ilustarciones para el día de mañana, me topo con que la reja estaba cerrada con candado. Me bajo del Peyote, me asomo en la caseta, no veo a nadie, me pongo a gritar, sueno el claxon del Peyote y, a los cinco minutos, sale corriendo, de quién sabe dónde, un anciano de lentes que en mi vida había visto, gritando: "a´i voy, a´i voy, a´i voy!!!". ¡Shit!!!

12 comentarios:

Ariel dijo...

JAJAJAJAJ NO MA

Agridulce dijo...

que se me hace que eso es cosa del diablo... la pinchi recepcionista de aca en mi chamba tiene el mismito trabajo, abrir la puerta y atender al guey q llega... Pues tambien sufre de la misma sordera

eM dijo...

chale, al rato vas a extrañar a don tímpano inexistente

Sofia dijo...

aaaay pobre hombre......esta medio wey pero de eso vive.......

VΣŕΘήÍǾџє dijo...

Que mala onda... pobre señor sordo, se quedo sin trabajo por no limpiarse los oidos.. o por hacerse guey pa no abrir la puerta... pero te fue peor, o no??

MEOW dijo...

Pues suerte con don Viejito entonces, no vaya a ser que por echarle mala vibra se petatié en vez de que lo corran del jale

Saludos!

JaZzY dijo...

jajajajaja shialez Don Guffo.. q feo, esto es una brujeria!!

el mangos dijo...

pta Mr guffo!!casi siempre que voy a una chamba me topo con polis de esta indole, la neta si me cagan.
como sea! saludos desde este agujero

nacho dijo...

La verdad creo que se hacen los sorditos para pasarla bien...
El colmo de un ciego: llamarse Casimiro.
Saludos. (humphreybloggart)

Bellota dijo...

:P jajaja che guffo maldoso

eliuk dijo...

inche Guffo!!!!!! el ñor era completamentente normal, todas las mañanas se levantaba al escuchar el despertado (porque si lo escuchaba), despues oia su musica favorita en la Wacharaka, mientras se limpiaba sus oidos antes de irse al periodico, pero todo termino el dia que unos cabrones sinjale fueron y le echaron a su "oficina" un pinche palomon bruto que lo dejo sordo y sin jale, pobre ñor!.
jejejeje, Saludos Guffo y un abrazo pa ti!

eliuk dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.